miércoles, febrero 28, 2007

Haikurioso


El playmobil que cayó en el cuenco de helado
tuvo en el frío paladar
su dulce muerte



Si estás leyendo este texto diminuto es porque o bien te ha sabido a poco el post de hoy o bien te aburres. Si te ha sabido a poco piensa lo que afirma el haiku, que en el enorme disfrute está el peligro. Si te aburres piensa que ese es el mejor descanso posible. HombreRevenido miniaturas, para el exceso (de vista).

martes, febrero 27, 2007

Los martes: CINECLUB (39) - American Splendor


American Splendor - 2003 -
Director: Shari Springer Berman y Robert Pulcini

Reparto:
· Paul Giamatti (Harvey Pekar)
· Hope Davis (Joyce Brabner)
· Madylin Sweeten (Danielle Batone)
· Harvey Pekar

Guión: Shari Springer y Robert Pulcini (basado en el cómic de Harvey Pekar)
Producción: Ted Hope
Fotografía: Terry Stacey

En el universo mainstream de las sonrisas perfectas también hay lugar para los cascarrabias. El último reducto de los antihéroes es el purgatorio underground, que permite que triunfe lo diferente, la innovación, sobre los presupuestos estratosféricos. Y es peligroso, claro que sí, porque la contracultura no deja de ser otra de las etiquetas y envases del consumo de masas. Así que hay un limbo grasiento y fofo entre ambos extremos rutilantes, sólo para ideas nuevas, sólo para cerebros sin depilar.

A mitad de camino entre el documental y la ficción, entre el metacine y el batiburrillo onírico, entre la denuncia social y el estatismo del cómic, esta película trata de adaptar al cine la vida de Harvey Pekar, y también la obra de Harvey Pekar (basada en sí mismo). Para ello se superponen los personajes, como los espejos enfrentados reflejándose hasta el infinito. No hay idealización, sólo un experimento imaginativo sorprendente, lleno de guiños al cómic, a la creatividad no convencional, al ritmo repetitivo y cotidiano de nuestras vidas.

El fracaso, el desánimo, la ambigüedad moral, saber que uno puede dar mucho más y sin embargo marchitarse en un ocaso mugriento. Harvey Pekar es el prototipo del hombre hipotéticamente vulgar que tiene algo que decir, que aportar, y lo sabe, y le atormenta su propia incapacidad.
¿Vas a seguir sufriendo en silencio toda la vida? ¿o vas a hacer algo?, le dice el alter-ego de tinta y papel al alter-ego de celuloide. Y el (mal) genio, la rabia, encuentra su salida del laberinto (sin faunos que valgan) y da a conocer a un hombre como todos los demás, de vuelta de su propio precipicio, sin nada que esconder, sin disfraz de superhéroe, empeñado en que la película, el cómic, la vida, no le conviertan en algo que no es.

El jazz, el soul, acompañan a la trama, con su belleza inmaculada. Es el contraste perfecto para nuestro yo huraño, nuestro refugio. Fantástica actuación de Paul Giamati, impagable cuando comparte escena con su verdadero yo, sin imitaciones (pues solo son sombras, espejos, eso era, reflejos infinitos de espejos). Dirección prodigio, un pequeño triunfo de lo oscuro, de lo agridulce, como la propia peripecia de su protagonista lo es, de una forma muy diferente a los finales de Hollywood.
Insólita, original, mil millones de veces irónica. Dice Pekar: Si el fin es perder la guerra, el objetivo será ganar algunas batallas.
Las personas reales son imperfectas. Menos mal.

Veneno negro (veneno del bueno)



Ya sé que no es una gran noticia para la historia de la humanidad, o para lo que podría ser el camino sostenible hacia el pogreso y la paz mundial. Pero yo ya tengo las entradas para el concierto de los Delinqüentes del viernes.

Tras la controversia, las fechas cambiantes, el copón giroscópico, y demás. Ya están aquí.
Y me escapo por la cuesta...

lunes, febrero 26, 2007

Girado




Soy el hombre peonza, en el mundo peonza de la galaxia peonza.


Repítase la palabra "peonza" incontables veces hasta que pierda su significado.

domingo, febrero 25, 2007

Deporte y civismo

Las comparaciones son odiosas, según dice el tópico. Pero nos pasamos la vida comparando, así que me dejo de remilgos. Me apasiona el fútbol, he de decirlo, pero a veces depara partidos infumables como el de anoche, que invitaban a cambiar de canal para verle las nominadísimas cachas a Penélope Cruz en "Jamón jamón". He visto gatos follando que resultan más interesantes que ese partido.

Y además están los incidentes de los descerebrados de siempre. El respeto al rival, a la afición, al deportista, la cortesía, la nobleza. Eso es el deporte. Si no es eso, pierde el fulgor de espectáculo formidable. Quien quiera que sea está matando a la gallina de los huevos de oro.



En el anvés, el Irlanda-Inglaterra de ayer, en el mítico Croke Park. El duelo entre archienemigos, la excusa perfecta para flambear el bestialismo patriótico... pero no, se convirtió en lo que era realmente, un maravilloso partido de rugby. El respeto reverencial al himno del rival, a su bandera, a esos 30 hombres que se batían sobre la hierba sagrada, son el legado mágico del juego.


