lunes, diciembre 29, 2008

Nubes y pecados

Recordaréis que hubo un tiempo agitado y convulso en el que por estos lares se hacían concursos de microrrelatos. Entonces sí que éramos pecadores, y no ahora.

Resulta que me ha apetecido meter todas las palabras que arrojasteis al concurso en esas nubes literarias que tanto nos gustan, como si fueran de algodón de azúcar, o del tejido tapiz de vuestras mentes inabarcables.

A ver si os gusta. Ya sabéis, hacéis click (con el ratón, no con la boca) y la imagen se agranda.

PEREZA



IRA



AVARICIA



GULA



SOBERBIA



LUJURIA



ENVIDIA



¿Visto?

Y ahora la reflexión, para que os devanéis un poco los sesos (o rebanéis, que dicen algunos).
Nadie duda de que los 7 pecados capitales están muy bien elegidos, se nota que quienes los seleccionaron tenían una conciencia muy próxima a la perdición. Sin embargo os pido un ejercicio de crítica constructiva.

¿Qué pecado quitaríais de esta lista y por qué otro pecado lo sustituiríais?

Por ejemplo:
* Yo quitaría la lujuria, porque para una cosa que se me da bien... y lo sustituiría por la mentira, que me parece mil veces más perversa y amoral.
* Yo quitaría la pereza y la sustuiría por la cobardía, que es una versión mucho más dañina de lo mismo (robo este ejemplo a la Srta. Naranja).

Animaos a reescribir la ética cristiana.
No creo que os vuelvan a dar otra oportunidad igual.
.

17 comentarios:

Bruja24 dijo...

Hala, que chulo lo de las nubes!!!
Yo quitaría la gula, porque el comer bien es un placer y no un pecado, y la sustituiría por... la hipocresía. No me gusta la falsedad, creo que lleva a la mentira y la cobardía.
(Es que me los has quitado con los ejemplos, y estoy de acuerdo en que son peores que la lujuria, y la gula... la pereza es necesaria, pero solo en su justa medida. Aunque pensandolo bien... como todo, no?) Ains, no me hagas pensar, que me lio...
Besitos.

Wilwarin dijo...

Apoyo tu moción contra la lujuria y la pereza y como Bruja24 yo sustituiría la gula pero yo la cambiaría por el egoismo. Para mi junto con la mentira son la mayor lacra de esta sociedad.

Cardo dijo...

Yo también quitaría la gula y añadiría el que recogiera: la falsedad, engaño, mentira, fraude,...que duelen más que el chocolate de más, el plato extra o acabarse la bandeja de turrones..
Ah y le queda muy bien el formato nube a la microliteratura

Chic dijo...

¡Hala! qué es eso de quitar pecados: lo mejor de todo es ir añadiendo hasta el infinito. Podría ser pecado estar demasiado tiempo en la ducha o comerse el último y tan navideño dátil con panceta.

lasa dijo...

¡¡Que bonicas las nubecillas!!

Esto de mover pecados de un lado para otro, la verdad es que es un poco difícil de organizar, no se... Entre los 7 capitales y los 10 mandamientos, ya está todo prohibido.

Quizá me dedicaría a poner "peros" por todos lados, como:

La gula es mala... pero de vez en cuando se consiente.

La ira es mala... pero si estás que estallas, no hay nada como un buen cabreo.

La lujuria... eh... bueno, yo creo que si, que este hay que quitarle :-) (pero recordad que sigue vigente el "no cometerás adulterio", que eso sienta mal)

Esto de la ética... menos mal que yo solo tengo que cumplir las 3 leyes de Asimov.

Bip Bip!

Vecu dijo...

Yo quitaría la lujuria y pondría la lombarda y el repollo.
Quitaría la gula y pondría a los ansias que se terminan las bravas antes de que el plato toque la mesa.
Quitaría la pereza y pondría pasar la aspiradora a deshoras.
Quitaría la envidia y pondría como pecado el ser bueno en algo.
Y creo que nada más, salvo un pecado incondicional: hablar sin ser hablado (me refiero a los pesados o as que hablan sin parar aunque no exista respuesta a sus interminables "me entiendes?").

Ana arándanos dijo...

Yo quitaría el de la soberbia, porque cada uno tiene derecho de fliparse con lo que le de la gana, aunque sea tan imbécil de elegirse a sí mismo.

Y añadiría cmo pecado el de adicción al trabajo y responsabilidad extrema porque hay gente que no es capaz de aprender a disfrutar y con esas prácticas acaban fastidiándole la vida al resto.

