sábado, octubre 30, 2010

El finde: CINECLUB - 123 - El Acorazado Potemkin


Броненосец Потемкин - 1925 - Director: Sergéi Eisenstein

Reparto:
Aleksandr Antonov
Vladimir Barskij
Grigori Aleksandrov
Ivan Bobrov

Guión: Nina Agadzhanova y Sergéi Eisenstein
Fotografía: Eduard Tisse
Montaje: Sergéi M. Eisenstein

Primera revolución: es una película muda que trata sobre una rebelión en un barco militar... y resulta que no te ríes, nada de humor (salvo cuando ese marinero, refiriéndose a la frescura de la carne dice aquello de: podría caminar sola hasta la borda).
La que hubieran podido armar Charles Chaplin o Buster Keaton con esta historia.

Segunda revolución: rusa.
Consolidada tras aquel caos extraño que nunca he acabado de entender (rusos rojos, rusos blancos y vodka con naranja), la maquinaria propagandística del estalinismo le encarga a Eisenstein una película que resaltara los valores revolucionarios de 1905 (cuando la masa se exaltó y luego dijeron que no valía, que era prueba).

Tercera revolución: la habilidad del director, su empeño obsesivo, le llevaron a la reinvención de algunos elementos narrativos, en especial el montaje. Señores con tremendos bigotes y aversión extraña al raccord son presentados como emociones andantes, con un manejo del simbolismo asombroso y extras a embute.
Se rodó en 1925, no lo olvidemos. Lo que vemos nos suena a escenas mil veces vistas, todas ellas, curiosamente, rodadas después.

A las tres revoluciones les hago corresponder con tres escenas vibrantes. El confuso motín inicial, la monumental carga de los cosacos en las escaleras de Odessa y el impactante final.
Cine mudo ruso: Junto con las diapositivas de tu viaje a Port Aventura, la otra forma perfecta de espantar a las visitas.
.

viernes, octubre 29, 2010

Reprontismo ilustrado


Hoy estoy en Zaragoza y no me pienso perderme las "Reflexiones de Repronto".

Si no sabéis de qué diantres estoy hablando os recomiendo el estudio concienzudo de las 3 temporadas en su laboratorio. Es un grande del pensamiento patrio.


Mientras tanto, en Huesca, se avanza hacia el final inexorable de ese festival sin definición posible que es Periferias.
Consultad la programación, no seáis vagos. Queda todavía el mítico Bleep! y muchas cosas más de modernos y no tan modernos. Que oye, aunque vosotros seáis así como rancios podéis ir igual, que a lo mejor os lleváis una sorpresa.


Y luego de puente ¿eh?. Si es que os gusta más descansar que a todos los santos.
Yo ya veré qué hago. A lo mejor trabajo y todo. Sarna con gusto...
.

jueves, octubre 28, 2010

Revoluciones por minuto


Hoy me contaban lo mala, pero mala mala, que fue la serie "Felipe y Letizia" en Telecinco. Me he sorprendido, la verdad, ¡¡pero si en Twitter estaba la gente retorciéndose de la risa!!.

No vi la tele ayer, sin embargo imagino la escena. A la gente le gusta comentar las películas en voz alta, a ver quién la dice más gorda. Y para eso, cuanto más ridícula y enloquecida sea la peli mucho mejor. No sé si me explico bien, te juntas con unos colegas, abres unas cervezas y te pones a ver "Scream", por ejemplo, y es tronchante. El efecto no es igual si la peli es "Ciudadano Kane". La obra es mejor, pero el entretenimiento colectivo exige carnaza, que es un estándar de calidad diferente.

Twitter es perfecto para esos desbarres colectivos. Y, lo que es mejor, sin ideologías excluyentes.
Me explico de nuevo: El señor Moratinos (ministro de exteriores para unos, bulto sospechoso para otros) lloró al dejar el cargo. Y Pérez Reverte le atizó en su cuenta de twitter. "Ni para irse tuvo huevos".

Eso inició una estampida: los #perezrevertefacts, una explosión colectiva de humor, que aglutinaba a los que le admiran y a los que le detestan. Para unos era un broma cómplice, para otros una forma de vengarse. Lo grande es eso, todos juntos, en la misma dirección.