Los detalles los veréis aquí. Los cuenta como nadie: León el Africano.

sábado, febrero 24, 2007

En sueños


Esta noche he dormido 12 horas, y ahora le sonrío a la vida. Tenga o no problemas, ya hay uno, el cansancio, que me lo he ventilado, pim pam.

He hablado y hablaré muchas veces sobre esa magia vital que son los sueños (durmiendo). Incluso he escrito en sueños sobre ello. Pero hoy sólo quiero recuperar levemente esa sensación que acontece en medio del más fastuoso sueño, cuando un rasguño de conciencia te hace ver el placer en el que estás inmerso, la calma del silencio y las sábanas, el estrépito interior.

El problema es que después de ese instante de conciencia el sueño se atasca, y se desvanece. Nos deja con la duda: qué hubiera pasado después. Y elucubramos, y frotamos nuestra mente tratando de recrear el instante (como una lámpara maravillosa u otra cosa). Pero la verosimilitud se ha esfumado. La realidad, pesada, nos niega lo que antes nos dio.

Sin ningún motivo. Como las cosas bellas e importantes de la vida.

viernes, febrero 23, 2007

Dile-matemáti-conjetura - basado en hechos reales


"Uno entra en la primera habitación de una mansión y está en la oscuridad. En una oscuridad completa. Vas tropezando y golpeando los muebles, pero poco a poco aprendes dónde está cada elemento del mobiliario. Al fin, tras seis meses más o menos, encuentras el interruptor de la luz y de repente todo está iluminado. Puedes ver exactamente dónde estás. Entonces vas a la siguiente habitación y te pasas otros seis meses en las tinieblas. Así, cada uno de estos progresos, aunque a veces son muy rápidos y se realizan en un solo día o dos , son la culminación de meses precedentes de tropezones en la oscuridad, sin los que el avance sería imposible."

Así describía el inglés Andrew Wiles su lucha contra el último de los teoremas de Fermat. Su victoria final, su historia, prefiguran la de otro hombre.

Ese hombre es Grigori Yakovlevich Perelman, matemático ruso. Bueno, matemático feroz, para ser más exactos. A los 16 años ganó el oro en una olimpiada matemática con una nota bastante aceptable: 10. Poco después se presentó en MENSA, la asociación de superdotados, y batió records en todas las pruebas. Las universidades del mundo se lo disputaban. ¿Dónde había un reto a su altura?

El Clay Mathematics Institute, en Cambridge (Massachussets), había definido los siete problemas del Milenio. Cuya resolución se premiaría con 1 millón de dólares cada uno. Casi nada. Entre los siete problemas estaba la célebre conjetura de Poincaré.

Wikipedia dixit:
La conjetura de Poincaré, propuesta por el matemático francés Henri Poincaré en 1904, es el problema abierto más famoso de la topología. Vagamente hablando, la conjetura indica que si una variedad tridimensional cerrada es suficientemente similar a una esfera en el sentido de que cada bucle en la variedad se puede transformar en un punto, entonces ella es realmente sólo una esfera tridimensional. Por algún tiempo se ha sabido que el resultado análogo es cierto en dimensiones mayores; sin embargo, el caso de variedades tridimensionales ha resultado ser el más difícil de todos porque, hablando crudamente, cuando se manipula topológicamente una variedad tridimensional, hay demasiado pocas dimensiones para mover "regiones problemáticas" fuera del camino sin interferir con algo más.

O como le leí a Arrabal explicarla a su manera, que "desde una perspectiva topológica no hay diferencia esencial entre un objeto en forma de churro hueco (o de neumático) y otro en forma de pelota (o de globo)".

Apetitoso... para él, claro. En noviembre de 2002, sin anunciarlo, colgaba en internet el primero de una serie de artículos que explicaban y resolvían el enigma. En lugar de publicarlo, en lugar de buscar los flashes.
He de decir que yo nunca he entendido, ni lo entenderé jamás, qué diantres demostraba y dónde estaba realmente el problema, pero una sociedad de tíos superlistos le concedieron la medalla Fields, el máximo honor al que puede aspirar un matemático (eso, y participar en "Mira quién baila").
"Grisha" Perelman rechazó el premio pese a los esfuerzos que se hicieron por convencerle. Y no sólo eso, ha mandado las matemáticas a hacer puñetas y vive con su madre en San Petersburgo. “No necesito ayuda para hacer lo que me gusta: oír a ciertos solistas de ópera, analizar partidas de ajedrez o buscar setas".

Y es que renunciar al importe de la medalla Fields es un lujo que sobrepasa los estándares éticos que se suponen a alguien de su austeridad. Tampoco la fama le interesa. Ha insinuado que rechazará el millón de dólares del Instituto Clay: "es completamente irrelevante para mí. Todo el mundo entiende que si la demostración es correcta no se necesita entonces ningún otro reconocimiento".

jueves, febrero 22, 2007

Hablemos de eso (consultorio sexo-ilógico)

Iniciamos una nueva sección en la que los visitantes podrán enviar sus dudas y sus consultas para que el comité de chimpancés les ayude a resolverlas y a mejorar como amantes, como personas y como seductores/as.

