jueves, noviembre 22, 2007

Hagan sus apuestas


Es una idea tan insensata que está condenada a ser verdad.
Las Vegas en los Monegros
¿alguien lo puede creer? Hoteles, casinos, vicio (espero que lo de los Parques temáticos sea sólo una tapadera)...

Mientras tanto, los telediarios están llenos de eufemismos. Antifascistas. Antimonárquicos.
Antes eran Antisistema, pero como el sistema no es odioso de por sí, hace falta otro enemigo. Recordemos que los fascistas le caen mal a todo el mundo, incluso a los propios fascistas. Recordemos que hasta Alfonso XIII, de niño, cuando se enfadaba con sus padres gritaba "¡Viva la República!". Comprobemos que la Antiglobalización es ya una lucha global.
¿Qué eufemismo se inventarán para Gran Scala? Ah sí, Centro de ocio. O mejor: Antiaburrimiento.

Si Cristo puso su legado en manos del Anticristo era porque algo se imaginaba. Nunca el papado fue tan poderoso y la Iglesia de Roma tan influyente como cuando los pontífices lideraban ejércitos, cometían incestos y esas minucias.
Pero el tinglado católico se viene abajo (se siente), porque ha nacido una nueva religión, una nueva ola, una nueva ideología unitaria: Lo políticamente correcto.

Y esto es estupendo, porque ya sabemos lo que tenemos que pensar. Eufemismos. Paños calientes: progreso, respeto, verdad, interés público, solidaridad, diálogo, paz, amor, amapolas, algodón de azucar y caña de bambú.

A la mierda con todo eso, sólo son palabras huecas. La corrección política es como el esclavo que se libera del amo y se inventa un dios (o al revés). Y me jode, porque a veces soy yo quien se frena para no cruzar (y escribir) ciertas líneas, por pereza mental, porque yo realmente querría estar en la jungla, y estoy aquí, travestido de votante.
Anhelo la decadencia de la flamante Las Vegas, el desierto de Nevada bajo las ruedas del cadillac blanco de Hunter S. Thompson, el pecado y el antisueño americano español estatal.

En una ruleta, en la suit de un hotel, en el fango de la calle nueva nos llega el sonido antiguo de la codicia, el olor de la derrota, la luz cegadora de los justos, educados para la ciudadanía, que caemos del caballo y lo descubrimos: contra nosotros mismos pecamos mejor.
Rien ne va plus!

17 comentarios:

La gata Lola dijo...

Tengo ganas de vicio. De juego, luces, lentejuelas y glamour en medio del desierto. Aunque sea en el de Monegros o precisamente por lo insólito de que sea allí...
¿No os suena interesante?
Hagan sus apuestas señores y señoras. El juego está a punto de empezar.

(no te quejes Hombre Re, menos palabras que en nuestro Badil)

Orleans dijo...

Tu último fragmento parece como salido de una canción de búnbury!

Un poco de glamour no viene mal,pero que nada mal.

Spanish Johnny dijo...

Dale caña. La maldita corrección política que mutila las ideas y nos iguala por abajo. Un mismo pensamiento y una misma hipocresía.

Ojala que nuestro Sin City no sea un sueño y lo veamos, si de verdad son sólo diez años los que restan. Tendre la edad justa para el papel de cantante fracasado. Hummmmm...

Y que viva el pecado, claro que si.

'contra nosotros mismos pecamos mejor'

Me la apunto.

Pequeña Silvi dijo...

¿Vicio...?¿Juego...?¿Luces rojas parpadeantes...?¿Lentejuelas...?¿Glamour...?...Eso es el 320 del Cubitos un viernes noche!!!

En serio, os juro que cuando escuché la noticia por la radio pensé que ya era 28 de Diciembre...inaudito!!!

....¿habrá putis?...

HombreRevenido dijo...

Gata Lola, lentejuelas, glamour, fango y alquitrán (que de todo hay).
A mí me parece interesantísimo. Me daría para las 10 novelas que nunca creí que escribiría.

Orleans, eso mismo le dicen a Bunbury. Y no lo llevamos mal ninguno de los dos (salvo que el tiene mejor sueldo).

Spanish Johnny, nuestra esperanza ingenua nos une. No hace falta que sea Las Vegas, conque haya cáctus, neón y descontrol me conformo.

Pequeña Silvi, hay prostitución en Marina D'Or, cómo no va a haberla en la ciudad del pecado. Pero creo que será opcional.
Mientras tanto en el 320 del Cubitos se pueden sobrellevar los nervios de la espera.

ana_arandanos dijo...

A m iel tema casino nunca me ha llamado pero estoy de acuerdo con todo lo que dices de lo politicamente correcto. Se extiende rapido y a la gente le encnata decir esas palabras tan guays y largas. Te lo digo yo, que estudio periodismo con gente 4 años menor que yo y veo como hablan y como les gusta escuchar sus palabras-sacadas-de-los-telediarios.

Doy fe de que en la facultad nos dicen que llamemos a las cosas por su nombre y seamos claros para que se nos entienda. Pero mola mas lo otro, que le vamos a hacer.

karlos dijo...

Lugar de depravacion y de decadencia del ser humano.
Os lo digo en serio,pecadores.
Si me quereis encontrar. Alii estare.

la maru dijo...