Anoche me partía leyendo. Aquí una muestra:

ashbitelel
@perezreverte amamantó a Rómulo y Remo.#Perezrevertefacts

rauljrodriguez
Perez Reverte 13 Malta 0 #perezrevertefacts


aigavi
Perezreverte twitea sin ordenador #perezrevertefacts

jangelgaviero
Pérez-Reverte postea sus tweets desde un teléfono de los de marcación por ruleta. #perezrevertefacts


RobertoGranda6
Si Perez-Reverte te mira fijamente a los ojos, te quedas embarazada. #perezrevertefacts

George_Hetfield
@perezreverte dibujó una caricatura de Alá que luce en todas las mezquitas. #perezrevertefacts


jm_vanjav
#perezrevertefacts La verdadera Santa Trinidad es Arturo, Pérez y Reverte

mdemouch
Arturo @perezreverte propuso 'cocreta' en la RAE y no tuvieron huevos a decirle que no. #perezrevertefacts

filegias
PerezReverte grita viva España en una Errikotaberna y encima le invitan a una copa. #perezrevertefacts

mariotepro
¿Sabéis que a Pérez Reverte el bic naranja le escribe normal? #perezrevertefacts


mariotepro
¿Y sabéis que es el único escritor que escribe con un portátil? No, no con el Word. Mojando el portátil en tinta. #perezrevertefacts

jm_vanjav
#perezrevertefacts De pequeño @perezreverte se confesó una vez y la penitencia se la hizo el cura


Pastranec:
La Luna es un diente de Chuck Norris que @perezreverte le sacó de una hostia. #perezrevertefacts

jp_mc
Chuck Norris sólo es la franquicia en EEUU de @perezreverte . #perezrevertefacts


Y lo grande es que el propio autor se unió. Valga el ejemplo:

perezreverte
Chuck Norris no tiene ni media hostia. #perezrevertefacts


A lo mejor los árboles del progreso no nos dejan ver el bosque. Pero no me digáis que este árbol no está quedando curioso, tan retorcido y saludable.
.

martes, octubre 26, 2010

Animales Acojonantes (49) - LA MARMOTA


La marmota es un roedor entrañable, de orejas pequeñas y pelaje color pardo-tierra (lo que otros llaman ocre-mugriento).
Se comunican a distancia por chillidos. También han aprendido a utilizar el móvil y la videoconferencia, pero incluso entonces utilizan los chillidos.

Parientes de las ardillas, son más reposadas, más de sentarse a verlas venir, sin saltos de árbol en árbol. De todos modos, la ciencia no ha podido discernir si no saltan porque no quieren o porque les pesa el culo.
Por oposición o por lo que sea, las marmotas han desarrollado su habilidad de cavar madrigueras con largas galerías, y allí se instalan de todo, el equipo de música, el home cinema, aunque luego ni lo enchufan.


Comparten la guarida en familia, con la fortuna de que los hijos se van de casa antes de dos meses. Allí hibernan durante medio año, del tirón. Está claro, las marmotas son de mucho dormir.
Las semanas previas a la hibernación se ponen tibias a raíces, hierbas y frutos secos. Total, luego esa grasa se va a quemar en el proceso, pues oye, a aprovechar.

Le gusta:
- Los gimnasia pasiva
- Encestar cosas en la papelera
- Cuando suena el despertador y se queda remoloneando en la cama 5 semanas más

No le gusta:- Esos días grises previos al invierno
- Esos gélidos días de invierno
- Esos primeros días tontos de primavera
.

lunes, octubre 25, 2010

Copia, muta y pega


Esta imagen me ha hecho reflexionar.
Dudo que los chinos copien mal a posta. Aquí el autor ha querido transmitirnos algo más.

No pasamos la vida imitando, copiando actitudes, opiniones, ideas... si todos cambiáramos una sola letra de lo que copiamos, antes de pasárselo al chimpancé de al lado para que haga lo propio, acabaríamos teniendo miles de ideas nuevas. Una de esas combinaciones explicaría el universo. Otra de ellas, lo refutaría por completo.

Sigo yo. Cambio la B por la P. "Parcelana".
.

domingo, octubre 24, 2010

Honor y Adrenalina

Vaya día.

Victoria tras victoria. Y no sólo me refiero al mono con carné.

Por la mañana coronando Gratal, en un alarde montañero de primer nivel. Dicen que tiene 1.567 metros de altura. Pero yo, in situ, altímetro en mano, he comprobado que es algo más: unos 15.000.

De todos modos, si nos atenemos a las cifras oficiales (aunque la orografía es muy cambiante), es casi un 18% del Everest. Deduzco entonces que en 6 días se sube y se baja el Everest fácil.

Yo llevaba una camiseta con un lema: "honor y adrenalina". No soy nadie automotivándome.


