miércoles, enero 31, 2007

No busquéis más



Todo el mundo que me conoce afirma que tengo algo de los grandes galanes de Hollywood.

Soy tacaño como Cary Grant, caprichoso como Marlon Brando, silencioso como Rodolfo Valentino, perezoso como Marcelo Mastroiani, engreído como Frank Sinatra, disléxico como Tom Cruise, autodestructivo como James Dean, apenao como Montgomery Cliff. Comparto paralisis facial con Humphrey Bogart, y alcoholismo con Tyrone Power. Tengo el cutis plastificado de Robert Redford tras su cirugía, el torso de señor mayor de Kirk Douglas y el daltonismo de Paul Newman. No tengo las orejas de Clark Gable, pero sí sus andares de podenco. Y con el tiempo he interiorizado la afición de Sean Connery a pasearse sin pantalones.

Estoy cerca de eso que llaman: el Hombre Definitivo.

4 comentarios:

meri dijo...

como que estas cerca??? después de esa pedazo de descripción está más que claro eres EL hombre... ahor aque te has descubierto como el hombre definitivo ya te puedes preparar para correr delante de hordas de solteritas enloquecidas jajajajaja

animons dijo...

Eres tú ese que dices! Quién eres de verdad y qué has hecho con nuestro chimpacé?
Muy buena descripción. Y yo que te imaginaba más guapo...

HombreRevenido dijo...

Meri, soy un buen atleta, podré resistirlo. Aunque igual sucede al revés (como hasta ahora) jeje.

Animons, soy yo, lo prometo.
¿Más guapo? ¿es posible?

Orleans dijo...

Pero,chatiiiiin,ve y cómete una fabada,asturianín...jejejeje.