miércoles, marzo 26, 2008

Cambiazo climático






Digan lo que digan, a mí el frío y el viento me provocan hambre. Y además se me quitan las ganas de salir a correr. Espero a la primavera ansiosamente y resulta que se avecina otro temporal de frío. ¿Es o no es para cagarse en todo?

Al hilo de los geniales experimentos de la Doctora Kaktus, me propuse durante el día de ayer comprobar una teoría que, ya de por sí, pintaba bien como planteamiento.

"El agua caliente se congela antes que el agua fría"

¡Tócate los pies!
Lo había leído en alguna parte y estaba dispuesto a averiguar si se trataba del típico bulo. Apelé a mi yo científico y me puse manos a la obra.
Necesitaba dos recipientes. Pensé. Me rasqué la cabeza un rato. Jugué una partida al solitario spider. Volví a pensar (ahora con cuidado). Me dije a mi mismo con cautela: dos vasitos de plástico. Excelente. La lucidez es como la varicela, sólo se tiene una vez en la vida.
Se estaba rifando un Premio Nobel.

Llené los recipientes con, alternativamente, agua fría y agua caliente. Los introduje en el congelador. La gran prueba estaba en marcha. ¿Podía ser cierto que el agua caliente se enfriara más rápido y adelantara al agua fría, confiada al ver tan cerca la meta?
La simple posibilidad me excitaba.

Pasaron dos horas en un visto y no visto. De repente me acordé, ¡coño, el experimento!. Galopé hasta la cámara frigorífica y allí estaba la respuesta: los dos vasos convertidos en dos cubitos.
Me conmovió mi propia ineficiencia.

Vacié los recipientes y me conjuré para repetir el proceso de nuevo. Agua fría en uno, agua caliente en otro. Al congelador y en media hora vuelvo.
De eso hace unas 25 horas y, como imagináis, sigue el "empate técnico". Lo he recordado por primera vez esta tarde en pleno trabajo. Como una revelación: ¡Hostia, los vasos!.

Obtenido al fin un resultado colateral al estudio: soy demasiado imbécil para el método científico, he decidido apoyarme en Google, que todo lo sabe y algo calla.

Leo que la afirmación de que el agua caliente se congela antes que el agua fría es cierta... en algunas ocasiones. Es lo que se conoce como Efecto Mpemba.

El caso es que en temperaturas cercanas al punto de ebullición, el agua más caliente se evapora más, cambia su masa, su pureza. Y eso unido a la mayor convección interna (¿mande?) del vaso más caliente, hace que se congele antes. Pero si pones agua fría y agua caliente normal como hice yo, el resultado es que la fría gana.

Y si gana la fría es cosa del invierno que no nos quiere dejar en paz.
Porque en primavera, se sabe, gana siempre la más caliente.


12 comentarios:

la maru dijo...

Muy interesante, sí señor. Aunque yo ese experimento lo hago así: cojo agua en ebullición (lo que se dice, hirviendo) la meto con cuidadín en el congelador y cierro la puerta del mismo.
Resultados: el agua no se congela. Ahora, eso sí. El congelador se descongela y te queda limpio limpísimo.

HombreRevenido dijo...

Maru, eso que me cuentas es fantástico. En vez de congelar el agua derrites el hielo del congelador. Es un desafío a lo convencional.

Higiene-Filosofía. Parece aburrido pero no lo es (aunque es verdad que hay binomios mejores, Boca-Hielo o Macarrones-Agua caliente)

karlos dijo...

Reve, el experimento del que hablas se hace con una puerta transparente para poder observar el experimento, en tu caso, creo que careces de tal utensilio, asi que creo que tendrias que entrar tu en el congelador con los dos vasos, el problema surge en que si tu estas, todavia, mas caliente que el vaso de aua caliente, acabaras congelandote tu antes.
Mejor saca el vaso conjelado, y llenalo con una buena cerveza.

kaktus dijo...

Ayer probé a ver qué se sentía cepillándote los dientes con dos cepillos eléctricos a la vez. La sensación no es especialmente intensa, pero no veas la de espuma que se forma. Pensé en cambiar la pasta de dientes por detergente, pero ya era tarde y todo el mundo sabe que en Urgencias entre semana van algo justos de personal.

