viernes, septiembre 01, 2006

Una piña


Después de un partido durísimo, apretado, sin tregua, de poder a poder, a cara de perro... (incluya aquí el tópico que se desee), la selección española se ha plantado en la final del mundial de baloncesto. Ahí queda eso.

Ya sé que a mis visitantes les gustan más otro tipo de juegos, pero hoy es un día que lo merece, recórcholis. No pasaba nada parecido desde 1984, cuando españoles de los de antes, tipo Corbalán o Alfredo Landa, se plantaron en la finalísima de los juegos olímpicos de Los Ángeles. La diferencia es que ahora podemos ganar.

Rival en la finalísima del domingo: Grecia (que se ha cargado a los U.S.A. con toda justicia)

Cosas buenas: la fe, la agresividad, el sentido colectivo, la aportación desde el banquillo de Sergio Rodríguez o Rudy Fernández en el peor día de Navarro y Calderón.

Cosas malas: la lesión de Pau Gasol. Ah, y que tengo que volver a trabajar por la tarde.

Enhorabuena a los premiados.
Grande la Sexta por su cobertura del mundial. Ole.
Grande la selección argentina, que es un equipo durísimo, con muy malas pulgas, que ha demostrado ser un inmenso rival.

Viva el baloncesto. No todo va a ser follar.

5 comentarios:

Leon dijo...

Grande grande. Quiero ver el partido (que no pude en directo) que lo repita la Sexta!!!

cardox dijo...

quizá hasta veo la final el domingo. Es compatible con el programa de las modelos???

HombreRevenido dijo...

León el africano, cuando ha acabado el partido yo sólo quería ver repetida la última jugada, con el balón en las manos de Ginobili. El resumen de un partido angustioso.
Ahora a por Grecia.

Cardox, no es incompatible con el prime time. Es a las 12:30, por la mañana, por esa manía japonesa de amanecer antes. Es incompatible con la misa de 1, eso sí.

El Capitán Lillo dijo...

Han jugado mal, pero nos han hecho vibrar. Será este nuestro momento?

ORO ORO ORO ORO ORO ORO
ORO ORO ORO ORO ORO ORO
ORO ORO ORO ORO ORO ORO
ORO ORO ORO ORO ORO ORO

HombreRevenido dijo...

De momento plata seguro, Capitán Lillo. Aunque yo confío en que la gesta será completa. Incluso sin Pau.