martes, enero 16, 2007

Los martes: CINECLUB - 33 - Ring (El círculo)


Ringu - 1998 - Director: Hideo Nakata

Reparto:
· Nanako Matsushima (Reiko Asakawa)
· Hiroyuki Sanada (Ryuji Takayama)
· Miki Nakatani (Mai Takano)
· Yuko Takeuchi

Guión: Hiroshi Takahashi (basado en la novela de Kôji Suzuki)
Música: Kenji KawaiFotografía: Junichirô Hayashi

Se sabe que las películas de terror imitan a las pesadillas, que recrean la atmósfera onírica y, en el fondo de su irrealidad, nos transmiten el pánico inherente a la existencia. Al contemplar una película de terror te enfrentas a la risa nerviosa (empatía con el conflicto) o a la carcajada risueña (surrealismo descontextualizado). Y más si hablamos de la nueva hornada, las películas sin argumento, sin matices, sólo con trampas, con sobresaltos (¡uh!, mecagonlaleche qué susto, su puta madre...)

Llamémosle nostalgia de los monstruos antiguos (los nosferatus, los frankensteines...) pero resultan tan planos los supervillanos del cine actual que ni siquiera nos recuerdan a nosotros mismos (cosas que hasta un escualo gigante conseguía, muecas mecánicas a parte).
Los grandes mitos dejan lugar a las orgías sangrientas (orgías a fin de cuentas dirá alguno), por eso hay que rascar entre lo tétrico hasta encontrar lo auténtico. Destaco este título por precursor del nuevo cine japonés, por no derramar ni una gota de sangre, por el mal rollo que da desde el principio, por recuperar el escalofrío en la acepción de thriller, por recordarnos de pasada lo indefensos que estamos ante el mundo que nos rodea.

Una leyenda urbana dice que hay una cinta de vídeo que si la ves te mata en una semana. Yo la he visto: la gala de los Goya del año pasado. Pero en este caso parece ser otra; la ves, suena el teléfono y comienza la macabra cuenta atrás. Te puedes reír o hacer lo que quieras, pero Tomoko la vio y acabó fiambre (con la mueca expresionista de quien ha visto al diablo). Y allí empieza el deambular de Reiko hacia la terrible verdad.

La esquizofrenia de haber visto el remake americano (sus paisajes, sus caballos alborotados, su Naomi Watts, su niño sextosentidoniano) no evita declarar superior la sórdida versión original. Una historia de venganza irracional, de crueldad oriental (la más profunda), de ritmo calmado, de pavor ante lo imposible, el odio de un rostro que no se ve, que no verás hasta que esté sobre ti. Da miedo ¿verdad?


Moraleja: cuidado con el pirateo, que a veces te bajas una película del emule y te llevas un susto de muerte.

Contraposición cultural: la amenaza japonesa es: "te quedan 7 días" o algo así. Si estuviera rodada en España tal vez dirían: "te quedan 3 telediarios, chaval".

2 comentarios:

Chito dijo...

Me encantan tus críticas cinéfilas, porque tienen una virtud que la mayoría de críticos han perdido: provocan ganas de ir al cine (o bajarse la peli). Espero la siguiente.
Aprovecho el comentario para sugerirte una visita a: http://www.scrolllock.nl/passport/
Se supone que es una base de datos donde tienen registrados todos los pasaportes del mundo mundial. Pones tus apellidos y país, y ¡hop! sale la reproducción de tu pasaporte. Dado el título de este blog, te recomiendo vivamente que vayas a mirar el tuyo...

HombreRevenido dijo...

Chito, te agradezco lo que dices, que en el fondo es el principal elogio a una crítica. El mérito es de las películas, eso está claro.

Es asombroso que tengan mi pasaporte, con foto y todo. No me lo creía pero lo he comprobado y me he quedado de piedra.