Envíen sus misivas a: hombrerevenido@yahoo.es


Sagitario: Estoy en una cafetería esperando a mi ligue de anoche y aparece con su amiga. ¿Debo actuar con naturalidad e intentar follármelas a las dos a la vez? ¿Debo pagar yo?


HombreRevenido: Es bueno que mantengas la mente despierta y el instinto alerta, Sagitario, de ese modo podrás abalanzarte como un jaguar sobre su presa cuando se te presente la ocasión. Has olvidado la posibilidad de que se presente con su madre, pero como hipótesis inicial creo que será suficiente.
Te recomiendo que asumas que si aparece con su amiga formará parte de la confirmación de tus sospechas, que todo se trataba de una apuesta, o de la consecuencia de una conversación del tipo: "¿Que no era tan feo? Voy a ir contigo y me lo cuentas". Así que te recomiendo que no te hagas demasiadas ilusiones y reserves tus calzoncillos de la suerte para otros locales en los que, ahora sí, me temo que te tocará pagar a ti.

Música enlatada (no apto para teléfonos sensibles)



¿Hay algo peor en la vida que llamar a una empresa, preguntar por el subsecretario Fernández o el perito Nitis, y que te tengan diez minutos al teléfono con esa musiquilla insufrible? Sí, esa famosa melodía que dice: nininí niní ninininí nininí nininí... ¿la conocéis? Pues me pone del hígado.
Una musiquilla que ni siquiera está bien grabada, parece una adaptación para órgano Casio PT-82 (con luz-guía en cada tecla). Y entronca fatalmente con el hilo musical de la sala de espera del dentista.

Una plaga a erradicar, en pleno siglo XXI. ¿Queremos de verdad teléfonos limpios de contaminación acústica? ¿Dónde está la O.T.A.N. cuando se la necesita de verdad?

miércoles, febrero 21, 2007

Topicazos (de ayer y de siempre)


Uno de las mejores webs que conozco es esta: www.topicazos.com

Es la monda, de verdad. Imaginad todas esas situaciones, personas, frases hechas, lugares comunes que acaban superando su condición de tópico hasta alcanzar el status superlativo de topicazo.

Es tan buena la lista y es todo tan cierto, que no puedo añadir más. Sólo invitaros a visitar a esta gente, que son la hostia. Simples y efectivos.
No os perdáis el topicazo al azar, al que se accede en el encabezamiento.


PD.- La foto es el topicazo máximo de la historia de las fotos (no sé si también se hacía con pinturas al óleo en su momento)

martes, febrero 20, 2007

Los martes: CINECLUB (38) - Pulp fiction


Pulp fiction - 1994 - Director: Quentin Tarantino

Reparto:
· John Travolta (Vincent Vega)
· Samuel L. Jackson (Jules Winnfield)
· Uma Thurman (Mia Wallace)
· Bruce Willis

Guión: Quentin Tarantino
Fotografía: Andrzej Sekula

"Pulp fiction" es un espectáculo desmedido (sí sí, espectáculo), como lo eran las películas de romanos, pero con la sonrisa insana y el escalofrío como extras multitudinarios. Es, a la vez, un trabalenguas jocoso que nos recuerda que la trama existe porque la vemos y la entendemos. Es un souffle de sangre, música y palabras. "Pulp fiction" es una película iniciática que apareció en el momento preciso para reinterpretar el lenguaje del cine y crear escuela, sin necesidad de proponer un canon, ni de una gran idea, ni de una revolución narrativa, sólo el ingenio de un director que no desaprovechó (como hacen otros) su oportunidad.

Ver "Casablanca" ahora sigue siendo un placer vulgar, su maravillosa colección de tópicos engarzados sin que se note demasiado, su predestinación al mito. Rodar "Casablanca" ahora sería una idiotez anacrónica. Tras "Reservoir dogs", Tarantino no se acomoda, como el Sr.Lobo (personaje-guante en la mano de un genial Harvey Keitel) sabe que el perfeccionismo parte de la vocación y la atención, exclama: no empecemos a chuparnos las pollas todavía. Y de allí, de ese empeño, surge esta joya de la reubicación cinematográfica, con tantas influencias: la novela basura, el cómic, el cine de serie B, el cine negro de la época dorada y el humor negro de la realidad contemporánea. Todo para convencernos sin retórica. Todo para que, con sonrisa nerviosa de enamorado, el adolescente (que fuimos y seremos) se pregunte, ¿cómo puede este hijo puta saber lo que me gusta?

Si algo tiene "Pulp fiction" es el refinado gusto (o mal gusto) de Tarantino por, en mitad del fragor vertiginoso de su prosa, regodearse en los detalles. No recuerdo dónde leí que la poesía era un cara o cruz; el cine puede serlo también.
Tres historias entrelazadas: una cita explosiva, un reloj de oro y un cadáver accidental. En suave movimiento circular se introduce cada personaje extremo en el útero cálido del atavismo tribal más violento (ciudad-jungla, soleada Los Ángeles).

