viernes, febrero 23, 2007

Dile-matemáti-conjetura - basado en hechos reales


"Uno entra en la primera habitación de una mansión y está en la oscuridad. En una oscuridad completa. Vas tropezando y golpeando los muebles, pero poco a poco aprendes dónde está cada elemento del mobiliario. Al fin, tras seis meses más o menos, encuentras el interruptor de la luz y de repente todo está iluminado. Puedes ver exactamente dónde estás. Entonces vas a la siguiente habitación y te pasas otros seis meses en las tinieblas. Así, cada uno de estos progresos, aunque a veces son muy rápidos y se realizan en un solo día o dos , son la culminación de meses precedentes de tropezones en la oscuridad, sin los que el avance sería imposible."

Así describía el inglés Andrew Wiles su lucha contra el último de los teoremas de Fermat. Su victoria final, su historia, prefiguran la de otro hombre.

Ese hombre es Grigori Yakovlevich Perelman, matemático ruso. Bueno, matemático feroz, para ser más exactos. A los 16 años ganó el oro en una olimpiada matemática con una nota bastante aceptable: 10. Poco después se presentó en MENSA, la asociación de superdotados, y batió records en todas las pruebas. Las universidades del mundo se lo disputaban. ¿Dónde había un reto a su altura?

El Clay Mathematics Institute, en Cambridge (Massachussets), había definido los siete problemas del Milenio. Cuya resolución se premiaría con 1 millón de dólares cada uno. Casi nada. Entre los siete problemas estaba la célebre conjetura de Poincaré.

Wikipedia dixit:
La conjetura de Poincaré, propuesta por el matemático francés Henri Poincaré en 1904, es el problema abierto más famoso de la topología. Vagamente hablando, la conjetura indica que si una variedad tridimensional cerrada es suficientemente similar a una esfera en el sentido de que cada bucle en la variedad se puede transformar en un punto, entonces ella es realmente sólo una esfera tridimensional. Por algún tiempo se ha sabido que el resultado análogo es cierto en dimensiones mayores; sin embargo, el caso de variedades tridimensionales ha resultado ser el más difícil de todos porque, hablando crudamente, cuando se manipula topológicamente una variedad tridimensional, hay demasiado pocas dimensiones para mover "regiones problemáticas" fuera del camino sin interferir con algo más.

O como le leí a Arrabal explicarla a su manera, que "desde una perspectiva topológica no hay diferencia esencial entre un objeto en forma de churro hueco (o de neumático) y otro en forma de pelota (o de globo)".

Apetitoso... para él, claro. En noviembre de 2002, sin anunciarlo, colgaba en internet el primero de una serie de artículos que explicaban y resolvían el enigma. En lugar de publicarlo, en lugar de buscar los flashes.
He de decir que yo nunca he entendido, ni lo entenderé jamás, qué diantres demostraba y dónde estaba realmente el problema, pero una sociedad de tíos superlistos le concedieron la medalla Fields, el máximo honor al que puede aspirar un matemático (eso, y participar en "Mira quién baila").
"Grisha" Perelman rechazó el premio pese a los esfuerzos que se hicieron por convencerle. Y no sólo eso, ha mandado las matemáticas a hacer puñetas y vive con su madre en San Petersburgo. “No necesito ayuda para hacer lo que me gusta: oír a ciertos solistas de ópera, analizar partidas de ajedrez o buscar setas".

Y es que renunciar al importe de la medalla Fields es un lujo que sobrepasa los estándares éticos que se suponen a alguien de su austeridad. Tampoco la fama le interesa. Ha insinuado que rechazará el millón de dólares del Instituto Clay: "es completamente irrelevante para mí. Todo el mundo entiende que si la demostración es correcta no se necesita entonces ningún otro reconocimiento".

4 comentarios:

lunitamia dijo...

No pega nada con el post peor me da un poco igual
http://www.youtube.com/watch?v=ekQZPozjCX8

Alberto Colombo dijo...

Si rechaza el millon de dolares entenderiamos tanta inteligencia : ESTA TOTALMENTE LOCO.

Que dinamico que es este blog..fijemonos como pasamos del consultorio romantico-erotico-sexual a un iluminado matematico

e.m.t. dijo...

Si no saben que hacer con el millón de dolares... me ofrezco voluntaria para guardarlos... ¿tendre alguna posibilidad?

HombreRevenido dijo...

Sí, Lunitamia, no pega nada. Pero mola.

Alberto, no todos los locos son inteligentes, ni todos los inteligentes (sólo la mayoría) están locos.
En este espacio heterogéneo, cualquier cosa puede suceder, y sucederse.

E.M.T. tienes razón, podrían repartirlo entre los pobres (y yo estaré el primero en la fila)