martes, julio 24, 2007

Los martes: CINECLUB - 57 - Juegos de guerra


War Games - 1983 - Director: John Badham

Reparto:
· Matthew Broderick (David Lightman)
· Ally Sheedy (Jennifer)
· John Wood (Dr. Stephen Falken)
· Dabney Coleman

Guión: Walon Green, Lawrence Lasker y Walter F. Parkes
Música: Arthur B. Rubinstein

Este es el sueño kafkiano y ochentero de una generación de apasionados de la informática (amstrad en ristre): Despiertan y son David Lightman, juegan despreocupados en el salón recreativo justo antes del examen, ¿qué importa? pueden cambiar la nota, son brillantes, divertidos, atractivos, se burlan de la ley con impunidad, invitan a la chica a casa (y ella acepta, asombroso).
Cuando la adolescente guapa (sonrisa profident) pasa su mano suave por la pantalla, fascinada por el mundo extraño, complejo pero voluptuoso, del hacker de turno, el geek siente que le acarician otra parte; tal es el poder de sugestión de las imágenes.

"Juegos de guerra" prefigura internet, el estereotipo del pirata y también la debilidad de los sistemas ante ese pillo informático, que aprovecha los agujeros de seguridad (la mayoría humanos, como suele ocurrir) y desparrama su visión lúdica de la vida, las pequeñas gamberradas, su perfil iconoclasta, la voluntad de aprendizaje no-convencional, el dominio de las máquinas a un nivel diferente al habitual (la sandwichera y yo). ¿Hay diferencias entre realidad y ficción para un programa informático? ajá, ese parece ser el quid de la cuestión pero... ¿y para nosotros? recordemos que años después de que se rodara esta película acabó la Guerra Fría y empezó a gestarse la Guerra Televisada.

La historia la conoceréis, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos comprueba en un simulacro que un alto porcentaje de sus hombres son incapaces de efectuar el lanzamiento de los misiles nucleares a su cargo. Debe ser difícil lavar el cerebro a alguien para que mate conscientemente a 20 millones de personas (aunque sean demonios soviéticos). Un avanzado ingenio computerizado (creado por un misterioso genio de la heurística) podrá hacerlo, además podrá analizar el escenario instantáneamente, porque ha jugado muchas veces contra sí mismo a esa guerra, aprende de sus partidas de ajedrez, de backgammon, de cinquillo, de tute cabrón, está programado para ganar.
El jovenzuelo inconsciente hace jugar a la máquina a una guerra que aniquilará la Tierra, sin querer, demostrando la aterradora fragilidad de la paz.

El final es un poco fantasioso, pero tiene frases dignas de esta reseña como la de ese General que ante la desesperación de los oficiales permite a nuestro héroe imberbe meter baza: Maldita sea, yo mearía en una bujía si eso fuera a servir de algo, deje al chico que lo haga, Mayor.

La máquina aprende a tiempo, si no Matthew Broderick y la mayor parte de la humanidad habrían muerto (me pregunto si una cosa no compensa a la otra). Y la WOPR nos deja con una frase para el recuerdo, con su vocecita metálica:
Un juego muy extraño. La única forma de ganar es no jugar. ¿Le gustaría una partida de ajedrez?

El mundo a salvo (y millones de jóvenes marcados para siempre).

7 comentarios:

Expatriado dijo...

¿Era la máquina la que se llamaba Joshua, como el hijo del inventor? ¿O era Joshua la contraseña para entrar al sistema? Recuerdo esta película bastante bien, y cuando la repiten en la tele me reengancho a verla de nuevo (hace tiempo que no pasa, pero creo que es más por ver poco la tele que porque no la repongan).

Llevan bastante bien el tema de los ordenadores y estas cosas, ¿no? En cambio otras como TRON (o algo así) me parecía infumables.

Entonces no lo sabíamos, pero estas películas estaban gestando otras de hoy en día como MATRIX.

HombreRevenido dijo...

Expatriado, estás en lo cierto. Joshua era la contraseña y también el nombre en la intimidad del trasto.
Es un peliculón. Y ojo, nombras a "Tron", la otra gran referencia, que también tiene sus guiños (aunque a otro nivel), aunque no ha envejecido igual.

Y completamente de acuerdo en lo de Matrix.

meri dijo...

juas! yo me acuerdo de esa peli!! y me molaba mogollon! Joshua era fantástico... a mi me encantaba!

muchas gracias por lo del flog me hizo ilu!

un muxu!

HombreRevenido dijo...

Molaba mogollón, Meri. Razón no te falta.
El flog no lo usaré, porque ese formato no saca lo mejor de mí mismo (está por ver que lo haga el blog), pero cumplirá su función.

Javier Cid dijo...

Sii... muchos gozamos con esta peli. Y esas dos frases que remarcas son geniales.
1 abrazo.

cardo dijo...

Toda una sorpresa esta peli, una tarde que no esperas mucho de la tele (no la vi en una primera sesión, ya tenía una edad) y menos si Matthew aparecía en los creditos…

HombreRevenido dijo...

Javier Cid, el mensaje antibélico del final era muy típico de los 80. La guerra fría fue bastante caliente.

Cardo, si la ves por sorpresa debe de impactar. Yo es que la vi en "Sábado Cine", prime time total, cine para toda la familia. Yo ya sabía que era acojonante, pero tanto...