jueves, marzo 15, 2007

A (Amenaje anecdótico a Masliah)


Arcángeles aburridos alternaban aguardando al avión:

─ Anduviste apático anoche
─ Apenas alcancé a acostarme, asumiendo abstraído anónimas acechanzas, andaba apesadumbrado.
─ ¿Amanecía?
─ Ay, adormilado ando, apostaría a algo así
─ ¿Averiguaste algo?
─ Aquello adelantado a artistas, a académicos, a arpías...
─ ¿Alá?, ¿Abba?, ¿Adonai?
─ Antes Altísimos, abusones, ahora apócrifos, apariencias astrales.
─ ¡Abominable apostasía!
─ Alternativa auténtica
─ Absurdo, ¡atente al Apocalipsis!
─ Ayer acabó.
─ ¿¿Ayer??
─ Acabó allí abajo. Ahora aparecerá arriba. Atiende, amigo, acerquémonos al avión.

5 comentarios:

Mon dijo...

Acojonante

HombreRevenido dijo...

Agradecido

Alberto Colombo dijo...

aclarando alusiones alocadas

bio dijo...

aOVARIante...amos...afirmo alocada

HombreRevenido dijo...

Abrumado acojo alabanzas, asumo apreciaciones adversas, atisbo alucinado.

Aplaudo a ambos.