martes, noviembre 14, 2006

Los martes: CINECLUB - 22 - Bar Coyote


Coyote Ugly - 2000 - Director: David McNally

Reparto:
· Piper Perabo (Violet "Jersey" Sanford)
· Adam Garcia (Kevin O'Donnell)
· Maria Bello (Lil)
· Tyra Banks

Guión: Gina Wendkos
Fotografía: Amir M. Mokri

Dice F.Cueto, que es un partner lúcido, que si no existiera la mierda en el mundo no podríamos apreciar los diamantes. Es la eterna comparación. Así que si a alguno no le gusta esta película que se fastidie, sin contraste no hay fascinación, sin bar coyotes no habría listas de schindler (aunque está claro que me gustan más las listas que las guapas). Dejando a un lado que este experimento creativo queda lejos del gusto del erudito, diré que a veces (de resaca) apetece ver algo que consiga hacerte no-pensar; esta película lo consigue. Y ojo, lo consigue sin ofender a la inteligencia, respetando los instintos primarios, con el efecto teletubbie (en plan adulto), que consiste en que gente vestida de colores (jamelgas varias) bailan al son de la música, y, eso, por sí mismo, ya es mejor que escuchar el retumbar desolador de la oquedad mental.

Con un guión sorprendente que nos guía entre tópicos, argumentos fáciles, vergüenza ajena, buenos sentimientos y estupor surrealista, se cimenta una historia de superación personal de las de toda la vida. ¿Que Violet no se atreve a cantar?, no le demos más vueltas, el Nazareno mismamente tardó 30 años en perder ese miedo escénico a la prédica, la parábola y el music hall. A medio camino entre el videoclip y el melodrama irrisorio crece este hongo espontáneo de humor plano, el exponente definitivo del cine pecera.

Lo mejor de está película, sin duda, es que está hecha en serio. David McNally trata de dirigir una nueva "Cocktail", o una historia desgarradora de la calle, en la que la prota pierde sus inhibiciones y luego triunfa (que cada uno piense lo que quiera). El propio director continuó desgranando sus obsesiones en películas posteriores como "Canguro Jack. Trinca y Brinca".
Pero vamos, caderas cimbreantes, banda sonora al uso, con cameo de LeAnn Rimes incluido, la sonrisa de la prota, camisetas mojadas, ¿se le puede pedir algo más a la vida?

4 comentarios:

animons dijo...

"que si no existiera la mierda en el mundo no podríamos apreciar los diamantes..." ! me quieres decir que si no hubiera psicópatas en el mundo no podría apreciar la bondad de mi abuelita? o que necesitamos de los tíos horrorosos para diferenciar a los tíos-buenos?
Lo dejaremos en que es una mierda de película y ya!

HombreRevenido dijo...

Estás asumiendo que la mierda es peor que los diamantes, Animons, y yo no lo creo, simplemente son diferentes. Los diamantes son valiosos por su escasez. Intenta cagar diamantes, ya verás qué dolor.

Además, si todo el mundo fuéramos igual de bondadosos que tu abuelita no seríamos buenos, seríamos normales.
Incluso, llevándolo al extremo católico-humorístico, tu abuelita es el doctor Muerte comparada con la Virgen María.

Dicho con todo respeto, claro.
Diferentes, jeje, como nuestras opiniones.

Peibols dijo...

Me superencanta...

esta es la típica peli que gusta a chicas, a heteros y gomorritas.

La banda sonora incluye temotos como el de Blondie o el Irresistible.
Adam García, con esa pinta de niño bueno y cuerpazo de gimnasio hace las delicias de grandes y no tan grandes (más tarde se marcó un duet con Kylie, versión claquet del Better the Devil you know). Violet es como esa jovena que todos hemos sido alguna vez.

Yo casi todos los sábados pienso "porque el Cubitos tiene los techos tan bajos?"
O los suelos tan altos.
El banco no es suficiente para mi.

HombreRevenido dijo...

Puede que yo haya sido un poco Violet alguna vez, sobre todo una vez al mes.
Peibols, ¿el banco no es suficiente para mí? eres como Emilio Botín.
El Cubitos tiene los techos bajos para concentrar el calor y no desperdiciar feromonas. Creo.