lunes, noviembre 27, 2006

Molusco's Party


Primero dije que no iría. ¡¡¡2,40€ por tapa minúscula y caña!!! Que no cuenten conmigo.

Luego dije que bueno, que aunque sólo fuera probar alguna...

Más tarde, a medida que la semana se desenrollaba como una alfombra, me di cuenta de que no iba a tener tiempo para ir de tapas entre semana, y el finde, con las aglomeraciones típicas, pues "de que no".

Después pensé: oye, si el jueves no se puede quizás el viernes se deba intentar.

Luego decidí que no, que el viernes me iría a ver al Peñas, saldría tarde y vamos, ni tapeo ni ná. (Además, recordé, es carísimo, conmigo que no cuenten).

Al final salí el viernes, como cualquiera podía haber imaginado, me mimeticé en la Huesca La Nuit con mi disfraz de persona, y armado con la frase socorrida "¿qué, de tapas, no?" sobreviví al certamen. Para nota un huesped que sacamos a pasear, procedente de la europa profunda, que miraba con incredulidad todo lo que le rodeaba. A la segunda caña todos hablábamos la lengua de Shakespeare como si fuera propia. A la 6ª caña yo declinaba en latín.

La tapa de la Juliana (que no desmerece la apetitosa foto) me pareció sensacional; hongos, vieira y jamón. Nuestro trilingüe acompañante se despachó con la frase de la noche: "mis amigos no se van a creer que he comido un molusco". Jajaja. Ni los míos, camarada, ni los míos.

10 comentarios:

El Caracolico dijo...

Guauu, que buena... menos mal que el molusco no era caracol :)

bio dijo...

vente pa'ca caracolico...que tengo preparao un ali-oli maassssss rico...
...coincido en la tapa juliana..aunque el jamón que había en la mia era asin como más....george clooney?...
hombre revenido...próximo capítulo...el kazajo y la desaparición misteriosa...esto suena a talio...

HombreRevenido dijo...

Caracolico, la tapa excepcional, un vórtice de sensaciones.
Los moluscos son todos buenos.

Bio, el jamón cada uno lo ve desde el prisma que quiere, claro que sí.
He visto al muchacho y está sonriente y feliz. ¿Suena a talio? ¿eso qué significa?

bio dijo...

ná lo del talio una tontería, que ando yo muy enfrascada en seguir el caso del espía envenenado...
jajaja...lo de la sonrisa del muchacho...no me extraña ...que genial...

HombreRevenido dijo...

Aquí no ha habido envenenamiento, Bio, tranquila. Sólo cierta intoxicación etílica. No hay sombra de la K.G.B., simplemente de J.B.

Veget-anay-riana dijo...

¡Jolin hasta a mí me apetecería probarlo!

animons dijo...

Qué pasa! Sólo yo me he resistido a ir de tapas? Mi obstinación ha vencido. Incluso me atrevo a escribirlo: Vaya patata de Certamen! Vaya robo!
El año pasado dije como Scarlett O'Hora:!A Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre! En mi caso yendo de tapas, claro está.
Y es más que satisfactorio cumplir lo que uno dice.
Pero nada es censurable. Siempre puede gustarle a alguien.

HombreRevenido dijo...

Veget-anay-riana, ¿a que era apetitosa?. Por un molusco más o menos...

Animons, entiendo tu indignación. Pero claro, entre mi estrés semanal que me empujaba a las calles y el citado huésped emocionado con la idea del tapeo... no tenía opción. Y me lo pasé bien. Aunque realmente el precio está fuera de mercado, y eso a la larga se paga (en todos los sentidos).

Mediocentro revenido dijo...

En otro post comentabas la idea de fomentar la caña y la tapa en Huesca. La verdad es que ningún bar se ha lanzado a ello en serio. Quizá debería apostarse por dar la tapa "gratis" con la caña, al igual que sucede en el centro y en el sur (desgraciadamente, cada vez en menos sitios). O poner el formato "cañita" (en vaso pequeño) a 1 euro (o menos; no sé cómo andan los precios por Huesqueta). Aunque verdaderamente creo que no puede funcionar por aspectos culturales o de herencia, ya que pienso que ni en Zaragoza hay tradición de salir del curro y echarse unas cañas, cosa que donde me hallo está a la orden del día.

HombreRevenido dijo...

Mediocentro revenido, me temo que lo de las tapas exige un esfuerzo que la gente no está dispuesta a asumir.
Y es cierto que no hay tradición, pero tampoco hay ganas de fomentarla. Y aunque me pese diré que en Zaragoza lo del tapeo está mejor montado (amos, digo yo)