lunes, octubre 25, 2010

Copia, muta y pega


Esta imagen me ha hecho reflexionar.
Dudo que los chinos copien mal a posta. Aquí el autor ha querido transmitirnos algo más.

No pasamos la vida imitando, copiando actitudes, opiniones, ideas... si todos cambiáramos una sola letra de lo que copiamos, antes de pasárselo al chimpancé de al lado para que haga lo propio, acabaríamos teniendo miles de ideas nuevas. Una de esas combinaciones explicaría el universo. Otra de ellas, lo refutaría por completo.

Sigo yo. Cambio la B por la P. "Parcelana".
.

8 comentarios:

nhtg dijo...

Sería demasiado fácil llegar a porcelana, así que cambio otra letra: Parcelina: pequeña parcela que la vende uno de Vigo :-P

Nana dijo...

Eso sería parceliña, nhtg... si mantienes parcelina, que sepas que eso lo diría más bien un asturiano.

El guardian del Faro dijo...

¿y tiene que significar algo?...¡jo!...yo quería Barmelona.

;DD

nhtg dijo...

Ottia, Vigo no está en Asturias? Y yo que creía que Siniestro Total eran asturianos... vaaaaale te lo compro pero mantengo parcelina ;-)

Expatriado dijo...

Rienda suelta a los sueños: prefiero parcelaza...

HombreRevenido dijo...

Nhtg, el único Vigo que ha estado en Asturias es Vigo Mortensen (jo jo jo, carcajada interna que me resuena por dentro).

Parcelina es correcta.

Nana, parceliña sería una buena evolución a partir de parcelina. En dos pasos: percebiña.

Guardián del Faro, no tiene que significar nada. Barmelona es válido. Incluso puedes llamar así a un bar así si quieres.

Expatriado, te comprendo, nos sale la nostalgia de nuestro pasado latifundista y señorial.
Parcelaza, va bien.

Nana dijo...

¿Vigo en asturias y Siniestro Total asturianos?

Ay, Dios mío, llévame pronto. ¡Profe, suspenda a nhtg en geografía, que nos quiere quitar a Siniestro Total de Galicia!
Por otro lado, me he reído mucho con lo de Vigo Mortensen.

Y ya podríamos mutar a carcelona...

HombreRevenido dijo...

Nana, nadie ha querido quitaros a Siniestro Total, se ha tratado simplemente de una confusión bienintencionada.

Bueno, bienintencionada no, claramente malintencionada. Pero había que intentarlo. Si se descuidaban luego los asturianos los hacíamos cántabros. Y luego vascos. Y después navarros. Y al final aragoneses. Era el viejo truco de apropiarse de las cosas "de a pocos".