lunes, febrero 17, 2014

Juegos Reunidos


Los auténticos Juegos de invierno se celebran bajo el edredón. Eso lo sé yo y los sabéis también vosotros. No disimuléis que no cuela.
De todos modos, cuando llegan los otros, los olímpicos, se solidifica nuestra curiosidad como una estalactita y no podemos dejar de engancharnos a las modalidades más absurdas.

El fervor patrio nos llevó a ver a nuestro patinador preferido, Jesús Fernández, que luchaba por una medalla en el pabellón de Sochigrado (que es un ciudad que no se conoce ni el tom-tom, aunque preguntando se llega a cualquier parte).
Instalamos la pantalla gigante más pequeña del mundo y nos dispusimos a ver deslizarse sobre el sólido elemento a nuestro simio.

Hicimos una búsqueda rápida en google y nos esperábamos a este señor.


Nos extrañó su edad (no tenía pinta de grácil patinador) y que fuera vicario general de la diócesis de León y próximo obispo auxiliar de Santiago de Compostela. Como el clero siempre ha demostrado una gran habilidad para manejarse en terrenos resbaladizos, supusimos que sería un virtuoso de técnica excelsa.
Luego resultó que no, que el patinador finalista se llama Javier Fernández y es otro mono diferente.

Su estilismo de la primera manga nos pareció inapropiado:


El de la ronda final nos pareció muchísimo mejor:


El chaval lo bordó. Un fiera.
Luego nos sisaron la medalla porque los jueces no nos respetan. Menudos tiquismiquis. Desde lo de Paquito Fernández Ochoa nos la tiene jurada esa gente.
Eso sí, el orgullo nacional quedó intacto.

En otras modalidades, en lugar de a la medalla optamos a meternos entre los 20 primeros y tampoco lo logramos. Hay deportes tan absurdos como el skeleton, que ya de por sí tiene un nombre de risa.
El skeleton consiste en tirarse como un loco por una pista de hielo con un trineo y de cabeza. Bien. ¿Y por qué no con las manos atadas a la espalda? Ya puestos...
La aerodinámica de las orejas resulta fundamental, por lo que pudimos apreciar. En la Academia sugerimos que para los próximos juegos mandemos a un tío mucho más gordo y que la gravedad haga el resto (recuerdos difusos de EGB).



Lo que no deja de sorprendernos es la juventud de los participantes. Claro, te acostumbras a ver al Príncipe en Formigal esquiando chinochano y luego te crees que esto es más señorial. Y no. Aquí la gente va a cara de perro a por el triunfo. Así acaban pegándose esas hostias, claro. Pero la gloria olímpica lo merece.

La checa Eva Samkova ganó a sus 20 añitos el oro en snowboard cross, una de las pruebas más espectaculares que se han visto en esta primera semana. Cuando enfocaron su celebración entusiasta descubrimos que llevaba... ¡un bigote!


La tía se pinta un mostacho como talismán. Y por lo visto le funciona muy bien porque arrasó.
Se ven cosas muy pintorescas en los juegos de invierno. Ya verás como Vladimir Putin le encuentra alguna pega.
Menudo es él.
Más macho que ninguno.



Y queda el curling. Pero poco puedo añadir que no se haya dicho ya. Mi única contribución al análisis de este complejo fenómeno deportivo es que el curling femenino me parece mucho mejor que el masculino.

Esta vez he decidido vivir el hockey sobre hielo con más alicientes. Un día antes de que empezara la competición me propuse elegir a un selección y seguirla fervorosamente. Elegí a Canadá, no sé muy bien por qué.
Del desarrollo de la primera fase podemos deducir que no ha sido una mala elección. Que somos el mejor equipo de la historia de la humanidad y que vamos a ganar el oro sin sudar.

Ya supongo que se debe de sudar poco sobre el hielo, pero ya me entendéis.


No saben cómo paranos.

Y ahora a seguir divirtiéndose. Ese tendría que ser el único espíritu olímpico posible.
Freestyle!!!



11 comentarios:

Carmen J. dijo...

Daba para mucho, queda demostrado,. En patinaje hemos quedado los decimoterceros en parejas. O sea, que cada uno ha quedado el sexto y medio. No está pero que nada mal!
Me parto.

El niño desgraciaíto dijo...

La verdad es que estoy viendo bastante pocas cosas de los juegos de invierno. Se nota que nos son de alguna manera ajenos.

Pero eso también es un poco de vaguería. El otro día estuve viendo los saltos y fueron emocionantísimos. Es cierto que hay deportes absurdos, pero ¿qué deporte aguanta la lupa de la coherencia?

