sábado, octubre 27, 2012

Humor crudo



El miedo es útil. Nos permite estar alerta, evitar peligros e insensateces, saber cuándo la cosa se vuelve seria y poner los cinco sentidos en ello. Se sufre pero se aprende.
Vencer el miedo es importante. Evitarlo tendría efectos catastróficos.

Tampoco queremos cerca a ese otro huesped hijoputa: el dolor. Sin embargo también es muy útil.
Existe una enfermedad, el síndrome de Riley-Day, que afecta al sistema nervioso y que hace que no se sienta ningún dolor. Parece algo bueno, pero imaginad que no sentís las quemaduras o que no os dais cuenta de que os acabáis de romper el cráneo.
El dolor también es un aviso que contribuye a la supervivencia.

Como veis, está todo muy bien organizado por la consultora fantasma de la evolución.
Entonces el humor tiene que tener también una razón ¿no?.

Temor, dolor, humor... todo verboides de la cuarta declinación.

Voy a explicar una teoría que se me ha ocurrido a volapié.
Sabemos que el miedo y el dolor son necesarios, pero necesitamos hacerlos llevaderos, camuflarlos. Y para eso tenemos al tercer rey mago: el humor.

Muchas veces nos reímos de las cosas que nos acojonan o de las cosas que nos duelen. Y así conectamos con el resto de simios, que sienten algo parecido y no quieren tratarlo de forma directa.
Bueno, con todos los simios menos con los que tienen síndrome de Riley-Day, que no pillan las coñas. Pero tampoco se han dado cuenta de que hay un rottweiller mordiéndoles la pantorrilla, así que no hay que tomárselo a mal.

A un mono que te hace reír le respetas.
Hacer reír es empezar a buscar el camino alternativo, lo contrario de lamentarse.
Hacer reír es un salvoconducto.
Hacer reír es el sexo oral de la amistad.

12 comentarios:

ro dijo...

Muy buena reflexión. Me ha gustado. El humor es tan necesario como los otros dos para sobrevivir.

Saludos.

Dalicia dijo...

Gran post para una:

Eterna hiperfóbica por todo, y gran miedosa.

Con dolores crónicos...

Y cachonda perdida que se ríe hasta de su sombra (salvo cuando el punto 2 es insoportable, que retorna al punto 1 una y otra vez, una y otra vez....)


Parece que hayas escrito el post pensando en mí ;) Muas!!

pazzos dijo...

El humor, la buena comida, el sexo y ganar al mus tienen como misión estimular los centros de recompensa de nuestro cerebro, esos que nos mantienen con ganas de vivir una existencia por lo demás absurda y sin sentido.

molinos dijo...

Cuando tienes tanto dolor y tanto miedo que te has vuelto de corcho..el humor te hace ver que sigues vivo.

molinos dijo...

seguimiento...

Peter dijo...

Hacer reir es la posibilidad de los feos.

Prefiero un tonto que un soberbio que no capta el humor de las cosas

Anónimo dijo...

Anonadada me hallo

HombreRevenido dijo...

Ro, gracias.
Conviene no llevarle la contraria a la evolución. Si puso allí el humor fue por algo, está claro.

Dalicia, ¡que el humor prevalezca en tu vida! Que tenga al 1 y al 2 bajo control. Que se imponga.

Pazzos, mejor vivir nuestra existencia que vivir cualquier otra inexistencia. El cerebro no acepta recompensas en metálico.

Molinos, yo también estoy convencido de que es la mejor terapia que existe.
Ni psicoanálisis ni gaitas.

Peter, las personas sin sentido del humor no pueden ser completas. Habría que darles un electroshock para ver si se curan. Un electroshock por su bien.

Anónima, ¿y eso?
¿Tan mal lo hemos hecho esta vez?

Maria M dijo...

No, Hombrerevenido, no lo has hecho tan mal, lo que pasa es que casi me da un desmayo por un flashback que tuve,. Me quedo con la frase: "El dolor es un aviso que contribuye a la supervivencia" ¡Y que sabio es el dolor!, nos lleva por el buen camino. Pero, en mi opinión, cuando es verdadero y duele hasta desgarrarte por completo no hay humor posible que que te salve de el. Al dolor verdadero no lo cura la risa, lo cura el tiempo y la experiencia, el primero te lleva al olvido, la segunda te lo recuerda impidiendo que vuelvas a cometer los mismos errores una y otra vez, una y otra vez.
El humor, del sano, es vida, te da la vida y es capaz de devolverte a la vida, pero ¿y el humor que te la quita, eso que es?

HombreRevenido dijo...

María M, ¿humor que te quita la vida? Si mata no es humor, será tumor, como mucho.

El dolor, en ocasiones, puede ser tan fuerte que parezca que mi reflexión no tiene ningún sentido. Y tal vez sea así.

La Maripili dijo...

El humor es lo único que nos queda cuando no tenemos armas con las que luchar.

HombreRevenido dijo...

Maripili, puede ser que sea el arma de emergencia, pero debería ser nuestro antídoto de cabecera.
Aunque no mate, sana.