Después de comer, mi hazaña mañanera parecía insuperable. Pero no.
Raza Becaria concedía en su blog un suculento premio: dos pastelitos de la Pantera Rosa (chafados por ella misma).

Todo partía del Premio Nobel de literatura. Ella, que es joven e impresionable, pensaba que a Vargas Llosa le habían dado de verdad 10 millones de coronas suecas. Si se ponía 1 corona por día tardaría más de 27.000 años en usarlas todas.
Ese fue el concurso, saber qué podría hacerse con las coronas sobrantes. Ingenioso ¿verdad?. Yo empalidecí de envidia. Por qué, Dios santo, no se me había ocurrido la idea a mí (¡¡Por queeeeeeeeeeeé!!).

Mi propuesta fue la siguiente: coger todas las coronas, fundirlas y fabricar una única corona gigante para luego ponérsela al Big Ben. Algo fino y con estilo.

Pues he ganado. ¡Toma toma y toma!
Creo que me dan los premios por verme feliz.


Espero que hayáis sacado dos conclusiones de este post lamentable de autobombo:
1) Que soy un montañero consumado
2) Que el blog de Raza Becaria es muy bueno y hay que leerlo más

Una de las dos teorías es falsa.
Confío en vuestro criterio.

Umm...

Bueno, no confío, la verdadera es la 2ª.
.

jueves, octubre 21, 2010

Cásate bien


Ay, el matrimonio, ese rito ancestral que nos invita al desenfreno. Tal vez porque si invitara a la reflexión sería el fin.

Un evento en el que se grita: "¡¡Que se besen los padrinos!!"... ¿realmente se puede mejorar?.
En el top.com8 de hoy: ranking de ideas que mejoran una boda; clásicos básicos e ideas novedosas, todo vale para convertir tu boda en algo inolvidable.

8.
Contratar un doble de Elvis Pressley y sentarlo a traición en la mesa de tus tías-abuelas .

La gente tiene que murmurar, es su naturaleza, así que démosles algo de lo que cuchichear. Si se tiene un pariente extravagante (o la típica oveja negra) no hace falta hacer el gasto.


7.
Música variada y con cierto gusto.

¿Has estado alguna vez en una boda en la que desearas asesinar al DJ? ¿Has tenido ese deja-vu típico en el que no sabes si esa canción de Shakira lleva sonando toda la noche? ¿crees que 17 rancheras seguidas son demasiadas?. Tratemos de evitarlo. No es tan difícil.


6.
Suelta un animal por el salón.

Unos colegas lo hacen. Una vez sueltan un gallo, otra un cabrito, otra vez un cerdo pequeño. Que vaya el novio tras él, si no se quedará sin regalo. Tronchante.


5.
Fuente de chocolate.

Cuando la fiesta está en un punto de no retorno, su aparición en la sala es celebrada con algarabía. Para el invitado eufórico estándar es la segunda cosa más apetitosa posible.


4.
Las primas solteras.

Si la anterior era la segunda, esta es la primera.
No pueden faltar en ningún evento que se precie. Dan alegría a los muchachos y esplendor a la fiesta.


3.
Despliegue audiovisual.

Unas amigas organizan esto y es la bomba: Photocall Boda. Es sencillo, un photocall a la entrada al salón donde los que entran se fotografían, como si fueran Angelina Jolie entrando a un preestreno cualquiera. Cuando estás en mitad de la fiesta y ya estás en una fase Massiel, la "zona de posados" se convierte en una diversión sin fin. También ponen un sofá y una cámara, y queda un confesionario en toda regla para grabar tu mensaje a los novios (para un día que se disculpa todo...).
Ya está muy desfasado eso de firmar en un libro ¿no?.


2.
Hacer una coreografía o un flashmob.

Y no, no es suficiente con el "Follow the leader". Es algo como esto, por ejemplo.
Qué tierno me pongo con este otro.
Hay que tener cuidado con esta opción porque si sale mal...


1.
Alargar la barra libre.

Esto nunca puede salir mal. ¿Estamos en una boda o qué?. Hemos venido a lo que hemos venido.

.

miércoles, octubre 20, 2010

Aquí te pillo


Aparearse, ese hermoso entretenimiento de los jóvenes. En la Academia estamos bastante a favor, siempre que se tomen las debidas precauciones.

Qué rabia que para una vez que se presenta la oportunidad no sepas dónde dar rienda suelta al amor. Suerte que el internet está repleto de gente con iniciativa, y eso ya no será nunca un problema. ¿Conocéis MisPicaderos?. Buscad vuestra provincia, acercad la lupa y reíros un rato.

