viernes, noviembre 28, 2014

Transición

Vosotros me culparéis a mí. Yo culpo a mi ordenador. Menudo carácter se le ha puesto al jodido.
Hay días que le cuesta más a él ponerse en marcha que a mí. No sé, esta sufriendo.
Mi portátil se ha convertido en un ordenador adolescente, que cierra los programas dando portazo y no hay quien lo aguante.

Esto me ha llevado directamente a escribir el post con el móvil. Bueno, a eso y a muchas más cosas. Porque no tengo muy claro lo que voy a escribir en los próximos párrafos y eso me intranquiliza. Como si estuviera en un interrogatorio de una cosa y temiera contar algo que me incrimine respecto a otro asunto que no tiene nada que ver.
Ya de niño era un monete nervioso y hablador, como esos personajes de novela que acaban delatándose.
Si quisiera robar un banco me acabarían vendiendo un seguro.
Si quisiera formar parte de una célula durmiente terrorista me acabarían pillando por los ronquidos.

¿Lo veis? Dictarle los posts al móvil lo hace todo mucho más íntimo. Y por el camino surgen todos los grandes temas contemporáneos: el autocorrector, los grupos de whatsapp... a lo mejor es verdad que esto de los teléfonos inteligentes consiguen un efecto contrario en nuestras mentes. Nos uniforman. Y aún peor, nos hacen dar crédito a reflexiones impulsivas y lamentables como esta última.

Para compensar todo ello y daros más herramientas con las que juzgar mi deterioro mental, mañana escribiré el post a mano.
¡O no! ¡Mejor lo dibujaré!

El chimpancé sin habilidades artísticas tomará lápiz y papel en un ejercicio de funambulismo bloguero de alto riesgo.

Si sale mal (que saldrá), podría volver a perder vuestro respeto para siempre.

Pensad que este es un post de transición de una semana de transición.

Una transición desbocada hacia la autodestrucción, el fin de semana y ese último paso en falso que me conducirá sin remedio a la cárcel de internet.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Nuestro respeto lo tendras siempre simio,incondicionalmente,y por tocar los kiwis un poquito:desbocada hacia la autodestruccion significa un fin de semana alocado con sustancias no muy sanas en el organismo?:D
Sonia

NáN dijo...

Si lo que intuye Sonia son drogas, en ese tema soy muy estricto. De las drogas no quiero ni oír halar... a quien no esté dispuesto a invitarme.

Aquello noerayo dijo...

Nos mantenemos a la espera pues

HombreRevenido dijo...

Sonia, algo perjudicial e insano habrá, eso seguro. Aunque sea sólo esta lluvia coñazo.

NáN, en la Academia nunca hemos tenido problemas con las drogas. Siempre ha habido de sobra.

Aquello noerayo, no sé si es buena idea. Yo que vosotros optaría por escapar.

Angie R M dijo...

Cuánto aprendo aquí!, ahora sé que mi portátil está en la adolescencia y por eso está tan insufrible últimamente (y debe habérselo pegado al smartphone... no sé qué han tenido entre ellos y me da miedo preguntar ¬_¬)
Yo espero que no haya autodestrucción ¿eh?

Elvis Arsy dijo...

Lo importante de una transición, es que sea para mejorar. Si no... vaya mierda de transición.
Saludos.

HombreRevenido dijo...

Angie R.M., cuando el ordenador se pone rebelde luego va el móvil detrás. No falla. Y ojo que como no atajes la rebelión se te apoderan el resto de artilugios electrónicos de la casa. Y sin el microondas no somos nadie.

Elvis Arsy, la transición ha sido prácticamente una catarsis. No sé si nos ha conducido a un lugar mejor. Confío en que al menos sea más barato.

Nisi dijo...

Un post escrito a mano, ¡qué gran idea! Meencanta, meencanta, meencanta. Hazlo. O sino, lo hago yo.