jueves, julio 05, 2007

¡Alístate, mozalbete!


Iba a hacer un rechistamiento sobre la típica oficina portátil de reclutamiento, esa que se compone de furgón rotulao, mesa de trilero y señor de uniforme. A veces parece tan furtiva que da ganas de pensar que incluso es ilegal, que si viene la poli lo recogen todo rápido y se ponen a silbar. Hoy había una en la plaza Santo Domingo y hoy, en el penúltimo día de esta semana agotadora, bastante hasta los huevos de todo, he estado a punto de alistarme. Luego me he dado cuenta de que no podía, si ya pertenecía a las Fuerzas Armadas (armado de paciencia, sobre todo).

Decía Victor Hugo que ningún ejército puede detener la fuerza de una idea que llega en el momento oportuno. Pero a veces la idea no aparece, y en la sinrazón sólo nos queda rezar porque alguien nos proteja. Coexistimos con la muerte y la destrucción, no lo olvidemos nunca. La mejor guerra es la que nunca se empieza (yo nací durante una de esas: la guerra fría). La segunda mejor es la que se gana. La tercera mejor, es la que pierdes pero no te matan.
Yo no tuve que hacer la mili y sólo por eso bendigo al ejército profesional. (Decís de Zapatero pero Aznar era un blando también).

Siempre creo que nunca he celebrado suficiente que me salvé por los pelos. Yo, un poeta de la noche, un calienta bordillos, sólo serviría para dar conversación en un ejército mixto. O de rehén, como decía Woody Allen. No conozco más instrucción que las del Basic, más mataquintos que mis dos manos y nunca desfilé porque no me votaron mis compañeras de clase. Maté moscas por un bien superior, la siesta, y derroté a una polilla, en cruento combate.

Imagino que por eso, pese a que no hice el servicio militar, tengo los huevos negros. Y por la patria doy lo que sea (menos días de vacaciones). Así que si me llaman, si me necesitan, que me den un tanque y de una maldita vez nos anexionamos Andorra. Basta de azucar barato, basta de chocolate con etiquetas extranjeras, basta de tabaco de contrabando, basta de radiocassettes de doble pletina a mitad de precio. ¡Provocadores!

11 comentarios:

Alberto Colombo dijo...

Uno de los mejores post que te he leido Mono.

Yo estuve en la mili ( colimba le deciamos en Argentina por COrre, LIMpia, BArre ) y perdi 15 meses de mi vida. Algunas cosas rescatables se sacan de una forzada vida militar, por ahi le das valor a las pequeñas cosas como a tu almohada, pero perder 15 meses es mucho.

meri dijo...

jajajaja en pamplona se lo montaban mejor... recuerdo que un dia de esos de reclutamiento montaron un rocódromo, te dejaban montar en los tanques, los del csin te dejaban usar los polvitos de las huellas y a mi hasta me pusieron un traje de esos antidisturbios! jajajjaa aunque igual eran los de la policia... nosé no me acuerdo muy bien (y prometo que no iba borracha!)

a mi tb me pareció de lo mejor de tu cosecha, sobre todo lo de la mesa de los trileros!! jajajajaja

muamuamuamuamua

HombreRevenido dijo...

Joder, 15 meses de mili! Qué barbaridad, Alberto. Lo del Colimba muy bueno, eso es lo que pasa, que al final ni siquiera te entrenan para defenderte, sólo para ser amo de casa y, en caso de guerra, una víctima mortal con buen aspecto.

Meri, eso que cuentas parece el disneylandia de los reclutamientos. Así cualquiera. Los de hoy no tenían presupuesto para más, me intriga si han podido conseguir algo, un afiliado o algún donativo (tipo Domund)

Guillermo dijo...

¡A la orden!
Se presenta el Artillero López de la Bía. de PLMGR del GACA XLII de la BRCZAM XLII de la Div. de Montaña Urgel nº 4... En realidad, ya no debo ser artillero pero nunca me preocupé de ir a sellar la cartilla militar (la "blanca") después de salir de cuartel tras doce meses.
De mi "mili" no te voy a contar historias porque necesito un par de libros para relatarlo todo.
Pero sólo quiero que sepas que para ir a tomar Andorra no sirvo porque no sé cargar y disparar un obús.
Ahora sí puedo tomar el Jack Daniels que te traigas después de invadirla...

animons dijo...

...guerra en la que pierdes pero no te matan... Impresionante.
Me ha encantado.

HombreRevenido dijo...

Guillermo, traeremos el Jack Daniels en grandes cisternas y lo repartiremos en bombonas grandes, como las del butano, pero de color negro. Si no vienes te perderás la gloria del desfile por las calles tras la victoria. Aunque no sepas manejar un obús puedes hacer muchas cosas, qué sé yo, en los chistes de Gila las dicen. Traete teléfono y una muda limpia, que la invasión durará un fin de semana.

Animons, la guerra es un sinsentido tal que, puestos a reducir al absurdo, mejor que no te maten.
Me alegro que te haya gustado. Te puedes venir a la conquista de Andorra si quieres, que será tipo Viña Rock.

meri dijo...

tipo viñarock??!?!?!?!? pues me apunto yo tb!jijijiji yo si queréis hago de corneta o algo...
o de matahari...si prometéis que si muero no avandonaréis mi cadáver como le pasó a ella!

Serjuzu dijo...

Yo también soy de esa juventud que brindó por el paso a la reserva sin haber hecho la mili(o que en vez de ir a la mili, se bebió un barril de gran reserva )

Pero brindé demasiado pronto, porque luego trabajé 2 años para las fuerzas armadas, formando a soldados de tropa y marinería del glorioso ejército profesional español,...

Lo que no llegué a entender es ese jueguecito que se llevan entre ellos de siglas, estrellitas y barritas doradas. Yo era más de almuerzo cantinero.

A la invasión de Andorra, si tocan los Slayer o los Tool, me apunto...

HombreRevenido dijo...

Meri, si eres espía mejor no decirlo aquí, que nos lee gente de Andorra (un saludo entrañable para ellos). También puedes ser encargada de saqueo o taquígrafa. Pero sobre todo no hay que morirse, que queda mucho verano.

Serjuzu, con maestros como tú el país puede estar tranquilo, las tropas son auténticas máquinas de matar.
Lo de las estrellas, siglas y barras son como emoticonos de un chat propio. Si hubieras hecho la mili lo sabrías.
Los Slayer tocarán si se cortan el pelo, esto es el ejército, aquí uno no puede ir como quiera, ¡hombreya!

meri dijo...

saqueo!!! saqueo!!! siempre fue mi pasión... desde lo del catrina estoy esperando a que haya algun desastre natural o algo para saquear a placer por la ciudad! jajajaja

HombreRevenido dijo...

Meri, qué bestia eres, jojojo.
Esperemos que sea un percance sin víctimas: un apagón por ejemplo. o la guerra contra Andorra, que será como las del Equipo A y sólo volarán coches por los aires, con un 0% de acierto en el fuego cruzado.
Entonces saquearemos, y tú estarás allí con nosotros.


Puntualización: El equipo de reclutamiento ha vuelto a la Plaza Santo Domingo (aviso a los curiosos). Hoy incorporan un plasma en el que se ve un vídeo estupendo. Cada día más, cada día mejor.