Recuerdo haber visitado esta web hace tiempo. Me hizo gracia la idea. Acabo de encontrar entre mis innumerables notas el link, he regresado y me ha impresionado la cantidad de ubicaciones nuevas que han aportado los usuarios.

No sé yo quien defienda subirse a los árboles o esconderse entre la maleza. El hogar y la calefacción tienen su punto. Pero el que esté libre de culpa que tire la primera piedra.
.

martes, octubre 19, 2010

Otoño fugaz


¿Quién se ha llevado el otoño? ¿Lo sabéis vosotros? No creo que sea cosa del calentamiento global porque hace un frío del carajo.

Ya sé que un blog no es lugar para andar hablando del tiempo; para eso están los ascensores o el twitter. Sin embargo alguien tiene que alzar la voz, que el otoño siempre había sido una época de transición, pero es que si se empeñan en pasar directamente al invierno no se va a poder ser melancólico ni nada.
¿Para esto me gasto el dinero en ropa de entretiempo?. Como esto siga así no podremos caminar pisando hojas secas, ni podremos hacer todas esas cosas felizmente lánguidas que se hacen en otoño. Que sí, que son un coñazo, pero un coñazo muy nuestro a fin de cuentas.
.

lunes, octubre 18, 2010

Venía a traerle esto


Cada año por estas fechas cumplimos la ancestral tradición de atizarle al Premio Nobel o al Premio Príncipe de Asturias. Es mi particular respuesta, ruidosa y mediatizada, al ruido mediático.
Soy contradictorio, pero no, bueno sí, o a lo mejor no.

Este año el Nobel de literatura se lo han dado a un escritor y no a una postal del National Geographic. Imagino que el año que viene, para compensar, buscarán al gran poeta esquimal, o en el colmo de la condescendencia sueca, a una mujer.
Esta vez me meteré con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, el sonajero ese que se otorga tras una rifa-comilona. Resulta que después de mucho pensar se lo dan a la selección española de fútbol, porque claro, no hay en el mundo iniciativas deportivas que se partan la cara por la integración, la igualdad, la defensa de los valores humanos, gente a la que le vendría como anillo al dedo la pasta y el reconocimiento. No, se lo dan a una federación despilfarradora y a unos reconocidísimos millonarios.
Como nos hicieron disfrutar tanto se lo perdonamos, venga. Y resulta que les van a dar el diploma (junto a un vale para un refresco) y no pueden ir a recogerlo, porque claro, se lo dan el viernes y los futbolistas tienen la costumbre de jugar los fines de semana. Si hubieran hecho un par de comisiones más, con sus correspondientes cenas, a lo mejor lo hubieran podido tener previsto.

Lo que yo me pregunto es ¿por qué no nos dejamos de tonterías y polémicas y va el Príncipe de Asturias casa por casa a darle la mano a los jugadores?. Total, no tiene otra faena el "chaval".
Asunto resuelto.
Un éxito más del equipo de consultoría de la Academia de Chimpancés.
.

sábado, octubre 16, 2010

El finde: CINECLUB - 122 - Perseguido


The Running Man - 1987 - Director: Paul Michael Glaser

Reparto:
Arnold Schwarzenegger (Ben Richards)
María Conchita Alonso (Amber Méndez)
Richard Dawson (Damon Killian)
Jesse Ventura

Música: Harold Faltermeyer y Vassal Benford
Guión: Steven E. de Souza (basada levemente en la novela "The Running Man" de Stephen King)

Alegoría de enorme complejidad enmascarada como la típica película de venganzas y mandobles de los 80. También entonces daba reparo ser profundo.

Se nos plantea un mundo bárbaro en el que la economía se ha colapsado y la televisión sirve para controlar y apaciguar a las masas (¿ciencia ficción?). Allí hay cosas que no funcionan. Lo primero que se echa en falta en ese futuro es internet (la utopía de cualquier tiranía). El progreso se ha frenado de golpe- Estamos en el año 2017, cuando metes una contraseña no se ven los asteriscos (*****) y se puede enterar todo el mundo de tu clave. Lo dicho, un hábitat indómito.
Ojo, no todo es malo, entras en casa, dices: "tostada y café" y una máquina obedece sin excusas.

Ben "biceps-como-muslos" Richards se enfrentará a la gran epopeya del hombre moderno que busca ser libre. Ben Richards simboliza al autónomo.
Condenado por un delito que no ha cometido se ve obligado a luchar por la supervivencia, entre el regocijo de una sociedad indiferente a su sufrimiento. El demiurgo del juego, Killian (impagable su voz de hijoputa en la versión doblada), irá mandando tras de él a los 4 jinetes del Apocalipsis del autónomo.