Me ha molado lo de las palabras, per mucho más la iniciativa esta de pensar pecados.

HombreRevenido dijo...

Comer bien es un placer y no un pecado, Bruja24, quitamos entonces la gula y la lujuria.
La hipocresía sería un buen pecado capital. Sin excusas.

Wilwarin, el egoísmo casi está englobado en la soberbia, pero si hace falta, lo ponemos, estoy de acuerdo.
Respecto a la mentira, espero que no lo digas porque todavía no te he mandado el libro que ganaste. En breve lo tendrás.

Cardo, ¿y si alguien miente con el fin de acabarse la bandeja de turrones?
Estoy muy de acuerdo con eso de que la mentira es peor que la mayoría de los pecados.

Chic, también podrían serlo los contrarios: estar demasiado poco en la ducha (por el olor), o ser vegetariano (por alguna razón que ya encontraremos).

Lasa, lo que le faltaba al catolicismo, tener que poner peros.
Bastante adversativo es todo ya.

Vecu, ese pecado podríamos llamarlo: pesadez, ser un brasas, o de alguna forma más contundente. Así la gente aprendería que eso NO es ser sociable.

Ana, es normal que te guste la iniciativa, porque se me ocurrió a mí. Las nubes son un poco peores, porque salen de vuestras palabras.

Entiendo perfectamente el pecado del que me hablas, por cierto. Tomaré nota.

HombreRevenido dijo...

Por cierto: palabra de verificación "hotcou".

Recuerdo perfectamente mi año de C.O.U., y no, no podría hacerse una película americana sobre ese año que se llamara "Hot COU".

Anay dijo...

Yo no quitaría ninguno. Bueno, si me amenazaran con un cuchillo jamonero diría que la gula, pero por decir uno.

Le doy mi voto a pecaminizar a la familia de la col, y añado:
- la mala educación
- la alitosis
- la apatía

La empanadilla perdida. dijo...

Yo quitaría la gula, que esto es como la vigilia, que se ve pasado de moda.

Y añadiría la hipocresía, el dogmatismo, las pamelas y el tunning.

Guillermo dijo...

Pues yo quitaría la envidia porque el pensamiento no es delito. Yo te tengo envidia de lo bueno que es tu blog y lo confieso pero no acepto más penitencia que seguir leyéndote y tratar de mejorar.

Ya que tienen que ser siete pecados pondría en lugar de la envidia y sin duda alguna, la traición que sí es un hecho y no una idea (aunque a veces la envidia induzca a traicionar, pero es una larga historia ¿verdad Judas?)

HombreRevenido dijo...

Anay, ¿una vegetariana criticando en público a un vegetal? Me dejas de piedra.
Buenos pecados, apuntados quedan. Aunque sólo sea por no ser apático y maleducado.

Empanadilla, completamente de acuerdo con lo de las pamelas y el tunning. Añadiría la lambada (el baile prohibido).

Eso de convertir en pecado mortal el dogmatismo... es un poco dogmático ¿no?

Guillermo, envidiar mi blog debería tener algún tipo de castigo, aunque sea un apercibimiento. Con la de cosas agradables que poder envidiar...
Ay, la traición, la peor entre las peores ideas. Buen apunte.

pobre pero honrado dijo...

Bonitas nubes, ha de ser impresionante una tormenta cargada de pecados.

Yo pondría el abuso. Eso de someter al que sabemos más débil siempre me ha parecido de lo más cruel y ruin.

Y para quitar de la lista, la lujuria. Si si clarísimo, se necesita ser retorcido para calificar de pecado semejante virtud.

HombreRevenido dijo...

Pobre pero honrado, me has convencido totalmente con lo del abuso. En justicia, tiene lo peor de los peores pecados.
La lujuria a volar libre... más o menos como ahora.

LuisD dijo...

Yo quitaría gula, porque uno puede comer por el solo placer y el hecho de disfrutar la comida y no por necesariamente porque le haga falta al cuerpo; y eso no hace daño a nadie.
Lo sustituiría con el pecado de la estupidez sin sentido, ya que uno puede a veces decir alguna estupidez para relajar los ánimos o algo asi, pero hay quienes dicen estupideces que solo hacen encabronar porque no vienen al caso. Y eso hace pasar un mal rato.

HombreRevenido dijo...

La estupidez, LuisB, es una excelente aportación a la lista.
Aunque más que un pecado es una pandemia, de extendido que está.