jueves, febrero 22, 2007

Música enlatada (no apto para teléfonos sensibles)



¿Hay algo peor en la vida que llamar a una empresa, preguntar por el subsecretario Fernández o el perito Nitis, y que te tengan diez minutos al teléfono con esa musiquilla insufrible? Sí, esa famosa melodía que dice: nininí niní ninininí nininí nininí... ¿la conocéis? Pues me pone del hígado.
Una musiquilla que ni siquiera está bien grabada, parece una adaptación para órgano Casio PT-82 (con luz-guía en cada tecla). Y entronca fatalmente con el hilo musical de la sala de espera del dentista.

Una plaga a erradicar, en pleno siglo XXI. ¿Queremos de verdad teléfonos limpios de contaminación acústica? ¿Dónde está la O.T.A.N. cuando se la necesita de verdad?

8 comentarios:

bio dijo...

totalmente de acuerdo...hagámos una guerrilla urbana de erradicación de esos asquerosos ruidos...señor...no queremos ser violentos...sólo venimos a liberar al pueblo del yugo opresor de su teléfono (puño izquierdo levantado y pasamontañas, evidentemente)...
...que temazo lateral has puesto...me gusta...

Alberto Colombo dijo...

Es un atentado a los timpanos y al buen gusto.
Lo peor que se supone que es para hacer mas llevadera la espera.....

animons dijo...

Bio estoy de acuerdo. Cuando es la gran revuelta?

Nininí, niní... pues oye, no caigo pero seguro que la he escuchado. Estamos contigo.
Yo puestos a ruiditos odio el pitido de la marcha atrás de algunos vehículos, las campanas de Salesianos y los tambores de la santa semana entre otros.

yo misma dijo...

Ese pitido es horrible.
Me acuerdo que llamando a alguna empresa de telefonía o internet, me suena que fuera Wanadoo, no lo recuerdo bien, te ponían U2. Pero cuando escuchas la misma canción 10 veces mientras esperas a que una operadora se decida a cogerte la llamada puede ser desquiciante.
Y ya puestos, como dice Animons, yo pido que cambien el sonido de los pitos de los coches que no lo soporto, sobre todo cuando es a mi a quien pitan... y el ruido ensordecedor de algunas motos. Empezaremos por allí y si me hacen caso, pediré unos cuantos cambios mas.

Serjuzu dijo...

Odio esos sonidos de centralita infernales,...

haced como yo, y armaros con uno de ellos. A ver si hay narices de llamarme a la oficina, jajaja

HombreRevenido dijo...

Pasamontañas no, que arruina el peinado. No hace falta una revuelta con barricadas, Bio. Simplemente cinco o seis asesinatos selectivos bastarán.

Alberto, eso sólo se supone. Quien lo pone sólo quiere generar crispación.

Animons, el pitido de la marcha atrás tiene su utilidad, las campanas... ya no estoy tan seguro, y los tambores... a la hoguera también.

Tú-pispa, los operadores de telefonía son los peores de todos (el grupito de siempre).
Lo del ruido de las motos se arreglaría con francotiradores, vamos, digo yo.

Serjuzu, eres un ser maligno si tienes una de esas melodías. Lo sabes. Ya lo pagarás, ya.

Al otro lado del mar dijo...

El nininí...podría ser un intento de "Para Elisa"?, también está el sonido de las campanitas de los carritos de helados. Digamos que lo paso si me desconecto lo sufi, pero las operadoras automáticas ??? se acaban los números y las combinaciones y claro, LA PACIENCIA y...ningún ser humano responde. :)

HombreRevenido dijo...

Alotroladodelmar, aciertas, estaba clarísimo ¿no?, "Para Elisa" de Betthoven. Magnífica intuición.

Lo de los operadores automáticos, pulse el 1, pulse el 2, diga "NO", etcétera, es un invento del demonio. Ratifico tus palabras.