lunes, enero 15, 2007

Entre la niebla



Londres está lleno de niebla y de gente seria. No sé si la niebla produce gente seria o si la gente seria produce niebla, pero ambas me sacan de quicio.


Oscar Wilde, 1854-1900.


5 comentarios:

Peibols dijo...

Con conocimiento de ambas causas puedo afirmar que la niebla de Huesconsin es mil veces más frondoso, preta y gris que la de Londres.

Ya de sus gentes no me arriesgo a hablar.

la rana gustavo dijo...

Y por fin es lunes, con niebla o sin niebla, así que, no nos pongamos serios y a sonreir: hemos superado otro findesemana y debemos prepararnos para el siguiente.

HombreRevenido dijo...

Me fío de tu criterio, Peibols. Yo es que he estado dos veces en Londres y siempre hacía sol. Vivir para ver.

Rana Gustavo, yo tengo hoy la niebla por dentro, esa es la verdad. En un eructo mental me recupero. Lo prometo.

Alberto Colombo dijo...

Hummmmm..a mi la niebla me encanta... tiene su misterio.

En cambio la gente seria me aburre hasta el hartazgo.

En ningun caso la niebla produce gente seria... a esa gente la produce y reporduce la formalidad

HombreRevenido dijo...

Igual la gente seria se pueda mirar tenga su lado alegre, como la niebla plomiza tiene su lado misterioso.

Esperemos que sí, Alberto, porque la gente seria tiene que servir para algo.