domingo, julio 22, 2007

Antes (el Catedrático Drexler, la Academia de Chimpancés y este humilde mono)

En dos semanas tendré vacaciones (o algo parecido, que ya es suficiente). Eso tiene cosas buenas (obvias) y alguna mala, porque me he tenido que quedar el finde en mi árbol trabajando, o al menos intentándolo.

Una de las cosas que me ha jodido perderme es a Jorge Drexler, a quien sigo desde hace mucho tiempo y a quien admiro por su faceta de antídoto (freno a la euforia, airbag de las decepciones) y por su sencillez cálida. No debió de ser una noche cálida en Lanuza, pero sí especial.

El otro día escuchaba una canción de Drexler y pensaba. ¡Coño! si habla de mí, de lo que le canta el Hombre Revenido a su Blog.
Tema interpretado por el gorrión naranja este (aunque en el fondo es play-back)

09 - Jorge Drexler...


Antes de mí tú no eras tú, antes de ti yo no era yo. Antes de ser nosotros dos no había ninguno de los dos. Antes de ser parte de mí, antes de darte a conocer, tú no eras tú y yo no era yo, parece que fuera antes de ayer.
Antes que nada yo quiero aclarar que no es que estuviera, tampoco pasándolo mal antes (tampoco estaba pasándolo mal antes).
Pero algo de mí, yo no supe ver hasta que no me lo mostró, algo de ti, que quiero creer que no vio nadie antes que yo, que nadie vio antes que yo. Después de todo lo que quiero es decir que no entiendo cómo podía vivir antes, no entiendo cómo podía vivir.

Antes de mí tú no eras tú, antes de ti yo no era yo. Antes de ser nosotros dos no había ninguno de los dos, Antes de ser parte de mí, antes de darte a conocer, tú no eras tú y yo no era yo, parece que fuera antes de ayer.
Antes de irme yo debo decir: yo también pensaba que era feliz antes, no entiendo cómo podía vivir antes...

5 comentarios:

Alberto Colombo dijo...

Buenisima la cancion. Drexler es un genio y me encanto como se salio del libreto en la entrega de los Osar

La empanadilla perdida. dijo...

Tu blog se ve feliz hoy, debió sentarle bien la canción dedicada. Bonita historia la vuestra!

HombreRevenido dijo...

Alberto, este Drexler es grande. Aunque no pude ir a verlo este sábado recuerdo que me encantó verlo en Huesca hace un tiempo, en una sala pequeña. Gran atmósfera.
Lo de los Oscar fue genial, me alegré de que ganara, era un desconocido mundial que yo conocía (por una vez).

Empanadilla, el blog se ha puesto tierno. Es que a veces hay que decir la verdad, aunque suene un poco cursi.

Anay dijo...

Te perdiste un gran concierto, aunque hubiera demasiado público (agobiante), demasiados pesados con su murmullo de fondo, y demasiados pesados con sus carcajadas y berreos en los momentos más inoportunos...
(me pilló en un día de mala leche).
Pero desde luego fue un privilegio escucharlo ahí.

Grande Antes, ¡arriba las cursilerías!

HombreRevenido dijo...

Anay, lamento la mala leche y el tumulto, envidio el entorno y el concierto. ¡Arriba las cursilerías buenas!