jueves, agosto 30, 2007

¡Anda!



Como está visto que las metáforas y la alta poesía no son lo vuestro, voy a tratar temas prosaicos al alcance de cualquiera.

¿Os acordáis de la infancia, de cuando erais pequeños y vuestras madres os decían "anda bien, por favor"?
Qué tiranía aquella.

Sin embargo, pasa el tiempo y aquella imposición tiene sus frutos. Hoy me fijaba en la gente por la calle, tan despreocupados, tan a lo suyo, tan hablando por el móvil, tan paseando sin ton ni son, tan mirando a izquierda y derecha al cruzar, tan esquivándolo todo, tan armoniosos, tan rectos.
No lo apreciamos, pero si os fijais un poco os daréis cuenta de que, de normal, la gente anda superbien.

Grandes méritos colectivos. Por cosas como estas da gusto ser español.

19 comentarios:

Expatriado dijo...

Para tiranía cuando tu madre te limpiaba la cara con un pañuelo mojado en su propia saliva. Eso si que era demasiado. Por suerte se inventaron las toallitas húmedas, pero esas las disfrutaron generaciones posteriores...

Me gustaría saber las madres que tenían éstos.

HombreRevenido dijo...

Expatriado, me has leído el pensamiento. He pensado en los Monty Python escribiendo el post. Iba a poner un link, pero al final me ha dado pereza. He pensado, ¿quién va a entenderlo?

Las toallitas húmedas hacen a las madres menos imprescindibles. Por eso los chavales de ahora son unos blandengues sin apego a la vida.

cardoh dijo...

si este post lo entiendo más que el haiku (para cuándo las explicaciones pertinentes de los mismos???) pero no lo comparto, mi madre nunca me dijo anda bien, por el contrario si que me limpio con la punta del pañuelo mojada en saliva y me decía que si gesticulaba se me iba a hacer la boca todavía más grande.

La empanadilla perdida. dijo...

Lo peor eran las braguitas de perlé, con camiseta a juego y lacitos rosas que cortaban la circulación, que cuando te las quitaban parecías un colador en vez de una niña...

HombreRevenido dijo...

Cardoh!, haz el favor de compartirlo, que los demás también lo quieren leer.
Convendrás conmigo que las madres ayudan a interiorizar los conceptos. Y que la gente anda estupendamente, los veo en la calle y no dejo de asombrarme.

Estaba pensando haceros un croquis del haiku, pero sería como intentar enseñar a multiplicar a un nihilista, fracasaría en mi intento y además os fastidiaría durante un rato.

Empanadilla, entiendo que has abandonado ese peligroso hábito del perlé, por tu bien. Eso tenía una función, demostraros que la vida no es fácil. Ahora os ponéis esos tangas y esas cosas y no os quejáis.

buffy dijo...

JAJA, Que bueno lo de las bragas de perle, mi madre también me ponia los calzatines a juego...

animons dijo...

Yo andaba especialmente mal. Hombros caídos, decía mi madre. Y ahora, ya lo veis, todo se lo debo a ella.
Ahora bien, comparto el malestar de Empanadilla. Esas bragas de perlé... aún me pican en alguna horrible pesadilla.

nuakchot dijo...

jajjaja afortunadamente esas bragas con camiseta y calcetines a juego, en mi caso, era cosa sólo de los domingos. A mí no me decían que andara bien, que me sentara bien sí. Era genial columpiarse en la silla, y parecer más grande sentándome sobre las piernas. Eso todavía lo hago, para parecer más grande también :)

Peibols dijo...

O.D.I.O. a la gente que anda mal, que cruza los pies, que andan como a saltines, como de puntillitas y la gente que no tiene en cuenta al resto de los viaandantes.

Esto en los tiempos de Carlo Magno no pasaba.

Serjuzu dijo...

Un correcto caminar de los ciudadanos marca el grado de civilización de una sociedad. Eso, y su capacidad para hacer colas organizadas, sin gente que se quiera colar, apretujones ni gritos de queja. Una fila de a uno, recta, ordenada y tranquila.

