jueves, junio 17, 2010

A lo suyo

Josua Jesús ¿ya no juegas con el Batman y Robin que te regalamos?

- Mami, creo que ellos se apañan mejor por su cuenta.



Toda la vida los superhéroes han sido raritos, siempre tan introspectivos e individualistas... pero esto es pasarse.

No sé, creo que se está perdiendo el romance.
.

9 comentarios:

Pitufa dijo...

El romance ... que es eso?? hace tanto tiempo que no oigo hablar de él que casi se me ha olvidado lo que es....
Que lastima

Duende dijo...

Los click, eso si eran todo altruismo y amor a los demás.

HombreRevenido dijo...

Pitufa, en estos tiempos de prisas y apremios se nos van a acabar olvidando las cosas buenas de la vida.
Hay que hacer memoria entre todos.

Duende, qué razón tienes. Los clicks jugaban en grupo, en plan montón, en plan barullo, en plan solidario. Como tiene que ser.

Nana dijo...

No, hombre, eso sólo lo hacen cuando no pueden estar juntos. Todo el mundo sabe que se lo pasaban mucho mejor el uno con el otro. Las noches de invierno en la Batcueva eran tan largas, y Alfred tan viejo...

Nana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nana dijo...

Por cierto, Profe. No se puede imaginar la nostalgia [mezclada con placer, pero del inocente] que me ha entrado tras escuchar In Bloom de Nirvana en el reproductor. Joder, ya casi no me acordaba de esas guitarras, más densas y casi más contundentes que la sopa de cocido.
Jolines, una vez más, me va a haber emocionado usted. Snif, snif.

Alberto Colombo dijo...

Decenas de sordidas historias revolotean alrededor de nuestros superheroes...

No es el momento ni el lugar pero algun dia desvelare los rumores que unian sexualmente a Alfred con Tia Harried y al abuelo de Heidi con ciertas ovejas....

Orleans dijo...

Seamos realistas...no hay mejor "pajatiempos"... ;)

HombreRevenido dijo...

Nana, espero que lo de la Batcueva no sea una metáfora.

Me has emocionado a mí también con tu recuerdo de Nirvana. Yo le tengo mucha fe al "Nevermind". Tengo que ir alguna vez a las fiestas de Seattle.
Qué tiempos aquellos...

Alberto, avisa cuando vayas a contar todas esas cosas que mandaremos a los niños a jugar al recreo.
Madre mía, la de chismes que hay en el mundillo del cómic.

Orleans, la verdad es que entre aventura y aventura, entre maleante y maleante... pues oye, cada uno se relaja a su manera.