martes, noviembre 04, 2014

Alimentación y progreso


A menudo recibo cartas de vosotros, pequeños macacos curiosos, con preguntas sobre casi cualquier tema. ¿Quién soy? ¿cómo soy? ¿a qué dedico el tiempo libre?
La mayoría de las veces las cuestiones tienen que ver con mi ciudad, que a pesar de ser el centro del universo es una gran desconocida para el gran público, víctima de los sucesivos sistemas educativos fallidos.

Me preguntáis con gran ingenuidad si a Huesca llega el internet. Venga, pensadlo un rato antes de comer y sacad vuestras propias conclusiones.
También se repite una pregunta: ¿pero en Huesca hay supermercados para ir a comprar y tal?
No es un fenómeno antiguo el de los supermercados. En el medievo todo lo que veis era pequeño comercio, economía de subsistencia y calles gremiales. Con la ilustración la cosa siguió igual pero más cara. La ilustración fue un poco como el euro.

Os dejo con este enlace a un estupendo reportaje del NODO sobre la llegada a Huesca del supermercado, en año 1960.


(Empieza exactamente en el minuto 1:00)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

El gobernador de Huesca podría ser Alfred Hitchcock inaugurando el supermercado.Que ambiente más siniestro se respiraba en el discurso del ministro...todos con trajes negros,calvos,serios,muy serios,inquietante época.
Sonia.

NáN dijo...

Já! Se pensaban los brasileños que nos iban a quitar el segundo puesto de relevancia noticiaria. ¿Cómo se puede comparar la importancia de El Súper de Güesc, verdadero motor de transformación de esa ciudad cristia y avanzada, con levantar una ciudad en el puto centro de la selva, donde no se puede vivir sin que te frían los mosquitos?

ámos anda!

Que se jodan.

El chico de los tablones dijo...

Muy fan de las entradas de Huesconsin. Con el ajetreo del día a día a veces pierdo la perspectiva y me olvido de lo afortunado que soy por vivir en la capital mundial.

A propósito, un día de finales de agosto, tomando un café en el Bendita Ruina, presencié un curioso incidente entre el camarero del bar y un tipejo al que inmediatamente identifiqué como el carrilano del post "Helarte".

Saludos a todos.

P.D.: Es un placer poder volver a leerte después de este pequeño paréntesis :-)

molinos dijo...

Buenísimo. XD

De todos modos yo que llevo muchos años pasando por Huesconsin me acuerdo perfectamente de cuando abrieron el supermercado de El Coso Real ese centro neurálgico de la ciudad con su macdonalds al lado donde paran todos los padres con niños que suben y bajan de los Pirineos.

Elvis Arsy dijo...

Tal y como lo cuentas, parece que Huesca sea la nevera de África... Si seguro que ya han llegado hasta los Ferrero Rochet...
Saludos.

HombreRevenido dijo...

Sonia, pues entonces fueron criticados por su, cito textualmente: "look desenfadado y jovial, tan fuera de lugar como inadecuado, punkis"

NáN, tienes toda la razón. El NODO era ecuánime y supo ver la relevancia de la noticia.

Gracias, Chico de los tablones. Yo doy gracias al cielo todos los días por pisar el suelo sagrado oscense.
No me extrañaría que el carrilano que viste fuera el mismo sujeto del post. Un señor que tiene sus días. A veces genial y otras (la mayoría) irritante.

Molinos, ¿has visto cómo nos las gastábamos en los 60?
El Coso Real (como su propio nombre indica) fue inaugurado por el rey de Aragón Ramiro II. Ya entonces subía gente al Pirineo y paraban allí.

El McDonalds llegó algo después. En el siglo XVII, creo.

Elvis Arsy, somos los guardianes de las esencias de occidente. También guardamos el cierzo y tenemos las mejores pastelerías de la Vía Láctea. Casi nada.