miércoles, febrero 10, 2010

Bajo la máscara

Me encanta este disfraz de chica pixelada.


Visto con la debida perspectiva crea un efecto genial.
Aunque yo no me veo así pintado, la verdad.

Aunque ando pensando mi disfraz y, como suele ocurrir, se me ocurren un montón de ideas, sí, pero para el año que viene.
El año pasado exploré mi vena callejera:


Y ahora dudo entre desempolvar el disfraz de Spiderman, volver a los disfraces de hortalizas o retomar una línea más conceptual.
Os pediría ayuda pero sé que os guardaéis las buenas ideas para vosotros mismos. No os culpo, yo también lo haría.

La verdad es que en la Academia siempre hay ganas de Carnaval. De momento, veo el cartel en las calles (premio merecido para sus autores Mamén Moreu y Lorenzombie)...


... y me hierve la sange.
Bueno, aprovechándolo podría ir de morcilla ¿no?.
.

4 comentarios:

Duende dijo...

eso, eso, un disfraz...

Susana Navarro Sancerni dijo...

Eeeeeeeeeeeeeeesto... necesito ayuda... ¿de que me puedo disfrazar yo?

Vecu dijo...

hmmm... puedes ir de percebe, que es como la morcilla pero del mar.

HombreRevenido dijo...

Duende, menudos nervios. Qué sinvivir. De hoy no puede pasar. O de mañana.

Dina, visita un bazar chino y encontrarás cosas que no soñabas que pudieran existir.
Sobre todo en ese enorme que hay detrás de la plaza San Antonio (yo me entiendo).

Vecu, con una ensalada de entrante ya tenemos cena.
Yo soy muy de disfrazarme de alimentos. Sabrosón.