jueves, febrero 27, 2014

Apuntes olímpicos de invierno


¡Ya está bien! ¿Se me oye? ¡¡Ya está bien!!
Ya vale de ir a los Juegos Olímpicos de Invierno a comernos los mocos ¡hostiayá!

(El simio se quita el zapato y lo lanza lejos; indignación, desperdicio de energía, riesgo de no encontrar luego el zapato, cólera absurda, en definitiva, porque cabreándose no se llega a ninguna parte; pero al menos se le ha entendido, por sus palabras o por su lenguaje corporal, que hemos llegado a un punto de no retorno y que habrá que hacer algo rápido para poner remedio a esta situación, con energía, espíritu crítico y voluntad constructiva)

Hay que ponerse las pilas. ¿Cómo? ¿Entrenando muchísimo para mejorar nuestro rendimiento? Bah, eso es lo fácil. Nuestra misión es coger al reno por los cuernos y plantearse la pregunta clave: ¿por qué nos ganan esos malditos extranjeros? ¿por qué esos ciudadanos nórdicos o canadienses o eslavos nos dan esos repasos? ¿es porque no tienen apego a la vida? Tal vez. Aunque yo soy más de la opinión de Peter. Ellos ganan porque inventaron esos deportes.

El curling lo inventaron los escoceses. Menudos cojonazos ¿no?

Creo que ya veis por dónde voy ¿no?
Tenemos que inventarnos nuestros propios deportes de invierno.

* Luge low cost
Este lo habéis practicado casi todos. ¿Quién necesita un trineo cuando puedes usar un plástico o un saco y tirarte por la pendiente como un loco?
* Guerra de bolas de nieve
En dos modalidades: individual o por equipos. Aquí será importante ser muy cabrón para puntuar. Nos viene bien.
* Vinathlón
Es igual que el biathlon en la parte del esquí de fondo, pero, en lugar de disparar a una diana, en cada punto de control hay que beberse un vino. Que me aspen si la guardia civil de montaña no es capaz de copar el podio.
* Mushing inverso
Hay pocas competiciones más espectaculares que las tradicionales carreras de trineos tirados por perros. Pese a ello, no creo que cumpla los requisitos para integrarse en el programa olímpico. Principalmente porque la mayor parte del trabajo lo hacen los perros, y eso no está bien.
El mushing inverso da la vuelta a esta premisa. Son los perros los que van en el trineo y el homínido tira de ellos.
* Hockey sobre nieve
Gracias a mi apoyo incondicional, Canadá se impuso en el torneo de hockey sobre hielo de Sochigrado. De todos modos, saqué algunas conclusiones importantes respecto a este deporte. La principal es que van muy rápido. Demasiado para la natural parsimonia ibérica. Necesitamos un hockey más lento, más pausado, más de tiki-taka somnífero, un hockey de tierra batida. La nieve será nuestra superficie aliada.
* Colding
Este deporte consiste en salir y entrar alternativamente desde una casa con calefacción al frío invierno de la calle. Un minuto y adentro. Un minuto y afuera. Así sucesivamente hasta que gane el que se resfríe primero.
(Considérese en su favor que también puede practicarse en verano, cambiando la calefacción por el aire acondicionado a tope)
* Bufanding
Tienes 5 minutos para poner la bufanda al máximo número de niños posibles. No sólo cuenta la cantidad, también el estilo.
* Speed-smoke
Y aquí ya no nos debería quitar el oro nadie. Uno de los deportes de invierno más nuestros. Consiste en fumarse un cigarrillo a caraperro en la calle. Resistencia al frío, pulmones de acero, cadencia de calada... todo cuenta en esta disciplina olímpica, plena de emoción y velocidad, que destrozaría los medidores de audiencia.


Es nuestro deber y salvación, como país de clima templado, poner nuestro granito de arena en la grandeza de los Juegos de invierno.
Si se os ocurren otras modalidades que podamos añadir al dossier que mandaremos por fax al COI, comentad ahora o callad para siempre.

15 comentarios:

Mon dijo...

Ice Cube Melting:
Consiste en chupar un cubito de hielo (el del cubata acabado vale) hasta que se derrita del todo.
PO-DE-MOS

Anónimo dijo...

Hgielsbob. Como el bobsleigh pero, cogiendo mucha mucha carrerilla en la llegada, remontar hasta la salida. Quizá en esta disciplina copemos podio y diplomas, porque hace falta tener una mentalidad muy española para practicarlo.

El niño desgraciaíto dijo...

Yo en vez de patinaje de velocidad y piruetas propongo el patinaje inglés. Como el escondite inglés, pero con patines.

molinos dijo...

Gracias, gracias, gracias...jajajaja...me he descojonado en la pradera.

Muy fan de coger al reno por los cuernos y del tiki taka sonmífero.

Yo añadiría otra especialidad. El "inverno clothing"...consistiria en ponerse todas las capas de ropa posible hasta parecer un policia de Fargo y luego correr por la nieve. Gana el que llegue más lejos sin desmayarse.

Jatz Me dijo...

Street figure skating (patinaje artístico en la calle):
Sólo hay que fijarse en las figuras acrobáticas que hace la gente por la calle para no darse "la madre de todas las ostias" en cuanto caen dos copos de nieve. En las contadísimas ocasiones en que ha nevado en Zaqragoza, me han entrado ganas de sacar cartelitos del 1 al 10 y puntuar a los viandantes.
Y es que la causa principal de que no despuntemos en esas modalidades es la falta de instalaciones para practicar. Por ahí arriba tienen mucha nieve durante muchos meses. Y por las calles. Los niños bajan a jugar entre nieve todos los días. Para ellos un trineo o unos esquies es como para nuestros niños un patinete o una moto de esas de ruedas gordas. No juegan a fútbol porque la pelota se les mete bajo la nieve y no la encuentran. Y así les va luego en los Mundiales de fútbol que no pasan ni de 1ª fase.