Es bonito el mundo científico.

la maru dijo...

Definitivamente acabarán echándome del curro. Estar con la sonrisa floja trabajando no sé lo cree nadie. Si no descubren que río por vuestros comentarios me echarán por loca.
karlos, kactus, estáis divertidísimos.

Spanish Johnny dijo...

Jua. Pues yo que, por lo que leo, soy tan disperso y aconstante como el Hombre Revenido, suelo hacer muy a menudo la demostración empírica del famoso 'café hervido, café perdido' y puedo asegurar que no, que café hervido durante 3 horas es simplemente café evaporao. Lo se a ciencia cierta y de hecho lo vuelvo a comprobar, por si acaso, cada cuatro días o así.

HombreRevenido dijo...

La cerveza bien fría, yo bien caliente, las puertas opacas (siempre), la ciencia para los cienciólogos y ya está, Karlos.
Y vale de hacer experimentos con agua o con gaseosa.

Kaktus, espíritu indómito, la de cosas que se te ocurren. El detergente limpia pero mata. Y ojito con los cepillo eléctricos.
¿Tus padres no te compraron nunca un Quimicefa? Mejor.

Maru, nunca descubrirán por qué te ríes. Seguro que piensan que es por algún plan maligno para controlar el mundo.
Mejor eso que visitar blogs chorras.

Spanish Johnny, qué hermosa es la ciencia cotidiana. Piensa que ese vapor llega a las nubes y algún día, como anunciaba la canción, lloverá cafe en el campo.
Ojalá.

kaktus dijo...

Claro que me compraron el Quimicefa.
Corolario: el azufre y el bicarbonato de sodio añaden interesantes propiedades a prácticamente todos los líquidos.
Conclusión moral: Meter la mezcla en un globo de agua y tirárselo a los vecinos NO es ciencia, es vandalismo (sobre todo si cae sobre la colada tendida). Y a mamá no le gusta nada, nada.

Ana arándanos dijo...

Luego diras que no amenizas los posts largos con fotos eroticas y me dejaras de mentirosa y te guardare rencor en silencio...

Me he descojonado con esto:

"Necesitaba dos recipientes. Pensé. Me rasqué la cabeza un rato. Jugué una partida al solitario spider. "

Pequeña Silvi dijo...

...os aburrís mucho...no?

La gata Lola dijo...

Jajaja! Qué bueno buenísimo!
La doctora Kaktus también ha despertado la científica que hay en mi.
Sin ir más lejos, el viernes pasado hicimos con Delcar el experimento de cuánto podíamos llegar a hacer el ridículo a nuestra edad. La respuesta es M.U.C.H.O. y la función que describe el fenómeno es lineal y directamente proporcional al número de Bombays (azules, of course) ingeridos.

Por cierto, la semana pasada me llegó un mail genial con un montón de experimentos para hacer... pero eso me lo reservo para un artículo de la prestigiosa Badil be Scientific(ous)!

Os habéis dado cuenta de que estamos todos muy científicos? Será que la Primavera la neurona altera... angelicos!

HombreRevenido dijo...

El demonio huele a azufre por algo Kaktus. Si no olería a Varon Dandy.
Los vecinos y la Inquisición, por ese orden, siempre han sido enemigos del conocimiento.

Ana, pongo un ombligo y un hielo y ya hablas de erotismo. No me lo explico.

Lo de los recipientes tuvo su miga, porque iba a poner dos vasos de cristal (y ya sabemos todos que los vasos de cristal no son lo más adecuado). Me di cuenta de mi error y quedé desolado porque no había solución posible. Luego vi que sí.

Pequeña Silvi, es ansia de aprendizaje mal canalizada. Habiendo tantas cosas inmorales que aprender...

Gata Lola, yo soy poco científico, pero descubrí con la publicación de los estudios de Kaktus, que había pocas cosas mejores que narrar los experimentos que hace uno en la intimidad.
En vuesto experimento también había hielo y vasos, pero en lugar de congelación hubo cocción. Que pa todo hay.