lunes, diciembre 01, 2008

Este premio se falla y se fo...

El jurado inapelable, compuesto por un equipo de 3 monos que más que monos son estéreo: el Sr. Verde, la Srta. Naranja y el Sr. Amarillo, han deliberado todo el fin de semana y han encontrado un ganador al Concurso de Microrrelato Animal con el tema de la Lujuria.



Lujuria

Ya se había ido el mensajero que mascaba chicle, ajeno a todo, cuando Julia regresó al salón. Se llevó el dedo de su marido a la boca y sintió el roce de la yema en el interior –rosa, húmedo y deslizante- de sus labios. La caricia le provocó cosquillas, aunque no se rió. ¡Seis semanas sin hacer el amor! Con la lengua se encargó de empaparlo, maltratarlo y succionarlo hasta que comprendió que necesitaba aquel dedo en sus bragas. De camino al dormitorio, entre suspiros, se prometió telefonear al inspector para confirmar las sospechas: a su marido lo habían secuestrado.

Ana Arándanos

Votaciones parejas (como no), decisiones duras (claro) pero no quedaba otro remedio que mojarse (ji ji ji).
El jurado ha otorgado el premio de forma unánime:

  • Por recordarnos que lo perverso y el amor son un cóctel diabólicamente encantador.
  • Por amplificar el hecho de que la lujuria puede ser otra vida diferente, superpuesta, no mezclada, con la aparente.
  • Por la perfecta administración del golpe final, la carcajada interior desde la prisión de nuestro lado más oscuro.

Por todo ello y muchas cosas más se le concede el premio del deseado sexto concurso, el inescrutable regalo sorpresa. Ahora ya puede fardar, como han hecho las cinco ganadoras anteriores al alcanzar las más altas cotas de la liter-hartura.

Pensad en lo que puede significar para vuestras curriculums este galardón. Pensad en que otros con menos méritos lo han conseguido, afilad vuestra ironía, vuestra capacidad de síntesis y vuestra inclinación genética al pecado.
Pronto el nuevo concurso y el nuevo tema. Me da a mí que no hace falta que os lo diga.

Para votar el Premio Especial del Público tenéis tiempo hasta el próximo jueves. Sólo tenéis que pasar por el Blog del Concurso y dar lo mejor de vosotros mismos.
.

11 comentarios:

Ana arándanos dijo...

Alaaaaaaaa, pero qué guay!!! Muchas gracias, me moría de ganas por saber cuál es el premio y ahora lo sabré. Es triste pero la ilusió de ganar no era tanto subir al podio sino saber qué premio era!

Se lo quiero dedicar a mi madre, que siempre me ha apoyado. Y también a Serjuzu y a la empanadilla, que tiene un nick que siempre me ha hecho mucha gracia.

Y ahora voy a votar por mi favorito para el premio especial!

La empanadilla perdida. dijo...

Muchas gracias Ana, cuando quieras empanarte ya sabes dónde estamos;-)

Enhorabuena por el merecido premio!!

HombreRevenido dijo...

Ana, la curiosidad puede ser uno de los más potentes surtidores de literatura. Ya ves.
Pronto podrás conocer el premio. Espero no haber generado demasiadas expectativas.

Empanadilla, por algo ganaste el micro de la pereza. Tú ya tienes tu premio, ahora guarda el secreto.

Serjuzu dijo...

¡¡¡Enhorabuena maja!!!

me ha gustado mucho el relato... y es la primera vez que me dedican un premio, jajaja

Ya me contarás en que consiste el regalo secreto del discípulo aventajado del profesor Bostezo.

Wilwarin dijo...

Enhorabuena a la ganadora!! la verdad es que fue genial el relato, como bien ha dicho el jurado el golpe final fue buenísimo.

HombreRevenido dijo...

Serjuzu, el premio son acciones del Citibank.
Te dedican premios como la gran celebridad que fuiste (observa ese pasado con mala leche...)

Wilwarin, el jurado se equivoca poco. De momento sólo van 6 fallos.

Ana arándanos dijo...

Jo jo jo , hombre reve, menudo chiste fino y nuevo el tuyo!

:P

HombreRevenido dijo...

¿Cómo? ¿el chiste del fallo lo había hecho alguien?
Está todo inventado, Ana.

Ana arándanos dijo...

Jajaja, era una broma. Además, era un chiste que si no hace nadie tiene que decirse, porque esas cosas son así.

Además, en el fondo me sigue haciendo gracia..

Ana arándanos dijo...

Jajaja, era una broma. Además, era un chiste que si no hace nadie tiene que decirse, porque esas cosas son así.

Además, en el fondo me sigue haciendo gracia..

HombreRevenido dijo...

Ana, tienes razón. Y no vas a tener más razón porque lo digas dos veces.