martes, noviembre 06, 2007

Los martes: CINECLUB - 69 - Battle Royale


Batoru Rowaiaru - 2000 - Director: Kinji Fukasaku

Reparto:
· Tatsuya Fujiwara (Shuya Nanahara)
· Aki Maeda (Noriko Nakagawa)
· Taro Yamamoto (Shougo Kawada)
· Takeshi Kitano

Guión: Kenta Fukasaku (basado en la novela homónima de Koushun Takami)
Montaje: Hirohide Abe

Pongámonos en situación. Japón es un país (se sabe) con poco espacio, por eso tienden al amontonamiento y al resentimiento. Son imprevisibles entonces las consecuencias de un futuro agitado en el que los jóvenes no obedecen a sus padres, se convierten en pandilleros juveniles y no hay quien duerma ni le quite las espinas a un pescado crudo sin sobresaltos. Por eso el estado inventa una ley (ríete de la LOGSE), Battle Royale, por la que una clase de instituto (jo, tía) es elegida al azar cada año para competir en una especie de oposición a notaría, una excursión que consiste en matarse en una isla desierta hasta que sólo quede uno, el darwinismo escolar con sus múltiples interpretaciones.
Dejando a un lado consideraciones pedagógicas, hablando en serio, ¿quién no ha soñado nunca con matar a sus compis de clase?

Ustedes hicieron enojar a los adultos, comenta el profesor psicópata, un Takeshi Kitano que cambia el humor amarillo por uno negro negrísimo. La violencia (y su consecuencia máxima, la muerte) son el componente principal de esta locura. En ese sadismo se obliga a los adolescentes a luchar por su supervivencia, aunque para ello tengan que cargarse a su mejor amiga o al imberbe que le acaba de pedir de salir.
Quizás porque es como esas bromas que tienen un trasfondo serio, entre asesinato y salpicadura de ketchup escuchamos a Verdi, a Strauss o a Schubert. Su estilo de serie B prefigura "Kill Bill" (salvando las enormes distancias que suponen los minúsculos detalles), el clima morboso y televisivo recrea algo de esa olvidada epopeya de Stephen King y Schwarzenegger, "Perseguido", y nos sume en la máxima confusión (sí, yo tampoco distingo muy bien a los chiquillos).

Impagables escenas impregnadas de esa mezcla de ingenuidad y crueldad tan oriental. También cursilerías mil, que los quinceañeros nipones son dados al enamoramiento súbito. Una carnicería, en definitiva, que nos recuerda que a veces la destrucción nos fascina, y más el cadáver tierno y uniformado.
Hipnóticas y macabras 72 horas de aprendizaje. La lección de hoy es que os mateis los unos a los otros.

El planteamiento es inverosímil y la ejecución mejorable.
Bueno, y el final es catastrófico.
Pero lo demás está muy bien. Cumple su función, no olvidemos que es una comedia para disfrutarla en familia.
.

9 comentarios:

La gata Lola dijo...

A mi esto de ver un montón de adolescentes orientales desmenbrados y sangrando como cochines pues como que no me erotiza en absoluto.
Me quedo con la "Divina Comedia" de Sor Citroen.
Ves cosas muy raras, no?

Peibols dijo...

La peli no la he visto (pero le regalé el pack de la 1 y la 2 a un colega) pero sí que me compraba los comics (en inglés) que por cierto no acabé.

Y el manga mola porque es muy Lost, ya que en cada episodio/tomo hay flashbacks de la historia de cada uno, de sus traumas y tal.
Y mola.
O a mi me mola, vaya.

maria dijo...

Gracias!!! y a pei tb porque van a caer los comics y las pelis... y es que lo que me gustan a mi las historias darwinianas de sangre y desmembramientos no tiene nombre y si además lo mezclas con adolescentes es ya lo más!!!

parto rauda a adquirir algo a la fnac pero ya!

mua!

engarde dijo...

Una gran pelicula sin lugar a dudas, donde la especie humana demuestra todos sus instintos primarios (grandiosa la secuencia del faro). Es como bien dices otro tipo de "humor amarillo", donde solo puede quedar uno.
"Mataos los unos a los otros", ni que fuera la biblia.
Peibols, si aun estás a tiempo no dejes ver a tu amigo la 2, le decepcionará, el argumento está bien, pero si le ha gustado la primera, dile que lo deje alli.
Ya que nombras a Stephen King, te recomiendo "La larga marcha", carrera de 100 participantes que acaba cuando solo queda uno con vida, libro muy recomendable.

HombreRevenido dijo...

Gata Lola, la curiosidad cinematográfica puede llegar a ser enfermiza. No tiene nada de erótica (pese a ser la 69 de la lista). Aunque Mitsuko, la mala mala tiene su puntazo.

Peibols, la peli es bastante divertida y conserva la esencia de la novela y la serie manga, pero le falla que intenta concentrar todo en hora y media de película. Esa es la razón de los personajes desdibujados y guión con prisa. Imagina "Lost" en una peli de 2 horas, inviable.

Meri, si este rollito te va... disfrutarás como la adolescente malvada de ojos rasgados que tú eres. Seguro.

La escena del faro es grandiosa, tienes toda la razón Engarde. Del Castillo de Takeshi habrá que hablar algún día, sin duda, porque tiene lo suyo también.

ana_arandanos dijo...

Me encantó esta peli auqnue los japoneses tienen a veces unas frases que rpetenden ser super tragicas o muy profundas que hacen que el occidental se descojone.

Recuerdo momentos de risas estuoendas viendo esta peli :D

HombreRevenido dijo...

Reírse de la tragedia (ajena) también es muy occidental, Ana. Por eso con lo dados que son al asesinamiento a to lo que da, tenemos tragicomedias para rato.

Xurxo dijo...

Es una película gloriosa, sin duda para ver entre amigos. Sangre hay mucha pero las escenas de muerte son tan "cutres y poco creíbles" que no hieren sensibilidades (sensibles) en ningún momento. Además de hemoglobina, hay salpicaduras de humor por todos lados. El final es apoteósico, sublime, un colofón magnífico a las escenas anteriores.

Miradla con los amigos, como dije, no os arrepentiréis ^^

HombreRevenido dijo...

Así es, Xurxo. Es una muestra de "cine social". Principalmente porque fomenta las carcajadas en grupo.