jueves, julio 06, 2006

Parece que fue ayer...



Hoy este blog cumple un mes. Para celebrarlo: cuatro horas de sueño, madrugón y reuniones maratonianas hasta la noche. Para que luego digan que el internet es de los ociosos y de los listos.

Hoy he descubierto lo rápido que pasan quince minutos de descanso.
Menos mal que me quedas tú, mi desagüe, mi sonajero, mi tamagotchi, mi espacio (sideral).

5 comentarios:

Caipi dijo...

Felicidades hombre revenido!
Sigue así, mono.

HombreRevenido dijo...

Muchísimas gracias, Caipi

Aquí sigo, hasta que me echen

Leonardo dijo...

Muchas felicidades.
Por otra parte, todavía no puedo creer que haya un muñeco articulable de Freud.
Saludos.

magog dijo...

felicidades hombre revenido. recuerda que el trabajo dignifica al hombre, que no por mucho madrugar amanece más temprano y que hasta el 40 de mayo no te quites el sayo

HombreRevenido dijo...

Gracias, Leonardo, gracias , Magog, vuestra visita es todo un placer.

El trabajo dignifica al hombre, ciertamente.
Pero sólo la voltereta dignifica al mono.