Anónimo dijo...

CurlIMSERSO: la petanca de toda la vida, practicada en nieve en polvo / nieve primavera, con boina y rebequita.
Aquí tenemos cantera y un futuro muy prometedor, con la pirámide de población invertida que promete muchos años de alegrías en el medallero.

Bobsleigh ibérico: dos operarios en mono se deslizan en una carretilla de obra dentro de un tubo de recogida de escombros. El empuje inicial de la carretilla para coger velocidad será determinante para las medallas. En esta disciplina, podemos copar el podio fácilmente, además de dar una salida digna a todas esas víctimas del pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

Lo veo: Seseña 2022, Winter Olympics

Manuel.

NáN dijo...

Antes que nada, cualquiera de las dos laterales de la foto está imitando la postura favorita de Molinos para las fotografías. Que la imiten con 100 años de antelación demuestra nuestro potencial.

Creo que lo mejor será celebrar los juegos olímpicos de invierno tal como son pero en un sitio sin nieve. El salto desde trampolín cayendo en una pendiente pedregosa gozará de la popularidad de los pueblos vecinos.

HombreRevenido dijo...

Mon, una prueba durísima, sólo apta para profesionales. ¡A ganar!

Anónimo/a, impresionante competición, jaja. La terquedad patria puesta a prueba. Y como lema una frase que es el doping más potente que se ha inventado: "No hay huevos".

Niño desgraciaíto, ¡oh! Patinaje inglés. Magnífico. Y podríamos añadir el 123 chocolate inglés sobre hielo. Más difícil todavía.

Molinos, jaja, habría que plantear una sencilla operación que multiplicara los metros reunidos por el número de prendas de ropa que se lleven puestas. Una vez que se produzca el desmayo se introducen las variables y nos salen los puntos conseguidos. Qué emocionante.

Jatz Me, me encanta ese tipo de patinaje, pero habría que dejar muy claro que es sobre hielo y sin patines.

Manuel, en el curlimserso seríamos una potencia, por supuesto.
Con el bobsleigh ibérico también podríamos ganar, y además llenar una serie de programas de televisión tipo humor amarillo para exportar a todo el mundo libre.

NáN, ya se quería presentar Barcelona a los Juegos de invierno. Imagino que con la misma idea que tú planteas. Pero sería mejor olvidarnos de la costa, un lugar interior, seco y pedregoso. Propongo los Monegros. Será por sitio.

aras dijo...

Jajajaja, descojonante, tanto los tuyos como del resto de simios. Veo un nivel muy alto en la Academia.

El Vinathlón me encanta. Vino Rioja, Vino Ribera, Albariños, Castilla, Rueda... Vamos, tiene mucho potencial el tema.

Yo propongo el Snow Tumbing. Ponemos unas cuantas tumbonas de playa (la vertiente mediterránea tiene que salir), y tumbamos a los consumados deportistas en bikini. A ver quién tarda más en congelarse.

Aquello noerayo dijo...

Propongo el smooking rooming que consiste en cronometrar el tiempo que aguanta un nórdico el el smooking room de un bar fines con 2 españoles dentro hablando en un tono considerado moderado en nuestra escala.
Medalla de oro fijo.

Nisi dijo...

Creo que podría competir en colding, tendría posibilidades. Pero el bufanding es un deporte muy de abuelas, no?
Yo propongo el planting de Navidad: a ver a quién le dura más la poisenttia esa que todos compramos por esas fiestas y que se muere (casi) antes de que acaben.

molinos dijo...

Casi olvido esta anécdota.

Unos amigos que han trabajado en Cruz Roja de la estación de navacerrada. Nevadón. Les llaman de la bola del mundo, donde termina el telesilla.

"Ey tios teneis que subir".
-Qué pasa? ¿algún herido?
- todavía no pero subid.

Subieron...

Arriba habia media docena de domingueros dispuestos a tirarse desde 2500 metros ladera abajo ¡¡subidos a una paellera gigante!!!!

Peter dijo...

Juas, juas....

Grandes todas las propuestas.

Nuestro gran vivero de medallas estaría en el Descenso Albóndiga, en el que no cuenta el tiempo en bajar sino las vueltas que dan los que bajan sin perder el tupés con albóndigas que le ha preparado su madre

Por no hablar del Cuña stopping en el que se mediría el que bajando una pista negra menos tarde en frenar haciendo la cuña con la ayuda de su padre.

Ranning Olímpico, el que más botes consiga darle a una piedra lanzada sobre un lago helado

HombreRevenido dijo...

Aras, hay que tener mucho cuidado con mezclar. Aunque así la prueba adquiriría tintes (tintos) épicos.
En el snow tumbing hace falta un indicador claro. Yo propongo que al que se le amorate el primer dedo del pie gana.

Aquello noerayo, malditos suecos blandengues...

Nisi, el planting está bien. El belening también se podría sumar a la competición. Deporte de invierno y navideño.

Me parto, Molinos. Esa es la clase de pioneros que necesitamos.
En el slalom-paellera tipo rafting seríamos imbatibles también. Jajaja

Peter, el ranning sería fantástico. Con piedras planas y juego de muñeca.
Otra modalidad antagónica podría ser el ice-splashing, que sería contrario. Se elige la piedra más gorda que se encuentre, porque de lo que se trata es de hacer el boquete más grande en el hielo.
A triunfar.

jordim dijo...

El curling me fascina...