Para el recuerdo cientos de escenas, miles de frases. Los diálogos de los matones (para mayor gloria de un Samuel L. Jackson en estado de gracia), el boxeador rabioso y tierno (acierto de Bruce Willis), el baile de Mia y Vincent (en la resurrección de John Travolta y la consagración de la musa). Me voy a mi casa a tener un ataque al corazón. La gamberrada de Tarantino convierte a todos los actores en cómplices de su locura, valiosa como los diamantes o lo que fuera que hubiera en el maletín. ¿Tensión o carcajada?. ¿Sordidez o atrezzo? ¿ese romano lleva un reloj?
La clave está en los detalles.

lunes, febrero 19, 2007

Animales Acojonantes (15) - LA MANTIS RELIGIOSA


Desde que empezaron a comentarse los peculiares hábitos de apareamiento de la mantis religiosa, se suscitaron los miedos impúdicos de los machos de todas las especies. Como si no se hicieran cosas peores en la naturaleza. Ahora, con el tiempo, aclararemos un par de conceptos que motivaron el equívoco. No es cierto que la hembra de la mantis religiosa devore siempre al macho tras la cópula. Tampoco es cierto que sólo lo devore si no le gusta lo que le hace. Dos horas dura el acto sexual, toqueteos, abrazos, ven aquí, al que la pareja se abandona.

Así ambos, dejando a un lado su habitual rezo, se entregan el uno al otro. La hembra, en previsión del desgaste que le exigirá el proceso de gestación, toma la palabra del amante y lo devora. Se lo come si lo pilla, ahí está la clave. Rara vez lo agarra en campo abierto, aunque sí durante los experimentos en cautividad, sin escapatoria posible.
En plena naturaleza, terminado el festival, el macho brinca y se va por patas antes de que le dé tiempo a decir “ya te llamaré”.
¿Hay, de todos modos, mayor morbo que el de enfrentarse a esta femme fatale? Arriesgar la vida por un instante de pasión aislado.


Por lo demás, la mantis es limpia y se cambia de muda frecuentemente. No es venenosa, aunque le diga a todo el mundo que sí, que es muy amarga. Lo hace para que los pájaros, en caso de duda, prefieran no comérsela.
Ella, por su parte, caza inmisericorde quedándose quieta, capturando al resto de insectos imprudentes, dados a revoloteo atolondrado.

Le gusta:
- Tomar el sol
- Jugar con la comida
- Leer los pasajes escabrosos de la biblia en sus años de internado católico

No le gusta:
- Los refranes
- El compromiso
- El mal sabor de boca que dejan algunas relaciones

domingo, febrero 18, 2007

Samsara


Si estuvisteis atentos el viernes, recordaréis que en clase de Sociales hablamos de la playmate buscona que quiso ser princesa y acabó como una rana viviseccionada en canal. Dijimos que habría que reflexionar al respecto, sobre la imbricada arquitectura del destino, como hojas de alcachofa agridulce.

El sábado en clase de Lenguaje, conocimos la trapisonda inicial del canto kafkiano a la vocación, a los suplicios de quien un día descubre que su camino es otro, que no va a levantarse a ser el rutinario engendro que todos desean que sea. La cucaracha metafísica avisa. Ser un monstruoso insecto no es la primera elección de nadie. Pero como todo en la vida, es una elección (por acción u omisión). Sigamos pues.

Saqué a pasear por la noche oscena mi disfraz de cucaracho. Desde siempre había tenido 3 disfraces soñados (excluidos fetiches de alcoba) para Carnaval. El primero que llevé a buen término fue el de huevo frito (un sentido homenaje). El segundo, el de Spiderman. Y me quedaba el tercero, que cumplí el año pasado y repetí ayer, el de insecto con antenas y patas. Me lo pasé bien; me di cuenta de que un cucaracho puede ser repugnante, pero siempre habrá una bandada de mariquitas enloquecidas que te toquen el culo y te den su teléfono. Todo muy raro, pero halagador.

Hablaba con mi amiga BG de nuestras neuras, y me imaginé a mí mismo frente a un psicólogo profesional. ¿Quién convencería a quién? Yo ya tengo mi propio psicólogo, mi propio abismo, mi propio flotador de pato, y después de la travesía por el desierto, es el momento de recuperarlo, de volver a escribir algo auténtico. Es mi destino. Como el destino de Anna Nicole Smith era, seguramente, ser un mal ejemplo de que los propósitos simples tienen refutaciones simples.

Vivimos aferrados a la seguridad estúpida, a renunciar a paraísos laberínticos por la aparente no-complicación; a no valorar hoy, lo que estaremos perdiendo mañana.

sábado, febrero 17, 2007

Kafka (no-industrial)


Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto.


Inicio de "La metamorfosis" de Franz Kafka (1883-1924).

viernes, febrero 16, 2007

Las playmates también lloran



Una historia triste, pero con un puntillo morboso que nos permitirá reflexionar sobre el destino (o los destinos, propensos a la sorna).
Me sorprendieron el otro día los detalles de la vida de Anna Nicole Smith, la rubiaca de la foto, que naciera en Texas hace 40 años, sin la silicona (según afirman).