NáN dijo...

pues la verdad es que no me he enterado mucho de ná. Salvo de las tías del curling, vía txelos.ççLo que pienso es que con la ciclogénesis explosiva, si nos hubieran dado los juegos a nosotros habría resultado más divertido y se habrían batido todos los récords: "El ganador de saltos se lanzó en la Sierra de Granada y sus restos cayeron en una playa de Cádiz. Se considera que este récord quedará para la Historia de la Humanidad".

molinos dijo...

Yo veo lo de Sochi los fines de semana con PobreHermano Mayor que se lo traga todo.

he aprendido mogollón de biathlon, me parece fatal que no lo comentes, es ese deporte basado en la guerra de guerrillas en el que van esquiando y luego se paran a pegar tiros. Sería mucho más emocionante si se pegaran tiros unos a otros pero no, tiran a unas dianas. De todos modos y por contradecirte, que sepas que el campeón de 10 km biatlhon es un NORUEGO que se llama Ole Einar Bjørndalen y que tiene ¡40 palos!

Arriba el norueguismo.

Jatz Me dijo...

Hacerse seguidor de los canadienses del hockey no tiene mucho mérito eh! ;)
Haberte hecho de Nigeria, o de Samoa, o de España (ah no, que no participamos en esas cosas, que como nos dejamos las perras en el furgol...)
Mi único aliciente de estos juegos era Lindsay Vonn, pero no ha ido porque tiene la rodilla pocha.
Aun así, he aprendido un montón con tu crónica de los Juegos .)

HombreRevenido dijo...

Carmen J., estamos progresando. Pronto conseguirémos quedar sextos y nos darán una medalla de bronce a compartir (me imagino la medalla toda estirada y dos cabezas dentro)

Qué sabio eres, Niño desgraciaíto, si juzgáramos a los deportes de verano o a los de entretiempo con la misma vara de medir que a los invernales nos daríamos cuenta de que no se salva ninguno. Ni siquiera el críquet.

NáN, no hables de ciclogénesis ni de nada explosivo, que en Sochigrado están en alerta terrorista.
Pero que conste que el saltador de esquí volador es una gran imagen.

Molinos, el biathlón lo vi una vez. En Cálgari, creo. Es confuso. Tienes razón en que mejoraría mucho si se dispararan entre ellos. Entonces sí que correrían y culebrearían.

Hombre, Jatz Me, nos han jodido. Si me tenía que hacer de un equipo tenía que elegir uno bueno, para que la experiencia dure más (hasta la final, si es posible). Que seamos tan tan buenos sí que ha sido una sorpresa.
Se rumorea que nos van a dar el oro ya y así pueden alquilar nuestras habitaciones.

Peter dijo...

Estos juegos son una pantomima montada por los países nórdicos que no nos ganaban ni al Concurso de Pasodobles en los hoteles de Benidorm, y así Noruegos, suecos, Suizos y austriacos se inventaron esto.

Como deportes había pocos,s e han inventado una serie de estupideces traídas de sus fiestas populares para hacerlas deportes ( tirarse por un tubo helado, jugar a la petanca en hielo, skiar y pegar tiros a dianas,... ) Es como si lleváramos a los juegos el tirar cabras desde campanarios o toros al mar. Ganaríamos todo

Los skeleton y esas cosas no tienen morbo desde que ninguno se sale. Los saltos de ski me retrotraen a reasacas horrorosas el 1 de Enero El curling se ha convertido en un desfile de modelos de Victoria Secret pero anunciando plumíferos Rox

Por cierto, más allá del horror del modelito de patinaje, tiene cojones el chandal español de la misma marca que el de verano. seguimos apostando por el arabesco. con lo chulos que eran los plumíferos Rox Verdes con las hombreras azules.

Aquello noerayo dijo...

El curling era la única forma que tenia un inmigrante español de jugar a la petanca

Nisi dijo...

Me mola esto de escoger una selección al azar y apoyarla hasta el final. Sí que le da emoción al asunto, sí.

aras dijo...

La verdad es que nunca he sido muy aficionada a los deportes invernales, pero hay algunos que me fascinan. El curling es uno de ellos. Es una petanca sobre hielo. A lo grande.

HombreRevenido dijo...

Algo de eso hay, Peter. Incluso tengo preparado un segundo sochi-post al respecto.
Y una cosa de locos nuestro chándal. Espero que al menos abrigue.

Aquello noerayo, me lo creo y me cuadra.

Nisi, al azar tampoco. Al menos he escogido una de las buenas.
Es lo mejor para vivir estos deportes con algo de calor.

Aras, hay de todo. Ahora con las 8 retransmisiones simultáneas que da la web de RTVE uno puedo ir de asombro en asombro. Antes nos conformábamos con los 30 minutos de resumen diario que nos daban por la noche.