lunes, septiembre 18, 2006

Lunes y otoño


Recupero la normalidad, muy poco a poco. Las obligaciones laborales me tienen aquí secuestrado a la fuerza, si no, seguiría durmiendo hasta la primavera.
Finde tremendo. El sábado, despedida de soltero, todo un alarde gastronómico y alcohólico, con el minibús por esas carreteras de Dios. Sensacional. Todo precedido de la liada del siglo en el cubitos la noche de antes; una cerveza, pero sólo una ¿eh?... nunca aprenderemos.

La frase de la despedida:
- A ver, ¿preguntar es faltar?
- No.
- Pues ya está, ¿tu madre es puta?

Incivilizados. Ya es tarde para cambiar, por suerte.

Por lo demás, al llegar a casita hubo de todo: susto, disgustos, cansancio atrasado, recuerdos, sms, encrucijada, buenas palabras y buenos sentimientos. Por eso creo que tengo hoy el corazón blandito (el cerebro esponjoso es por la resaca).

10 comentarios:

El Caracolico dijo...

Me temo que hoy soy Odie, mi finde fue tan "así" que estaba deseando que llegara el lunes.
Es lo que tienen las travesías por el desierto, prefieres estar acompañado aunque sea de dromedarios que en enorme soledad.
Y cuídate ese corazón blandito o mejor aún, que te lo cuiden mucho.
Feliz semana

Peibols dijo...

Yo es que solo me tomé una...

o eso recuerdo
;-)

Fdo: el fascista musical

HombreRevenido dijo...

Gracias por los buenos propósitos, Caracolico. Que te cuiden a ti también. Y si puedo hacerte un poco de compañía, pues mejor que mejor.
Feliz semana pa ti!!!

Peibols, te tomaste más de una, canalla. Y yo también.
Fue una noche divertida.
Y no te enfades, te he llamado mandón, no fascista, por dios.

bio dijo...

...suscribo lo del otoño...yo también estoy muyyyyyy blandita....me voy debajo de la manta con un colacao...

HombreRevenido dijo...

Mucho ánimo, Bio. Este otoño empieza raro pero acabará bien. Me apuesto el bigote (el que deja el colacao)

Traslalínea. dijo...

El corazón blandito...está mullidito o desinflado? Ten cuidado con los SMS, pueden ablandar más de un corazón.
Seguro que la mente esponjosa también juega su papel en tu percepción.

HombreRevenido dijo...

Sí, traslalínea, soy una piltrafilla completa. Pero en cuanto duerma bien, beba agua y vuelva al gimnasio todo cambiará.

Los otoños y los septiembres son difíciles para las vísceras en general.

Caipi dijo...

Los otoños y los septiembres son propicios para las buenas intenciones, los buenos propósitos y las nuevas hazañas.
Saludos, hombre venido.

caipi dijo...

digo, hombre REvenido

HombreRevenido dijo...

Caipi, primero vine y luego me revine, jeje.
Saludos para ti.
Quizás no sirven de nada los buenos propósitos si volvemos a caer una y otra vez en los mismos errores. O tal vez esa sea la hazaña, superarse.

De todos modos, gracias a todos. Hoy ya estoy muuucho mejor.