Esta señora alcanzó su primer gran momento de fama cuando salió elegida (¿eso se vota?) Playmate del año en 1993, por la revista Playboy (que trae unos artículos buenísimos de Norman Mailer y de otros que no me acuerdo). El segundo bombazo mediático fue su boda con el archimillonario Howard Marshall, un año después, caballero cuya fortuna personal se elevaba hasta los 1600 millones de dólares, y su edad hasta los 89 años.

El caso es que el anciano la cascó (como presagiaba esta foto tremebunda que adjunto).



Y ella empezó la batalla legal por los milloncejos.

Después de tiras y aflojas, cuando todavía no había podido disponer de la fortuna "merecida", va la tía y se muere también.
Y ahora sigue la pelea por la herencia, claro. Ana Nicolasa tenía una hija de 5 meses, y tres hombres se disputan su paternidad. Vivir para ver.

Yeeeeeeepa!!!!


jueves, febrero 15, 2007

Enfurruñado


Sí, estoy estresado ¿qué pasa?. Es jueves y tengo todavía todo por solucionar. Empezando por el disfraz del sábado.

Ni siquiera voy a poder cortarme el pelo como tenía previsto, en esa peluquería en la que un sillón te masajea la espalda mientras te lavan la cabeza (uuuuaaaaa). Pese a todo será mejor que espere, porque todavía no sé por qué fantasía capilar decidirme.
En Arquitectura Nómada veo un enlace a un informe de la BBC sobre peinados sobresalientes de futbolistas. Estoy eligiendo cuál me favorecería más. AQUÍ OS PONGO (el enlace). Con las flechas podréis avanzar y retroceder.

Aunque al menos he sonreído esta mañana con esta ocurrencia a la que se refiere Karlos. He querido hacer también la foto, pero se ha puesto verde. Cachis.
Corazón en rojo, parece una metáfora. Ergo, parece poesía.

Por cierto, hoy es el día de San Faustino (como vi ayer que todo el mundo se fijaba tanto en el santoral, me hago eco).
En el día de San Faustino agarrame el... si rima es poesía ¿no?

miércoles, febrero 14, 2007

Arco-tangente (a otro mono con ese plátano)


Vamos a ver, no voy a extenderme en este tema porque no merece la pena. Seré breve entonces.

Cuando se hace una feria del libro se hace una feria, sí, pero DEL LIBRO. Libro, objeto, fetiche maravilloso, misterioso, morboso o lo que tú quieras, pero objeto, bien de consumo, medio de recreo, comercializable. A nadie se le ocurriría decir: Feria de la Literatura. Eso sería un absurdo, porque la literatura no se puede llevar a una feria, porque es algo insustancial, que sólo se siente, como no se pueden exponer en un stand el amor, la lealtad o el aroma del café.

¿Por qué diablos siguen empeñados en llamar a ARCO "feria de arte"?. Será una feria de galeristas, o una feria de objetos de decoración, pijos, infames, divertidos, repugnantes, engañabobos, engañabobas, o lo que sea. Pero objetos.

El arte, mercaderes de humo, no se vende. El arte es.
Si no tuviera tanto trabajo solucionando mis propios problemas me quitaría el cinto y os sacaría a latigazos del templo. Cabrones.

martes, febrero 13, 2007

Los martes: CINECLUB - 37 - El robobo de la jojoya


El robobo de la jojoya - 1991 -
Director: Álvaro Saenz de Heredia

Reparto:
· Millan Salcedo (Martín Campanelli)
· Josema Yuste (Senén Campanelli)
· Esther del Prado (Puri)
· Anabel Alonso

Guión: Álvaro Saenz de Heredia, Yolanda Garcia Serrano y Juan Luis Iborra
Música: José Tejera

En un día tan señalado como hoy (fijateee) el cineclub aprovecha para homenajear a estos dos monos titi. Quizás sea verdad lo que dice la leyenda y por culpa del duo humorístico (que fue trío en la noche de los tiempos) nuestra vida sea peor, nos hemos vuelto idiotas, follamos menos, usamos pijamas de felpa, nos burlamos de la gente con peluquín y nunca viajaremos al espacio. Pero lo que nos reímos en su momento ¿no?. Apaguemos las luces, echemos ketchup a las palomitas y que empiece el cineclub. ¡¡Veenggga!!

Nunca sabremos si hacer una película sobre el robo de una joya fue una idea absolutamente original de Sáenz de Heredia, aunque podría ser. El cine le debería entonces pleitesía eterna (sin contar la revolución del cine de autor que supuso "Aquí viene Condemor, el pecador de la pradera"). El caso es que los dos hermanos Campanelli, los inefables Martes y 13, planean el robo de una famosísima joya, el Ojo de Nefertiti. Pero un complot (oy que mala, oy que malaaa) y una avispa les mandan de camino a la cárcel.
Aunque la vida, como todos sabemos (excepto el de barbas que iba con ellos al principio y que ahora es un pringao mayormente) da siempre una revancha. Se escapan de la cárcel (está por demostrar también que el fenómeno de las fugas carcelarias tipo "Tango y Cash" en los 90 o "Prison break" en la actualidad, beban de su ingenio). No sólo se evaden, sino que dan con la sobrina de un amigo que trabaja en los grandes almacenes donde se expone la joya que quisieron robar. ¿Demasiada casualidad? Puede. ¿No sabía el nazareno donde estaban las piedras cuando andó sobre las aguas?. Pues ellos están en el lugar adecuado, en el momento adecuado (¡¡Encannnaaaa!!).
- Po favossss
- Esto hay que celebrallo
- ¿En doste?
Ellos son asín.

