martes, febrero 06, 2007

Los martes: CINECLUB - 36 - Zoolander


Zoolander - 2001 - Director: Ben Stiller

Reparto:
· Ben Stiller (Derek Zoolander)
· Owen Wilson (Hansel)
· Will Ferrell (Jacobim Mugatu)
· Christine Taylor

Guión: Drake Sather, Ben Stiller y John Hamburg
Fotografía: Barry Peterson
Dirección artística: Stephen Alesch y Christian Wintter

¿No habéis pensado que en la vida hay algo más que ser... sólo... o sea... tremenda y rematadamente guapo? Imagino que todos vosotros sí, claro, pero eso es porque no tenéis elección.
Ben Stiller nos presenta un retrato del mundo de la moda, sobrio, equilibrado. Dicen que es una parodia, pero no entiendo por qué.

Derek Zoolander, tres veces Modelo del Año, pasea su cuerpo escultural por las más famosas revistas, un hombre tocado por los dioses, apolíneo, chispeante, con el mayor don que la naturaleza otorgó a mortal alguno: acero azul, la mirada.
Sin embargo su apogeo se ve amenzado por el aspirante, un joven y desenfadado top, amante del peligro, y a la vez trascendental. Hansel es lo más; Sting sería otro de mis héroes. La música que ha compuesto en su carrera yo nunca la he escuchado, pero el haberla compuesto me inspira respeto.
Es la dicotomía clásica de la tragedia, desde Sófocles a "All about Eve". Dos arquetipos en la misma legendaria escalera al Olimpo.

El mismísimo David Bowie ejercerá de árbitro final entre ellos en el duelo de pasarela. Escena Memo-rable. Aunque no es sólo una película de egos confrontados, también es una película de búsqueda. Derek ha de afrontar su camino, ampliar sus horizontes, retornar a su orígenes y reconciliarse con su familia (que al principio será recelosa a su éxito, cegada por el brillo de la celebridad).
Y al mismo tiempo el metraje brinda una reflexión enconada sobre el submundo delictivo de la moda, que se confabula al oprobio de la explotación. Ellos amenazan realmente a los benefactores de la humanidad y, al mismo tiempo, a su hijo predilecto, a Derek Zoolander. Y cómo no van a ser capaces de eso y de mucho más, si han sido capaces de poner en el mercado esos pantaloncitos cortos que se llevan ahora. De terror.

Incluso Zoolander tiene un defecto: no sabe girar a la izquierda (amén de otros problemillas colaterales con la informática). Su magnetismo atrae a Matilda, la chica-de-la-peli que al principio es así como seca y al final se suelta el pelo y es más valiente que todas las cosas. No hay conspiración que pueda vencer a un enemigo poderoso, la belleza absoluta (Magnum). Todo sea porque exista un futuro habitable en el que los niños aprendan a leer chachi.

5 comentarios:

Peibols dijo...

Brutal todo.

El HombreRevenido es lo más... HombreRevenido.

Y sólo diré...
NO SOY UNA SIRENA! SOY UN TRITÓN!

HombreRevenido dijo...

Brutal, entre otras cosas, Peibols.
Veo que la has visto, jajaja.

meri dijo...

Adoro zoolander!!! el hombre revenido no solo es lo más sino que además tiene un gusto terriblemente bueno con las pelis!!! jajajaja alucinante y muy muy brillante esta peli!!!!
guardame un paquetito de castañas sol anda que este invierno de chiste me esta matando!!!

Sergio dijo...

Esta me falta,...

un día quedamos y cambiamos cositas, pero sin decirselo a la SGAE

HombreRevenido dijo...

Meri, tienes razón en eso de que soy lo más (ahora hay que decidir "lo más qué")
Este invierno va a pasar de largo. Ya lo verás. Sol recién hecho voy a traeros pa merendar.

Sergio, se la pediré a un amigo que se la bajó de un sitio de esos raros de internet. Pero a mí no me metáis en vuestros pirateos y latrocinios.
¡Jipis!