lunes, marzo 31, 2008

Un eterno y grácil bucle


Si nuestra mente fuera tan simple para comprenderla, seríamos tan estúpidos que no podríamos comprenderla.
Hoy en día todo es sencillo, simple, un eslogan, una palabra, un concepto, un gesto. Y no, atención, no es así, la vida es compleja, la mente es compleja, la felicidad es un enigma.

Menos mal que nos quedan algunos isomorfismos que nos acercan al disfrute insano de la complejidad sin ofender a la inteligencia. El libro de Douglas R. Hofstadter, "Gödel, Escher, Bach: un eterno y grácil bucle" (publicado por primera vez en 1979, ganador del Premio Pulitzer), reduce a 920 páginas esta experiencia.

Mientras leía esta obra inigualable, hace varios años, tomaba apuntes. No sabía que algún día podría utilizar esos apuntes en un blog (ni siquiera sabía lo que era eso). El caso es que ha pasado el tiempo y aquí estoy, escribiendo un post sobre el libro, pero sin los apuntes, porque no los encuentro. ¿Os había dicho que soy un mono?.

Autorreferencia, zen, pensamiento artificial, holismo, reduccionismo, música, arte, juegos de palabras, matemáticas, genética, filología, sentido del humor, rompecabezas, forma y fondo, filosofía amena, clara, lúdica.

¿Puede un sistema comprenderse a sí mismo?

Aquí, ahora, para evitar responder a la pregunta incluiría un extracto del libro, os dejaría con el culo torcido pensando ¿qué habrá querido decir con todo esto?. Pero como he perdido las notas sólo puedo recomendaros esta obra maestra (disponible en cualquier biblioteca que se precie).
No todo va a ser quejarse de que es lunes. A veces se puede fingir que se sabe algo de algo. O al menos contemplar con asombro.


15 comentarios:

cardo dijo...

a veces tengo la impresión que todo es tan complejo porque se nos olvida que sólo somos monos con necesidades de monos

RJ dijo...

¡Caramba, un GRAN libro, ciertamente! Tengo ganas de tener tiempo para leerlo completamente. Pero nunca logro tener el suficiente.
Los diálogos me gustaban mucho (con la tortuga, jaja), eran... muy lógicos.
Saludos

Laurentina dijo...

Si señor, adoro ese libro. Parece que al final, hay un atisbo de que todo es lo mismo...la musica, la pintura, la filosofia, la vida... caos.

Abrazuelos

HombreRevenido dijo...

O igual es todo muy complejo precisamente porque somos monos, Cardo. Y seguramente decir que todo es muy complejo es una forma de simplificarlo.

RJ, léelo de nuevo, acábalo, lo que sea. Tiene algo circular, completo e incompleto, que merece mucho la pena.
La tortuga, la colonia, el oso hormiguero, hay personajes fantásticos.

Laurentina, nada causa tanto desorden en nuestro entendimiento que encontrar ese orden de la naturaleza en todo.
Un libro estupendo, de cabecera (para disfrutarlo o quedarse dormido instantáneamente, según gustos).

la maru dijo...

Mira por donde tenía ganas de que recomendaras un libro porque he terminado el que tenía. Así que, aunque 900 páginas quizá sea excesivo, lo empezaré. Ya te contaré...

Wilwarin dijo...

Arte, filosofía, Zen, juegos de palabras, filología, sentido del humor... has dicho las palabras clave, tendré que leerlo.

Fabulosa la entrada del "gato encerrado".

Pequeña Silvi dijo...

Mira que os gusta poner temas profundos en lunes espesos!!
endevé...soy demasiado mona pa procesarlos!

HombreRevenido dijo...

Espero que te guste y no me lo acabes tirando a la cabeza, Maru, que es un volumen bastante importante.
Es un ensayo, hay poca acción, pero a mí me gustó mucho.
Mañana me lo compro, por cierto.

Wilwarin, creo que te gustará, a juzgar por las palabras clave.
Gracias por lo del gato. El animal hizo todo lo que pudo.

Pequeña Silvi, espero que al menos te hayan gustado las fotos.
Yo tampoco entiendo mucho el post, no te creas...

Duende dijo...

Yo solo con intentar comprender que venimos de la "nada" llevo un tiempo escudriñandome la cabeza de Duende. Parece buena recomendación, así que tomo nota.

Chic dijo...

Hoy he hecho como con los periódicos: me he mirado la viñeta y no he leído el texto. El pan está en el cielo.

HombreRevenido dijo...

Duende, en eso creían los antiguos, en la generación espontánea de la vida. Dejaban un trozo de carne varios días al sol y ¡zas! aparecía la vida de la nada.
Toma nota que el libro te gustará.

Chic, ¿a quién le importa el trozo de pan si tienes una tostada?
Haces bien, yo hay días que tampoco me leo.

Orleans dijo...

Cuando pensamos que en el fondo la vida es mucho mas compleja de lo que creemos,es precisamente porque esperamos tiempos mejores,enrevesados,retorcidos,pero en definitiva,mejor,más elaborado.

HombreRevenido dijo...

Ese razonamiento es demasiado complejo para que yo lo entienda, Orleans.

Pero es verdad que cuando pensamos en el futuro lo imaginamos mejor que el presente. Y uno siempre prefiere tener una personalidad indescifrable que simple.

La gata Lola dijo...

Jajaja!
Y a mi que me encantan las paradojas... sobre todo cuando hablan de gatos!

HombreRevenido dijo...

Ningún felino ha sido maltratado para la concepción de este post, Gata Lola.
- ¿Para qué?
- Paradoja