jueves, noviembre 23, 2006

Ciertámenes



Me voy a hacer un poco el oscense, venga. Estoy algo nervioso desde que he decidido que iré a tapear un día de estos (hoy o mañana), a pesar del precio y las (posibles) aglomeraciones sociales que tanto me intimidan (hombre, tú por aquí...). Debe de ser porque es una actividad ajena al trabajo, y no sé si voy a saber.

Puestos a elegir me quedo con el certamen que propone Nacho.
Lo cierto es que da la sensación de que son pocos los que quieren potenciar el tapeo en Huesca, y muchos los que pretenden aprovechar este tipo de inicativas para ganar un dinerillo extra. Pero no seré yo quien juzgue esas actitudes. Cada uno en su casa que haga lo que le venga en gana.

Realmente yo echo de menos concursos más auténticos. Me contaban de un pueblo en el que se hace una curiosa competición: la carrera de carretillas con rana dentro. Los competidores dejan sus carretillas metálicas en la plaza durante toda una mañana de verano. Como se puede deducir, al mediodía la carretilla está al rojo vivo. Entonces empieza la carrera, que consiste en trasladar una rana con la carretilla, desde la salida hasta la meta. Pero la carretilla sólo puede avanzar con la rana dentro, y podéis imaginar el tiempo que dura la ranita dentro de la carretilla ardiendo. Salta y comienza la persecución de la rana. Hay que cogerla y volverla a meter en la carretilla. En fin, un sandiós importante, un delirio de película.

Otra competición interesante, de otro pueblo de la provincia, es el fieming. Se trata de una disciplina en la que todos pierden, y consiste en saltar a un remolque de fiemo. Evocador.

Yo abogo porque no se pierdan estas hermosas tradiciones, estos folclorismos insuperables.
En Huesconsin deberíamos fomentar nuestras habilidades esenciales, inventar el capacing, las carreras por el coso con carrito de bebé (esta vez sin dejar el carrito al sol), o concursos de aparcamientos originales en doble fila (puntuado por la policía local, ese colectivo amigo). Sé que seguramente esto que digo lo haya propuesto Gofi en alguno de sus chistes gráficos, pero me arriesgo a quedar a su altura.

¿Conocéis o se os ocurre alguna competición más?

2 comentarios:

El Caracolico dijo...

¿Y uno de ver qué amable dependienta de supermercado oscense tarda más en cortarte el york o el queso mientras pregunta a la cliente por toda su familia o circunstancias?. Sorry, pero me hace "espacienciar" los dos primeros días de vuelta a Huesca hasta que me aclimato.
Por cierto, si se hace le de "capacing" gana mi madre, fijo.

HombreRevenido dijo...

Sí, Caracolico, es un poco como el anuncio aquel de Malibú, el de "m'está estresaaando"...
Lo del capacing está por ver, hay grandes especialistas.