Y en el guirigay más estrafalario que se recuerda se produce la redención, el encuentro cara a cara con el objetivo (el ojojojo... es duestrooo), la invasión de señoras pregonando las rebajas, el cine de verdad, los segundos de tensión, el espejo aleve del perdedor, que un día se vuelve ruleta rusa, o ensaladilla rusa, y hay un cocodrilo. ¿Entendéis algo? Yo, grgrgr, yo tampocgjo, oye, hala.


Imperdonable que en todo el internet no haya un cartel de la película más grande que este. Y luego me dirán que no fomento la cultura. Me falta material, pardiez.

Suspiros

Lo mejor de estar en Canarias era olvidarse del reloj. Pasear bajo el sol y derretirse.
Creo que he traído una carga de calor (suplementaria a la, ya de por sí caldeada, sala de máquinas interior) que me permitirá sobrevivir un tiempo. Veremos cuánto.

Ya no me acuerdo de trabajar. Sólo de descansar. Dejé atrás el sol e inmediatamente cogí este catarro enorme que luzco orgulloso. Estuve en el garito más chill del planeta, hablando de la vida, masticando el sabor acre del recuerdo, fumándome el aroma del presente y el porvenir.

El cabildo no puede esperar que describa las maravillas de la isla (suecas aparte). Creeros que no vi nada en los 4 días, y sin embargo lo vi y lo pensé todo.
Es jodido. Pero da gusto vivir.

Mañana San Valentín. Me voy a ir yendo a la mierda (con perdón).

miércoles, febrero 07, 2007

Canarias, allá voy




Bum bum chocochoco bum bum chocochoco bum bum chocochoco bum bum...
Sobrevolando valles y montañas, vamos en avión a cumplir nuestra misión, queremos luchar contra la polución, por eso nos movemos en un chisme a vapor.

Aunque eso de la polución no lo veo nada claro, la verdad. Entre quemado que estoy, y que el trayecto a Barcelona lo voy a hacer en el coche más sucio del mundo libre (a la sazón, el mío), veremos en qué acaba todo esto.

En fin, chimpancés. Me piro unos días. Estaré de vuelta el lunes y no pienso contaros nada. No sé si sabré aguantarme el mono (nunca mejor dicho), igual mañana ya estoy buscando una conexión a internet como un desesperado.

Traeré sol para todos. Y arena. Seguro que traigo algo de arena, que se pega por todas partes la jodía.

martes, febrero 06, 2007

Los martes: CINECLUB - 36 - Zoolander


Zoolander - 2001 - Director: Ben Stiller

Reparto:
· Ben Stiller (Derek Zoolander)
· Owen Wilson (Hansel)
· Will Ferrell (Jacobim Mugatu)
· Christine Taylor

Guión: Drake Sather, Ben Stiller y John Hamburg
Fotografía: Barry Peterson
Dirección artística: Stephen Alesch y Christian Wintter

¿No habéis pensado que en la vida hay algo más que ser... sólo... o sea... tremenda y rematadamente guapo? Imagino que todos vosotros sí, claro, pero eso es porque no tenéis elección.
Ben Stiller nos presenta un retrato del mundo de la moda, sobrio, equilibrado. Dicen que es una parodia, pero no entiendo por qué.

Derek Zoolander, tres veces Modelo del Año, pasea su cuerpo escultural por las más famosas revistas, un hombre tocado por los dioses, apolíneo, chispeante, con el mayor don que la naturaleza otorgó a mortal alguno: acero azul, la mirada.
Sin embargo su apogeo se ve amenzado por el aspirante, un joven y desenfadado top, amante del peligro, y a la vez trascendental. Hansel es lo más; Sting sería otro de mis héroes. La música que ha compuesto en su carrera yo nunca la he escuchado, pero el haberla compuesto me inspira respeto.
Es la dicotomía clásica de la tragedia, desde Sófocles a "All about Eve". Dos arquetipos en la misma legendaria escalera al Olimpo.

El mismísimo David Bowie ejercerá de árbitro final entre ellos en el duelo de pasarela. Escena Memo-rable. Aunque no es sólo una película de egos confrontados, también es una película de búsqueda. Derek ha de afrontar su camino, ampliar sus horizontes, retornar a su orígenes y reconciliarse con su familia (que al principio será recelosa a su éxito, cegada por el brillo de la celebridad).
Y al mismo tiempo el metraje brinda una reflexión enconada sobre el submundo delictivo de la moda, que se confabula al oprobio de la explotación. Ellos amenazan realmente a los benefactores de la humanidad y, al mismo tiempo, a su hijo predilecto, a Derek Zoolander. Y cómo no van a ser capaces de eso y de mucho más, si han sido capaces de poner en el mercado esos pantaloncitos cortos que se llevan ahora. De terror.

