miércoles, septiembre 13, 2006

Zugzwang


Vivimos rodeados de excusas, pequeños puntos de apoyo que sostienen a nuestra tenebrosa imaginación. El amor, la amistad, la comunicación, no son nada ante esos centros de gravedad que justifican cuándo ir y cuándo volver. Como el jugador de ajedrez que busca la victoria hasta que el primer percance, la primera duda, le hace cambiar la táctica y empezar a pensar en las tablas, en no perder.
Conozco gente a la que le invade un repentino sopor cuando leen o escuchan la palabra ajedrez. A mí me parece una imagen épica y hermosa de la complejidad de la existencia. Decía Bobby Fischer que el ajedrez era la vida. Partiendo de esta premisa analicemos: ¿puede alguien contemporizar?. No, los errores están agazapados en el tablero, esperando que uno los cometa. Sólo nos sentencia el último error (que es el que nos derrota o nos evita la victoria).

ZUGZWANG: Término alemán que significa "tendencia a mover" y que se refiere a una situación en la que un jugador desearía no tener que mover una pieza ya que cualquiera que mueva le deja en peor situación.

A veces, le faltó decir a Fischer, la vida es sólo un zugzwang en el que cualquier movimiento es nefasto, y somos conscientes de ello, debemos acostubrarnos a vivir en el filo, en la crisis continua.
Ante el zugzwang, en cualquier tablero, el jugador tiene dos opciones: mover o huir.

En el ajedrez da igual ganar o perder. Ambas situaciones nos obligan a empezar de nuevo.

9 comentarios:

animons dijo...

Anda, la cantidad de veces que me encontrado en esa situación y no sabía qué vocablo aplicar. Ahora cuando tenga que decidir entre comprar col de hoja o repollo, siendo que ninguna de las dos me gusta, podré decir: Me encuentro en un "ZUGUANG", o como quiera que se pronuncie.
Chachi.

Peibols dijo...

esto no eres capaz de decirlo un sábado noche, eh, bobo?

A mi el ajedrez me gustaba mucho, aunque no tanto como para ver competiciones por tv (que al fin y al cabo es un buen agujero en el que esconderte y hacer "tablas" para no tener que mover).

Mis tableros de ajedrez no tiene reina... tiene Diva.

Siempre me he sentido un poco caballo, haciendo movimientos ágiles, pero raros.

El Caracolico dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
El Caracolico dijo...

Hombrerevenido, por una vez no coincido. No creo que la vida sea un zugzwang continuo, yo soy de esas personas que creen que TODO lo que nos sucede nos tenía que pasar y que siempre es para mejor.
(Pero me gusta eso de poder emplear la palabreja para elegir entre col y repollo, aunque esa elección jamás se plantea en mi vida) :)

bio dijo...

se nota que septiembre entra de pleno en nuestras vidad...reflexivo te veo monillo...en tu rama y rascandote...muy bello comparar la vida con el ajedrez...y muy bello el aprendizaje...con las estrategias, el pensar con cinco jugadas de anticipación...yo he optado por elegir...aunque sea la huida (soldado cobarde sirve para otra guerra) pero siempre elegida...no fruto del miedo o la falta de decisión...
...claro que también es cierto...que en el ajedrez...me mantan con el peón...

laurel dijo...

Me encanta que haya una palabra para esa situación. Pero creo que más nefasto que cualquier movimiento es la ausencia de él. Las opciones pueden no ser buenas pero la peor para mi es la no reacción, porque comparto con caracolico que todos los cambios son por algo y a mejor (aunque sea en perspectiva de 100-200 años). Y algo se aprende para la siguiente partida, no?

HombreRevenido dijo...

Animons, me alegro de haber contribuido a nombrar algo que no tenía nombre. Aunque la palabreja se las trae. Parece chino, pero es alemán (no son el mismo idioma ¿verdad?)

Peibols, los sábados por la noche me pongo guapo y dejo el cerebro en casa.
Lo de la reina es buenísimo. ¿Y ese rol de diva lo desempeña la misma pieza o tienes una muñequita articulada de Kylie?.

Caracolico, es un placer que no coincidas conmigo, pero que no se convierta en costumbre ¿eh?
Tampoco he dicho que la vida sea un zugzwang continuo, sólo lo es a veces. Y de todos modos, ¿qué tiene de malo perder?

Bio, tu opción también es buena. No he comentado otra posible salida a un zugzwang (sobre todo si no estás apuntando los movimientos), coges el tablero y finges un terremoto. Oh, vaya, se han caído las piezas. ¿Volvemos a empezar?

Laurel, decidir no moverse es una decisión, un movimiento (es paradójico, pero es asín). Seguramente tienes razón, y es el más peligroso de todos. Aunque eso de que todos los cambios son a mejor... no sé no sé.

chika belle dijo...

"El ajedrez es la vida" y yo lo comparto plenamente, el "Zugzwang" es solamente una prueba más de ello. Pero por sobre todo, el hecho que siempre tenemos una segunda oportunidad, siempre tenemos la posibilidad de la revancha "empezar de nuevo", y de creaciones infinitas...un constante aprender.
El ajedrez...da para mucho más.
Saludos!

HombreRevenido dijo...

Chika belle, ¿no serás Bobby Fischer en una de sus apariciones de incógnito por los recodos de internet?
Lo de creaciones infinitas me gusta, eso de que todos los movimientos posibles están potencialmente en cada apertura.
El ajedrez da para mucho más, cierto. Pero yo sólo soy un humilde rey, me muevo donde quiero pero pasito a pasito.