Claro que sí, hablando claro se entiende la gente. Basta de ser correctos y creer a pies puntillas todas las buenas ideas empresariales, políticas y sanitarias que supuestamente beneficiaran al Ciudadano. Esto ya no se lo cree nadie. A ver con qué nos sorprenden.

Serjuzu dijo...

Pues yo espero ganarme la vida dando galas como un gran crooner marchito en salas llenas de humo y mesas ocupadas por gordos señores millonarios acompañados de delicadas señoritas.

Cuando terminara de cantar iría a ver combates de boxeo desde la primera fila, donde llega la salpicadura de sangre y sudor, y dilapidar mis ganancias en las apuestas.

Me encantan las perspectivas...

Guillermo dijo...

Yo también soy una víctima de la corrección, más que a causa de la pereza de pensar las palabras, porque si uno se sale del carril, llueven palos que no veas.

A veces me consuelo pensando que hay casos justificados. Manejar discapacitado visual - invidente - ciego puede resultar ofensivo innecesariamente.

Pero sí, en general tienes razón.

Sin embargo, estoy rebuscando cómo llamar al ¿complejo? anunciado para Monegros. Más que nada porque llamarlo de una manera o de otra, arrastra connotaciones positivas o negativas. Por ejemplo, si vas por la vida vendiendo la idea diciendo que será como Las Vegas pues... Pero claro, "centro de ocio" es un eufemismo asqueroso.

Creo que por esas maravillas de la actividad cerebral, todos nos hemos hecho una idea de qué será, a pesar de que no tenemos ni puta idea. Una vez fijada esa imagen imaginaria (valga la rebuznancia) en la cabeza de todos, se está imponiendo ya la marca comercial. O sea, la gente e incluso las personas empezamos a llamarlo "Gran Scala" para definir cada cual lo que creemos que es.

Muy divertido.

maria dijo...

tambien pondran capillas para poder casarnos con elvis??? o aqui pondran algo más patrio como los camela?!?!

la verdad es que yo de repercusiones y asi no entiendo mucho, pero a mi me mola... porque de vicio, luces y tacones soy la que mas sabe jajajajaja

querre ser cabaretera y empujar a mis compañeras mas jovenes y lozanas por las escaleras para ser la number one y tambien casarme borracha con alguien a quien no conozca al despertar... y tener un cadillac descapotable (porque es la unica manera de moverse para alguien como yo en el desierto lasveguil)

muchos besos mono de mis amores!

HombreRevenido dijo...

Ana, del tema de los casinos yo tampoco sé nada. Y la ludopatía es una cosa muy seria, no quiero frivolizar con el juego, pero sí con el entorno, que me fascina.
El problema de la corrección política está en los periodistas, pero también en los que escuchan-leen. Al final seremos todos feligreses ejemplares de la única corriente de pensamiento posible, por lo visto, en el siglo XXI.

Karlos, nos sentaremos en un taburete de esos de barra americana, y esperaremos tranquilamente a que lo construyan. No vaya a ser que nos quiten el sitio.

Serjuzu, yo te veo más en plan Tom Jones, provocando taquicardias a las señoras maduras.
Así creo que será. Me parece estar viéndolo.

Guillermo, la pereza mental es a pensar cosas diferentes y, sobre todo, a lo que tú dices, a soportar los palos y tener que dar demasiadas explicaciones. Es una pena.
Me quedo con eso que dices, que la gente se hace sus pajas mentales (con lo divertido que es eso) y luego ya verás qué decepción.
De todos modos a mí me ilusiona que se haga porque ayudaría a relanzar económicamente la zona y porque me encantaría saber que eso está allí (aunque no necesariamente tenga que ir).

Meri, es lo que siempre hemos soñado. Tú serás estrella del music hall, yo seré el primero (o segundo, no sé) chimpancé croupier.
Besado quedo. Besada vas.

Pequeña Silvi dijo...

Oyes, pues si ponen capillas de ésas de las que te casas borracho y con pintas, yo por lo menos iré un finde, me llevo a la Gata Lola y me caso con ella! Yo de Manolo Caracol y ella de Lola flores! Y que se joda el gen de la soltería !!

HombreRevenido dijo...

Pequeña Silvi, eso también puedes hacerlo en Carnaval ¿no?
Esas capillas sí que molan.

PepitoGrillo dijo...

Me has dejado totalmente sorprendido...
gratamente ¡ claro !

La gata Lola dijo...

Qué bonito que te pidan matrimonio en un blog ajeno Pequeña Silvi! Pero tía, es que mi gen de la soltería es herencia familiar y claro, le tengo cariño.
Pero al vicio, al glamour y a lo que sea yo me apunto!!!!!

Lo de la corrección política Hombre Re es una lacra de nuestra tan políticamente correcta sociedad. Pero, como casi todo en esta vida, está en nuestras manos cambiarlo... y en ello estamos muchos!

HombreRevenido dijo...

Pepitogrillo, ¿sorprendido? ¿por?
Me alegro de que te haya gustado esa parrafada infame que estuve a punto de no publicar.

Gata Lola, hoy en día, en la calle, en la televisión, en los periódicos, las adhesiones vacías, el "nosotros somos los buenos" está demasiado presente. Me da grimilla.
En la propia universidad no hay propuestas, nadie milita a favor de nada, ni en contra, sólo lo políticamente correcto, los letreros luminosos de la conciencia.
Que les zurzan.