viernes, enero 26, 2007

Así sí (despertar de un viernes de invierno)


Después de varios días chungos despertando entre tosidos, hoy estoy curado (al 70%).

Lo han atestiguado: el silencio, el despertar en calma y una monumental erección.

Así sí.
La luna es una tajada de melón, en la ciudad alguién se ha dejado abierta la nevera, la nieve se deshizo como se apaga la pasión...
¡Viva la poesía de todo a 100, que ya es viernes!

7 comentarios:

Peibols dijo...

Ay que morriñaaaaaa

yo quiero levantarme entre nieves y no con cierzo que te afeita sin crema, hombreya!

el teniente lentejuelas dijo...

Brilla el sol, es viernes, el mundo es maravilloso, la gente es maravillosa... (algo habré comido y me ha sentado mal).

Nos alegramos de tu vuelta del mundo de los virus.
No olvides abrigarte mucho, pues la anunciada ola de frío no sólo era una amenaza del pesimista hombredeltiempo.
Celebro tu estado de salud, tu estado animoso y tu erección matutina.

HombreRevenido dijo...

Yo cambio la nieve por el sol del Caribe, Peibols. Qué sería la vida sin quejarse.

Teniente Lentejuelas, he vuelto para quedarme entre los sanos.
Yo también celebro lo mismo. Huesconsin is living a celebration (anacronismo deliberado).
A sus órdenes.

bio dijo...

felicidades por tu recuperación...ánimo maestro todo llega...
...umm...esto...ejmm..(peibols echame una mano)...de eso de monumental...pruebas gráficas...jejejeje

HombreRevenido dijo...

Lo de monumental lo digo yo, pero claro tampoco soy objetivo, Bio.
Si se diera el caso, qué hubiera tenido que decir ¿erección regularcilla?
En fin, el adjetivo lo pongo yo, que era el único que estaba en mi cama cuando he despertado esta mañana.

Envidioso dijo...

¿Has dicho algo de que vas a erigir un monumento esta noche o ya lo has hecho por la mañana o lo qué?

HombreRevenido dijo...

Envidioso, tampoco tiene nada de raro una erección matutina. En mi caso ha sido la prueba definitiva (como la paloma y la rama de olivo) de que mi enfermedad quedaba atrás.
Erigiré un monumento conmemorativo justo al lado de mi colección de papiroflexia.