sábado, marzo 15, 2008

M11S 11 - MEDIOCENTRO OFENSIVO - Andrea Pirlo


El fútbol ancestral nació con la costumbre de acumular delanteros, quizás porque es más fácil destruir que crear. La evolución técnica y táctica empezó a encontrar debilidades en los frentes demasiado definidos, no bastaba el delantero aguerrido o el defensa vocacional, había que empezar a elaborar.
Elaborar, palabra prosaica que pocas veces tiene más de poesía que cuando se relaciona con el fútbol.

El centrocampista va y vuelve, descifra, escapa, persigue. Un partido empieza a ganarse en la transición entre las áreas, y allí están ellos, y si no están hay una estepa inexplorada que da miedo. Miedo a la oscuridad.
Los más cotizados saben disparar de lejos, los listos se asocian con todos para poder mandar, y al final, imaginamos, se llevan el balón. Por eso podemos evocar a Matthaus rompiendo un jarrón en su casa o a Giresse, a Verón o a Cesc sin soltar el mando a distancia.

Andrea Pirlo, "El metrónomo", es el máximo exponente del centrocampista que mantiene el orden, especialista también a balón parado, que enseña el camino y deslumbra en cada gesto rutinario, como esos bailarines a los que aplauden hasta cuando suben al autobús. "Un líder silencioso, que habla con los pies", como le definió Lippi.

Debutó en el Calcio a los 16 años, era un 10 con mucha clase. El Inter le llamó, pero allí nunca hubo sitio para un virtuoso como él, brillante e ineficaz.
Fue al Milan y allí se produjo el encuentro que cambió su vida. Ancelotti, entrenador del equipo, centrocampista en el mítico Milan de finales de los 80, necesitaba construir un equipo ganador y se encontraba con un handicap insalvable, no había calidad suficiente para mandar en los partidos. Entre los dos, Ancelotti y Pirlo, urdieron la metamorfosis. Se aplicaron en un trabajo específico para mejorar los fundamentos defensivos del jugador y su endeblez física. Pirlo, de repente, ganó espacio, hizo respirar al equipo manteniendo el control del balón (la pelota, ese gran desconocido de tanto mediocentro tarugo), tomó los galones de mariscal de campo y el resto es historia.

Dos veces campeón de Europa, indiscutible en la selección italiana campeona del mundo, algún que otro scudetto... y, sobre todo, haber cambiado un concepto equivocado, ese tan italiano que proclama que no triunfan los lúcidos en campo abierto.



Votación de la encuesta:
1) Cesc - 29%
2) Gerrard y Xavi - 23% cada uno

Ya está abierta la encuesta para votar al mediapunta (en la columna de la derecha).

7 comentarios:

Guillermo dijo...

Aquí estoy pillado, porque el mío también era o es Pirlo. Celebro la coincidencia pero me veo obligado a tomar decisiones, dejando en el banquillo o en la grada a tipos que cualquiera pondría como ese 4 que creyó inventar Cruiff pero que no es más que el 5 argentino dueño de la manija, con una diferencia clave: esos jugaban o juegan aún sin pareja. El doble pivote cambió la función porque Fernando Redondo sólo hay uno. Ahora, además, se ha llegado a recuperar el pivote único pero con más inclinación a destruir que a crear (¡qué gran año hizo Marquez hace poco, ahí mismo!). Vamos que me lo estoy pensando.

HombreRevenido dijo...

El pivote, el 5, el 4 de toda la vida, fue la semana pasada, Guillermo. Aquí va de un centrocampista con más movilidad, creatividad y llegada, de ida y vuelta. Por eso Cesc, Gerrard o Lampard en la lista.
Pirlo en el Milan juega justo delante de la defensa, pero porque tiene a su lado a dos futbolistas muy físicos, Gattusso y Ambrosini, si no lo tendrías de complemento ofensivo en el doble pivote.

Yo también admiro a Redondo y Guardiola, futbolistas únicos allí donde normalmente sólo triunfan jugadores puramente prácticos.

Guillermo dijo...

Vale. Es que yo me quedé en los 90 y por eso quizá no he entendido bien el esquema, como he demostrado en estas semanas. Por eso y porque soy torpe, evidentemente y me lo has repetido pero sigo sin cogerlo.

Mi 4 (o 5) es el encargado principal de dar salida, ritmo, criterio... Más un Xabi Alonso o un Cesc que un Mascherano o un Touré Yaya, mientras que para el puesto donde tú pones a Pirlo, me haría falta un todocampista que tenga llegada al balcón, pero también quite, a la vez que Lampard jugaría en mi equipo unos metros por delante...

Como no se trata de marearte, y en contra de mi propio criterio táctico, me quedo con Stevie Gerrard para el equipo B que alinea a Buffon, Alves, Terry, Pepe, Cole, Touré y Gerrard de momento.

HombreRevenido dijo...

Intento definir puestos, roles. Evidentemente cabe cualquier pareja de mediocentros, en armonía con el resto de equipo. A mí un mediocampo Cesc - Pirlo me pone más que cualquier otro, pero igual que un equipo puede jugar con dos delanteros centros y sin embargo este 11 sólo elegirá uno.
El caso es que uno da criterio y otro despliegue, pero hay muchas fórmulas. Brasil fue campeona del mundo en 2002 con 3 centrales y Gilberto Silva - Kleberson por delante. O en el 94 con el trivote: Mauro Silva - Dunga - Mazinho. Francia en el 98 con Deschamps - Petit (casi nada, la alegría de la huerta).
Es raro, Guillermo.

Guillermo dijo...

Y tan raro.

Seguramente recordarás uno de esos partidos de cuartos en los que España jugó como nunca y perdió como siempre. Un partidazo en el que Inglaterra como local, nos echó de la Eurocopa 96.

El seleccionador Javier Clemente se marcó este once: Zubizarreta, Belsué, Alkorta (Lopez, 75), Abelardo, Sergi, Hierro, Nadal, Amor, Manjarín (Alfonso, 46), Kiko, Julio Salinas (Caminero, 46).

Con cuatro centrales nos hicieron mil ocasiones pero tuvimos el balón y la oportunidad de ganar.

Perdimos en los penaltis después de 120 minutos con 0-0, pero nos quedó en la retina casi una gesta y buen fútbol.

Alberto Colombo dijo...

ESta vez es una derrota con gloria.... vote a Gerard..el emblema del Liverpool pero que salga elegido Pirlo es un homenaje al futbol bien jugado

HombreRevenido dijo...

Un jugón, Pirlo. Y también es grande Gerrard, Alberto. Un líder, con gol, con capacidad de sacrificio, un centrocampista en toda regla. No todo es el toque, está claro.