viernes, enero 05, 2007

Este año otra vez carbón


Los delirios de la fiebre me impiden ser demasiado coherente. La luna llena tampoco ayuda. Pero yo tengo que escribir algo, veremos qué tal me sale.

Empezaré por hablar de los Reyes Magos a quienes este año no podré ver ni en su lujosa cabalgata de la tarde, ni en su turbia cabalgata nocturna por los bares. Las fuerzas y la salud me fallan. Yo que este año había preparado una carta brevísima por una vez... espero que me traigan lo que he pedido, que es practicamente lo mismo que pedí el año pasado, y qué sé yo, lo debieron extraviar o algo.
Además quería hacerles una sencilla pregunta que me viene atormentando durante muchos años. ¿Mirra? ¿que demonios es la mirra?
Como no puedo preguntárselo a Sus Majestades, se lo pregunto a su heredero: Google.

La mirra es una sustancia perfumada que los antiguos tenían por un bálsamo precioso. Viene en forma de lágrimas y tiene un color rojizo. He aquí, pues, características que pueden convertir la mirra en un símbolo del hombre: el color rojo representaría la sangre, la forma de lágrima representaría el dolor. La mirra simbolizaría así la sangre y el dolor del hombre convirtiéndose en bálsamo para el género humano.

Vale vale, tampoco te pongas así. Si no me lo quieres decir no pasa nada.

No olvidéis dormir hoy con una ilusión bajo la almohada. Quizás mañana o pasado, esa ilusión se cumpla. Lo deseo de todo corazón, que cerréis los ojos y, como un hechizo, tengáis aquello que necesitáis, que queréis, que nunca hubierais debido perder.
De todos modos, os recomiendo que conservéis la ilusión en el corazón, junto a la bondad, y actuéis, haced algo, procurad dar un paso, luchad por ello. Ese es el único camino del milagro. Con su oro, su incienso y su birra.

4 comentarios:

animons dijo...

Fiebre? no te privas de nada.
Reyes y tú en cama prontito! no será que esperas sorprenderlos, un año, más comiendose el turrón en el salón a la vez que dejan los regalos y te niegas a lanzarte a las calles?
Venga... he visto escusas mejores.
Mejórate pronto y hablanos de más animalillos, vale!

HombreRevenido dijo...

No, la verdad, lo quiero todo para mí, bacterias, viruses...
Me encantaría lanzarme a las calles, Animons, pero ni puedo ni debo.

Anónimo dijo...

No creo en mundos perfectos así que no se me ocurriría ponerle ningún "pero". Tengo un año por delante lleno de retos apasionantes, tengo salud y estoy a punto de superar mis apuros financieros.

El resto llegará con el tiempo, o no llegará. Hay que ser consciente del riesgo inherente a todo, y disfrutarlo.
Mañana más. Siempre más.

no se puede hablar

HombreRevenido dijo...

Lo suscribo todo al 100%, no sé por qué lo dices, Anónimo/a.
Si es por la salud, la verdad, no me quejo. Tengo gripe, pero saldré de esta. En ese aspecto estoy fenómeno.