Primero: El Profesor Subzero es la universidad. Schwarzenegger, con su careto de siempre, se enfrenta a ella con candidez. Parece una experiencia imprescindible y luego, a mitad de la película, ya se ha olvidado.

Segundo: Buzzshow, con su motosierra. Simboliza los constantes recortes de sueldo, de tiempo y de expectativas a los que se verá obligado el héroe.

Tercero: Dynamo, alude a los gastos fijos, la luz, el teléfono...

Cuarto: Fireball, el más obvio de todos, es el síndrome de burnout, cuando hueles a chamusquina cerca y resulta que eres tú mismo, completamente quemado.

Vencer a todos ellos será una bonita forma de empezar una revolución.
Argumento sublime en una versión que envejece bien, con guiños a la serie B (y rozando la serie C).

En la novela de Stephen King el protagonista secuestraba un avión y se estrellaba contra un rascacielos. Ojo con eso. Respeto para los autónomos. Que no nos toquen los huevos que estamos muy locos.

.

viernes, octubre 15, 2010

jueves, octubre 14, 2010

¡Extra extra!


Lo confesaré, me encanta cuando le meten un gol a un periodista. Sobre todo si es uno de esos por toda la escuadra que me tiene retorciéndome de risa unas cuantas horas. Se lo merecen, por troleros, por no contrastar las noticias y pasarse de listos.

Los últimos en caer fueron los de Cuatro, que citaban textualmente en su web una noticia de El Mundo Today.

Pocas webs son más serias en España que El Mundo Today; eso sí, en lo suyo, que es inventarse noticias tronchantes.
El redactor de Cuatro no se detuvo a pensar que las palabras que ponían en boca de Steve Jobs: "el dispositivo se ha diseñado atendiendo al perfil de nuestros clientes, que escuchan un determinado tipo de música. Quiero decir que no escuchan música de mierda" eran pura ficción. Eso sí, seguro que el bueno de Steve lo ha pensado más de una vez, pero nunca lo ha dicho en público.

Os recomiendo que leáis la noticia completa y flipéis. También se la metieron doblada a 20 minutos, que criticó duramente a Adolfo Dominguez por diseñar los nuevos uniformes del Ku Klux Klan.
La frase: "Me han prohibido jugar con el negro, entre otras cosas. Pero asumo el desafío” declara el diseñador, " no hizo sospechar al articulista que todo era coña.

M80 tragó con el titular: Telecinco emite por error ocho segundos de un documental.
Los chilenos Emol tragaron con el descomunal: El 92% de la gente que escribe “jaja” en Internet no se ríe de verdad.

Lo peor es que todos estos medios hicieron el ridículo y además se retrataron por no citar la fuente. Así hemos aprendido a desconfiar de todo lo que nos dicen. Antes nos mentían queriendo. Ahora es peor, ahora nos mienten sin querer.
.

miércoles, octubre 13, 2010

Para nota

Antes de los post-its (de ahora en adelante: pósits) había que apuntarse las cosas en la mano.


Lo cual era una guarrada. Pero claro, si te daba Jessie el teléfono qué ibas a hacer, ¿verdad?. Hay gente que cogió entonces la costumbre de no lavarse.

También podías tallar las notas en madera, como los antiguos.


Que la madera siempre ha sido muy señorial.

Todo esto fue antes de que se inventaran otros dispositivos de (poca) memoria.


Y otros para esos impacientes que no se aguantan y tienen que escribir lo primero que se les ocurre.


Y al que le guste el pósit natural... lo tiene, recién cogido del árbol.


Y al que le guste el pósit con carga social... encontrará algunos que abordan los grandes asuntos.


Hoy más que nunca, sé un mono galante y kitsch. Díselo con un pósit.


Las palabras todavía son baratas.
.

lunes, octubre 11, 2010

Destinos duros


Aunque estéis todos de puente yo sigo a lo mío. Para una vez que tengo pensamientos profundos lo voy a aprovechar.