Incluso Zoolander tiene un defecto: no sabe girar a la izquierda (amén de otros problemillas colaterales con la informática). Su magnetismo atrae a Matilda, la chica-de-la-peli que al principio es así como seca y al final se suelta el pelo y es más valiente que todas las cosas. No hay conspiración que pueda vencer a un enemigo poderoso, la belleza absoluta (Magnum). Todo sea porque exista un futuro habitable en el que los niños aprendan a leer chachi.

lunes, febrero 05, 2007

Lunes, negro, impar

Hoy ha sido un día con pocas razones para sonreír. Pero es nuestro deber intentarlo, hasta los últimos momentos de una jornada que promete ser larga.
Qué se le va a hacer, hay días en los que uno lamenta no tener palabras para reconfortar a personas a las que quiere. Quizás sea en esos días en los que más falta haga el sentido del humor.

Caigamos entonces por el tobogán de la existencia, hacia la piscina de bolas de los pequeños placeres. Y pocos placeres hay mayores que las vacaciones. La noche del miércoles estaré en Barcelona, y el jueves volaré a Canarias junto a mi amigo Perkins. Allí nos espera un orangután, que nos acogerá en su hogar, sólo hasta la noche del domingo al lunes, que pasaremos de regreso. Intervalo corto, lo sé, pero suficiente para sobrenadar a esta rutina asfixiante. Volveré como nuevo. ¡¡Sol!!. Sol, cabronazo, cómo te echo de menos.

Me diréis, ¿pero tú de qué trabajas? ¿Qué estrés es ese del que hablas? Y yo os digo que ha llegado la hora de desvelar mi ocupación. Pero es confidencial, así que guardarme el secreto (me estoy jugando el cuello).

Pertenezco a la Brigada de Consultores del Ejército de Tierra, un grupo de élite que se ocupa de analizar la situación, hacer como que la entiende y realizar informes ambiguos que le comprometan lo menos posible. Somos de una utilidad extrema en caso de conflicto. En caso de paz un poco menos, aunque claro, es momento del entrenamiento, un durísimo entrenamiento que nos mantiene alerta, ojo avizor, mirando cosas en google y reenviando correos basura.

El caso es que si por una inapropiada maniobra diplomática (imaginemos un toalla gate) nos enemistamos con Portugal (si no lo estamos ya), y ellos deciden invadirnos, se movilizaría a la Brigada de Consultores que acudirían a octava línea (en primera línea no se ve bien) y prepararían una serie de power-points presentando a las tropas lo que sería mayormente España, lo que sería la importancia fundamental de las provincias limítrofes, haciendo un paseo (lo más esquemático y visual posible) por los antecedentes históricos del conflicto, e identificando los problemas para, de un modo ordenado, ir planteando las soluciones realistas que cada situación plantea, y recomendando acciones futuras que sean coherentes con las estrategias generales de la comandancia, enfocadas en los procesos adecuados y con la suficiente adecuación a los recursos, las armas y las balas que se tuvieran. Dándose el casus belli de tener más balas que enemigos (el famoso "Dilema de Gila"), por ejemplo, se plantearía una solución honrosa y se la dotaría de argumentos sólidos frente a cualesquier consejo de guerra, además de acompañarlo con lemas antiguos como ese que dice: "el ejército español nunca retrocede; da la vuelta y sigue avanzando".

Somos el último bastión infranqueable de la seguridad de la patria.
Ahora ya lo sabéis. Estáis todos en el ajo.

Buenas noticias: Se acerca la primavera


Cómo he podido olvidarme. El viernes fue el tradicional día de la marmota y Phil, al salir de su madriguera, al contrario que en el dibujo, no vio su sombra, lo que supone que la primavera está a la vuelta de la esquina.

Y tanto que lo está, yo me encontraré con ella el jueves por la mañana, pero eso ya os lo contaré más tarde.

En fin, que como a mí se me pasó, os dejo que os lo cuente otro.

domingo, febrero 04, 2007

Locura (abismos de todo y nada)





El loco yerra pero no miente, tiene la perniciosa manía de decir la verdad, como el borracho.



La frase no es mía, es de un poeta genial, maldito de vocación. Leopoldo María Panero.

Respirar su atmósfera enrarecida durante mucho tiempo puede empalagar o dar náuseas. Pero el brío de sus metáforas fascina, como la repetición perpetua y bella de la luna.

Te ofrezco en mi mano
los sauces que no he visto.

La irrealidad es buen refugio para los días tristes, o los días demasiado alegres.

Qué es la magia, preguntas
en una habitación a oscuras.
Qué es la nada, preguntas,
saliendo de la habitación.
Y qué es un hombre saliendo de la nada
y volviendo solo a la habitación.

sábado, febrero 03, 2007

La gloria

Fragmento de "El telón (Ensayo en siete partes)" de Milan Kundera.

En Hugoliada, un panfleto contra Victor Hugo, Ionesco, a sus veintiséis años y todavía en Rumanía, escribe: "La característica de la biografía de los hombres célebres es que han querido ser célebres. La característica de la biografía de todos los hombres es que no han querido o no han pensado en ser hombres célebres (...) Un hombre célebre es asqueroso..."