Anay dijo...

Mi madre también era de las de anda bien y ponte recta (afortunadamente nada de braguitas de perlé y calcetines a juego), aunque con los años he ido degenerando y, aunque guardando las formas, soy de las que andan por los bordillos, siguiendo una linea recta (imaginaria o no), o los dibujos de las baldosas.

Manolo "el comunista" dijo...

Yo he conseguido andar recto, cabeza alta, mirada al frente, con el periódico bajo el brazo, y pasmaos tod@s, ¡con el pan en la misma mano!. La otra la utilizo para saludar y para fumar (y las colillas a la papelera, siempre y cuando tengan chapita arriba para apagarlas).
¿Cómo os podéis quejar del pañuelo con saliva, si era sinónimo de haber merendado bocata de nocilla?.
Además seguro que ahora ponéis y recibís saliva en muchos más sitios que la mejilla y sin rechistar, al final cada cosa tiene su recompensa, si nos lo hubieran dicho con nueve años...
Serjuzu, ¿fila de a uno sin empujones? ¿acaso vives en Suecia o qué?
El kaiku me suena a yogur líquido con benzohidratoínabifiactivada, sabor melocotón, of course.

HombreRevenido dijo...

Buffy, las bragas de perlé no ayudan a andar mejor, pero es verdad que os ha dejado huella. Yo las recuerdo vagamente de mis compañeras en la guardería.

Animons, por eso ahora andas como una princesa (de Mónaco). La pesadilla del perlé es difícilmente interpretable.

Nuakchot, eso lo dan en el curso de madre. Lección 1: Anda bien. Lección 2: Siéntate bien. Lección 3: No pongas caras.
Tú ya eres grande.

Peibols, ¿Carlo Magno es profesor de alguna escuela de modelos italiana?
Yo prefiero fijarme en los que andan bien, que la gente no les da ningún mérito.

Serjuzu, según tú teoría Zaragoza sería la ciudad más civilizada del mundo, porque allí el deporte local es hacer cola. La gente pasea, ve una cola y allí se colo-ca, por si acaso dan algo.
No sé, no sé.
Ahora bien, la gente tiene andares elegantes por las madres. Y las madres, se sabe, son las garantes perpetuas de la civilización (incluyendo el famoso: "¿Qué se dice?")

Anay, eso es andar creativo. No deja de ser andar bien, porque controlas grácilmente el organismo, pero con el riesgo peligroso y subversivo de la innovación.
Yo también ando según las baldosas o los pasos de cebra. Para eso los ponen ¿no?

Manolo, andar es un arte marcial, y el periódico y el pan son los complementos definitivos del aprendizaje.
La saliva es buena siempre, gran verdad.

animons dijo...

Ando más bien recta... no entiendo el símil de princesa y menos la comparación con la de mónaco...espero que te refieras a Grace K. porque del resto de la descendencia, qué te diría...JAJAJAJA (si es que no tengo abuela)

HombreRevenido dijo...

Animons, te explico: "andas como una princesa" quiere decir que andas bien, que tu madre hizo un buen trabajo.
"De Mónaco", porque eres elegante pero no estirada, como del pueblo.

meri dijo...

Madre mia! mi madre nunca consiguió que caminase recta pero si lo hizo una profe de teatro... gracias a ella mi vida se ha convertido en un catwalk continuo....

totalmente a favor del coment del pañuelo con saliva... era vergonzoso pero como significaba bocata de nocilla era un trauma que compensaba superar jajajajajaja

HombreRevenido dijo...

Meri, el caso es que lo has conseguido, andar bien. Y todo el mundo contento.

¿Nocilla con saliva? ¿eso venden ahora?

Orleans dijo...

Creo que lo que nuestras madres querían en realidad era que "camináramos"bien por la vida...eso del equilibrio puede ser secundario.Abrazos por doquier.

HombreRevenido dijo...

Orleans, puede ser verdad. Y querían que tuviéramos posturas firmes ante las vicisitudes de la vida.
Utilizan una metáfora que, como suele pasar, nadie entiende.