Llevo unos días bastante preocupado por un tema, la vida sexual de Obelix.
Conoceréis al personaje, supongo, si no ya estáis corriendo a una biblioteca a daros un atracón de las aventuras de Asterix y Obelix, genialidad del tándem Uderzo/Goscinny.
Obelix cayó en la marmita de poción mágica cuando era pequeño y los efectos son permanentes en él. Dejemos a un lado la palabra "marmita", que yo sólo he leído en esta serie de cómics, cuyo significado adiviné por el contexto. Centrémonos en la vida de nuestros dos protas. Solteros, viajeros, dicharacheros... Asterix es astuto y cabal, Obelix es caótico y bonachón. Ni que decir tiene que los chimpancés somos más como Obelix: orgullosos, enfaducos, bobalicones y enamoradizos. Porque Obelix, baluarte innegable de su comunidad por su fuerza hercúlea, siente gran timidez ante el sexo opuesto; sin embargo, en muchas de las historias, es capaz de gestos de acercamiento valerosos, delicados ramos de flores y demás galanterías. Recordemos que no hay poción mágica contra la inseguridad o el miedo al rechazo. Nunca terminaron del todo bien estas escaramuzas. Y es una pena. Obelix, un bigardo lleno de energía, tenía una carencia innegable, pocas oportunidades de ligoteo y, seguramente, una masturbación monolítica.

El caso es que yo me pregunto: ¿es bueno que Obelix no consiguiera mojar?. La épica nos dice que quien ha de embarcarse en constantes trapisondas y vicisitudes no ha de tener lazos familiares que impidan dar rienda a su valentía. Pero no hablamos de casarse y fundar un hogar. Hablamos de lo que va antes, de follar. ¿Resultaría conveniente que Obelix diera con una jovencita interesada en su fama de hombre vigoroso, atraída por su carisma?.

No era Obelix un ejemplo de autocontrol y sutileza. Me temo que en el desempeño erótico podría sobreesforzarse y... bueno, que la damisela podría salir más perjudicada que una cohorte romana en formación de tortuga. ¿Podría Obelix estar traumatizado por alguna mala experiencia de este tipo? ¿no eran demasiado ingenuos su enamoramientos repentinos, tal vez más platónicos que realistas?.
De alguna forma él tenía interiorizado el problema. Por un lado, los efectos permanentes de la poción mágica le daban fuerza sobrehumana. Esa invulnerabilidad era un poder; esa potencia era un don. Pero en el terreno sexual no podía ser aprovechado ya que ninguna mujer podría aguantar su empuje.

Como una especie de viagra inversa, mi solución sería administrarle poción mágica a las señoritas que se acuesten con Obelix. De este modo el efecto se contrarresta temporalmente. De nuevo estamos en manos del farmacéutico, el druida, en cuya conciencia recaerá la complejidad moral del asunto.
¿Es más importante utilizar la poción mágica para no descuidar la defensa de la aldea? ¿o debe destinar una parte a salvaguardad la seguridad de alguna voluntaria que osara enfrentarse con el ardoroso galo?.

No diré yo que el Imperio Romano fuera un enemigo con el que pudieran descuidarse ni un instante, pero creo que el sexo seguro es, en este caso, prioritario.
Ese menhir a la espalda que traslada nuestro amigo de un lado a otro simboliza su erección inconsolable, trágico destino del héroe.
.

sábado, octubre 09, 2010

Donde hay pelo hay alegría

Ando todavía impresionado por la noticia. ¿Vosotros lo sabíais?. Espero que no sea algo como lo de los Reyes Magos, que todo el mundo sabe lo que pasa, sonríe, pero nadie lo cuenta y yo me acabo enterando a los 21 años.

Yo no tenía ni idea, de verdad. Lo he leído en uno de esos periódicos gratuitos y me parece fascinante. Después de tanto tiempo me entero de que "Teen wolf" pasó de verdad.

Ya se sabe que Hollywood siempre tergiversa un poco las historias, pero el personaje de Scott, el adolescente inseguro que al ponerse nervioso se convierte en hombre-lobo, está basado en la historia real de Simon Arrow. Un caso muy comentado en los años 70, en el condado de Jerseyville, Illinois. Su mejor amigo, Richard Hustings, el Stiles de la película, todavía da conferencias recordando aquellas fechas memorables en las que todo era la juerga padre, porque como en el high-school en ningún lado.

Una enfermedad terrible, las lombrices, se llevó a la tumba al bueno de Simon, cuando estaba en la flor de la vida. Quizás alguien se atreva a hacer la última película de la saga, esta vez sin Michael J. Fox. Se lo debemos.

Morir rascándose. Es un tema consistente. Seguro que hay un guión allí.
.

viernes, octubre 08, 2010

Como un pirbu



Como no tengo fuerzas para ser divertido seré solidario.
Un recuerdo a esa gente húngara, nuestros hermanos magiares, que tienen el vertido tóxico ese que lo está dejando todo perdido. Al final de todo se sale, camaradas.