Intentemos precisar los términos: el hombre pasa a ser célebre cuando el número de quienes lo conocen supera claramente el número de los que él mismo conoce. El reconocimiento del que goza un cirujano no es gloria: es admirado por sus pacientes, sus colegas, no por el público. Vive en equilibrio. La gloria es un desequilibrio. Hay profesiones que la llevan consigo fatal e inevitablemente: la de los políticos, las modelos, los deportistas, los artistas.

La gloria de los artistas es la más monstruosa de todas, porque implica la idea de inmortalidad. Es una trampa diabólica, porque la pretensión grotescamente megalómana de sobrevivir a la propia muerte está inseparablemente relacionada con la probidad del artista. Toda novela creada con auténtica pasión aspira de un modo natural al valor estético duradero, lo cual quiere decir que aspira al valor capaz de sobrevivir a su autor. Escribir sin esta ambición es puro cinismo: porque, mientras que un fontanero mediano es útil a la gente, un novelista mediano, que produce a conciencia libros efímeros, corrientes, convencionales, por tanto inútiles, nocivos y que estorban, sólo es digno de desprecio. Es la maldición del novelista: su honestidad está atada al potro infame de su megalomanía.

Deportes de locura. Hoy: KABADDI


Hace semanas, en una de mis pocas aventuras televisivas, descubrí un fabuloso deporte en los Juegos Asiáticos. Me conjuré para conseguir entenderlo. Y ya puedo decir que jamás lo conseguiré.

Es una especie de mezcla entre el tú-la-llevas, el juego del pañuelo (no confundir con la prueba del pañuelo) y el corro de la patata, pero jugado en un campo de balón prisionero por señores con bigote (normalmente).
Muy popular en el sudeste asiático, es capaz de congregar a las masas en un pabellón, vibrando con las misiones de los exploradores, con sus gambeteos, con sus "esprines" tipo ladrones y ministros (1, 2, 3, 4, 5, viva Carlos V...)

Dos equipos de 7 personas se enfrentan. Cada equipo en su campo. Veinte minutos dura cada una de las dos partes, hala, que nos sobra el tiempo. Cada equipo, en plan cobarde, manda un tipo a la aventura, al campo contrario, donde los rivales le esperan cogidos de la mano. El adelantado no puede respirar (¿?), y para ello canta todo el tiempo (al pasar la barca...). Si toca a los del equipo contrario, los elimina (o descalimina, que dicen en mi pueblo). Pero los contrarios pueden deslizarse sigilosamente y agarrarlo por detrás (¿¿??). Y eso se vale. Vivir para ver.

Cada descaliminado: un punto para el contrario. Cuando te cepillas a todo el equipo: two points.

India, Pakistán y Bangladesh se repartieron, en ese orden, las medallas de los Juegos Asiáticos. Aquí unas imágenes testimoniales de la final.
Se verá que este es un deporte que exige cierto estilismo, estrategia, buenos pulmones, y ser un bruto si los acontecimientos se precipitan y se forma una montonera (porque entonces llueven las hostias).
Por supuesto que hay modalidad femenina, de igual belleza y desempeño (similares bigotes, incluso).

El juego es ancestral. Tiene unos 4000 años. Y se nota.

jueves, febrero 01, 2007

Jugar con fuego



Pero si tiene el tacto en la mirada ¿qué hago? ¿me esfumo?

El rodillo de la pasión, su rodilla sobre la mía. Eso es exactamente el verano (incluso en febrero), verle regar las plantas mientras la penumbra le acaricia y la rendija de la persiana es su calidez al cuadrado. Aunque a veces no sé si esa imagen existe o la invento a base de golpearme contra una boca cerrada.

Si da un paso, si da otro, si da de beber a nuestras sonrisas siamesas, si me espera, si se viene, si me sueña, si le duele, si se pierde en el laberinto de un remanso de silencio, si se reencuentra en mi abismo, en el filo de la navaja, su mordedura bestial a las frutas desgajadas de la entrega, los muslos empapados en saliva, la compañía secreta, distante, no importan las palabras que se elijan, ni la ropa, ni la piel bajo sus uñas, ni nuestro penúltimo aliento.
En mi tímido delirio intuyo su arquitectura tensa, mi cuerpo de fanta limón se vuelve catástrofe en su boca de baileys.

¿A quién quiero engañar? Si se pone las braguitas que le regalé, le perdono.

Levedad



Todo indica que es jueves y que la semana transcurre. Lo que no deja de ser una buena noticia. Porque inmediatamente será viernes, con lo que eso conlleva. Estoy tan ensimismado que no sé qué decir.

Porque la salud sólo se valora cuando se pierde, y hoy quiero reivindicarla enérgicamente. Hoy, a diferencia del jueves pasado, sólo me queda de Cristo atormentado esta barba de X días (de jipi) que no me da la gana afeitarme hasta el domingo. Mi vuelta al deporte ha contrarrestado mi (leve) vuelta a la noche. La semana que viene le he pedido a mi jefe 5 días de vacaciones y ha dicho lo de siempre, que si yo me cojo 5 días, él también. Envidioso. Tengo los billetes de avión, tengo alojamiento (en casa de un mono) y tengo el bañador.

Y a todo esto, sigue siendo jueves.
Está bien, claro. Pero no quiero cantar victoria (que es lo que le dice Beckham a su mujer cuando élla se empeña enchufar el karaoke).