Un homenaje para ellos con esta canción de los Mártires del Compás (artistas superlativos que, al separarse, hicieron el Niño Jesús).
.

miércoles, octubre 06, 2010

En tres frases

"Mis padres no solían pegarme; lo hiceron sólo una vez: empezaron en Febrero de 1940 y terminaron en Mayo del 43"

Woody Allen


* * * * *


"La gente cree que soy una mala persona, pero no es cierto, yo tengo el corazón de un niño... en un frasco con formol encima del escritorio"

Stephen King


* * * * *


"Dicen que me burlo de todo, me río de todo, porque me burlo de ellos y me río de ellos"

Jacinto Benavente
.

martes, octubre 05, 2010

Los martes: CINECLUB - 121 - Very Bad Things


Very bad things - 1998 - Director: Peter Berg

Reparto:
Jon Favreau (Kyle Fisher)
Cameron Diaz (Laura Garrety)
Christian Slater (Robert Boyd)
Leland Orser

Música: Stewart Copeland
Guión: Peter Berg

Laura (Cameron Diaz en su habitual registro de cine gamberro) quiere la boda convencional que siempre ha soñado, y está dispuesta a todo para lograrlo. Sabe, sin embargo, que la tradición guarda un día para eso que llaman "despedida de soltero" y a regañadientes deja a su prometido en manos de sus amigotes. Correrá el alcohol y la droga, siguiendo los cánones establecidos por la real academia de las juergas. También habrá bailarina de striptease, cómo no. Estamos en Las Vegas, la mayor fábrica de pecados del mundo libre.

Ya lo dicen las madres. No hagas el tonto en el baño, que te vas a hacer daño. Y las madres tienen razón casi siempre. La fiesta descontrolada se transforma en velatorio cuando accidentalmente la prostituta muere. Cae la primera pieza del dominó, les entra miedo, vértigo. Era divertido verles divertirse, claro que sí. Pero lo es muchísimo más verles sufrir, debatirse entre lo que hacen, lo que deben, lo que callan y lo que inventan, cómo se autojustifican y se manipulan entre sí.
Sin darse tiempo a meditar tienen dos cadáveres en la bañera, y ya no cabe otra escapatoria que la mentira, fingir que no ha pasado nada.

Palabra más repetida de un buen guión: "fuck". El humor: negro, negrísimo.
Un derroche de contradicciones, de personajes border-line, de desesperación desquiciada pero, a la vez, dosificada con astucia, sorprendiéndonos cuando parecía imposible, cuando el salvajismo parecía insuperable. Atención al final, niños y niñas.

Captemos el mensaje: ¿puede un secreto guardarse sin sacrificio? ¿puede la amistad sobrevivir a cualquier cosa?.
Corrosiva, irónica, macabra. ¿Una película efectista? Sí, ¿cuál no lo es a su manera?. ¿Es una monstruosidad absurda sonreír ante un descuartizamiento? Por lo visto no.

Catarsis de humor bestia. Lo que viene siendo la vida misma.
.

Amigos

Ayer hablaba de mis amigos a los que les encanta la montaña. Tengo más amigos, con los que la relación es increíblemente cercana, a pesar de la lista interminable de mis defectos.


Ninguno, salvo excepciones, suele asomar la cabeza para comentar por aquí. Y la razón es que casi ninguno me lee.
Y eso me parece acojonante. Imagino que le pasará a más gente, no seré el único chimpancé blogger al que esto le ocurre. Una mayoría de mis amigos pasa olímpicamente de estas cosas que escribo. Imagino que es porque se conforman con verme en persona (aunque últimamente sea más caro de ver, mea culpa). O tal vez lo pase es que así de diario puedo llegar a ser cansino, que también puede ser.
.

domingo, octubre 03, 2010

Cumbres


Una vez escribí una novela de montaña.

A ver... por favor, silencio...

¿Ya se han acabado las risas?. Venga, un poco de formalidad.

Que sí, que sí, que lo digo en serio. Una vez escribí una novela de montaña. Yo, que lo más alto que he subido ha sido un 9º piso y el último trecho lo hice en ascensor.
Me gusta el campo, el deporte y todas esas cosas, pero nunca me ha dado por el montañismo. Los monos somos de subir a los árboles y para de contar.

No creáis que tuve una inspiración súbita y ¡zas! me salió una novela de montaña, como el que pone un huevo. Todo empezó porque gané un premio de relato corto y un amigo que es power-ranger decidió que podíamos presentarnos a otro concurso. "¡Un millón de pesetas de premio!", dijo. ¿Un millón por un relato corto? ¿dónde estaba la trampa?. El tema tenía que ser la montaña o los viajes, ese era el truco. Mi amigo me aportaba una idea que tenía en la cabeza y el soporte técnico. Yo ponía las palabras, una tras otra. Sonaba bien.
El argumento era bueno, interesante. Andaba yo buscando las cuatro frases con las que transmitirlo cuando, una semana después, mi amigo me llamó para contarme que sí, que lo del premio era cierto, el tema también, pero que no era un relato corto sino una novela corta. Se trataba del Premio Desnivel. Toma nivel.

Uno es capaz de las mayores insensateces posibles, pero como la de aquel día...
Le respondí muy digno: "lo escribiré de todos modos". El teléfono es traicionero, ya sabéis, no te ven la cara y a uno le entran ganas de tirarse faroles. Tenía un boceto de historia consensuado con mi colega, pero con eso no llenaba 100 páginas ni a quíntuple espacio.
No lo pensé ni un momento. Pensar tampoco suele beneficiarme.

Yo estaba estudiando mi licenciatura de empresariales, no debía desenfocarme. Pero es que yo cuando me desenfoco me molo mucho más. Era eso, amor propio (la forma delicada de llamar a la vanidad cuando están sus padres delante).
No sé cuántos libros pude llegar a leerme. Tengo la suerte de tener algunos grandes amigos que, además, son montañeros. Lo fliparon un poco al principio, pero luego colaboraron. Intentaba participar en sus conversaciones y me fijaba en lo que decían y cómo lo decían. Les acompañaba a conferencias, consumía cualquier recurso disponible en cualquier biblioteca: películas, documentales, biografías, relatos de montaña... junté tantos folios de apuntes (todavía los conservo como una reliquia) que podría dar un cursillo: "La montaña en 10 días, sin moverte del sillón".

Y al final lo escribí. Conservé la idea primigenia en el clímax del penúltimo capítulo. Lo demás fue todo nuevo. Jamás había acometido un proyecto tan grande en mi vida, y jamás había escrito nada que tuviera más de 15 páginas. Me costó hacerme con la estructura, claro. No me costó ponerme en la mente de unos alpinistas, aunque parezca extraño.
En la vida de cada uno de nosotros hay retos, hay locuras, hay esperanzas... hay un Vignemale, un Eiger, un Annapurna o un Everest. Vivir es algo parecido a eso ¿o no?, enfrentarse a lo desconocido sin resignación, desafiante. Quien tenga un poco de sangre en las venas podrá entender las grandes pasiones que engendran los grandes riesgos. Le preguntaron a Mallory, (que murió a pocos pasos de ser el primer ser humano en coronar el Everest, mucho antes de Hillary y Tenzing) que por qué subía a las montañas. "Porque están ahí", respondió.
Me parecen palabras muy sabias.

Yo sospechaba que no iba a encontrar una definición mejor, por eso le puse un título acorde a los 22 años que tenía al escribirlo: "Sin respuestas".
Por si os lo estáis preguntando: No gané el millón de pesetas.

Gané mucho más.
La primera prueba fue con ese círculo de amigos que se habían involucrado tanto en el proyecto. Lo leyeron y les gustó. Se lo creyeron. No me hicieron cambiar ni una coma, ni un mosquetón.

Tres finalistas tuvo el concurso y yo estuve entre ellos. Imagino que sería porque sólo nos debimos presentar nosotros tres. El caso es que uno de los finalistas lleva ya escritos más de 20 libros de montaña y el otro era el célebre Pérez de Tudela, 30 libros y miles de expediciones a sus espaldas.
Aluciné un poco entonces y sigo alucinando ahora; pero claro, yo quería ganar. Incluso sabía en qué me iba a gastar el millón de pesetas del premio.

El caso es que me he acordado de esta historia hoy. Y no sé qué pensar.
Creo que a menudo se nos olvida que podemos hacer cosas más grandes que nosotros mismos. Como decía Borges, uno puede dar lo que no tiene, puede dar felicidad sin ser feliz, o puede dar miedo sin estar asustado. Añado una más: puede escribir una novela de montaña sin saber nada de montaña.

Hoy me he acordado del hombre que quería ser cuando escribí ese libro.
Tengo que esforzarme un poco más, la cumbre todavía está lejos y no me apetece perder más el tiempo.
.