lunes, agosto 25, 2008

Aplausos


Es norma común, en todos los pueblos, narrar siempre sus grandes victorias y sus heroicas derrotas, y a los demás que les zurzan, la lirica no aparece cuando se trata de ejércitos contrarios. El deporte no suele estar al margen de ello, es la guerra civilizada, como entendieron los griegos, de ahí que lo convirtieran en un rito sagrado.
Sólo en la literatura islandesa he encontrado obras completas que se dedican a narrar el heroísmo del enemigo victorioso. Parece extraño, demasiado alejado de nuestro atavismo tribal, y sin embargo, pensándolo mejor, todos somos simios, y por ello los grandes triunfos, propios o ajenos, como los grandes fracasos, deberían servirnos de inspiración.

Así creo que funciona el espíritu olímpico, tan lejano ya de los Juegos Olímpicos, en el subconsciente de la gente. No importa que un miembro de nuestra tribu acabe cuarto o último, su esfuerzo merece nuestro aplauso, como el campeón merece nuestra alabanza, y su bandera extranjera nos hermana y nos une.

Dicho esto, después de la sobredosis emotiva del baloncesto de ayer, quiero desafiar este pensamiento tan correcto y tan ecuánime, recordar a los que nos han hecho vibrar, pero sólo a los del pueblo. Mi aplauso, de todos modos, se reparte entre vencedores y vencidos, del mismo modo que se repartieron los 100.000 condones en la Villa Olímpica.

El primero del que me acuerdo es del mono, claro está. Aquí lo tenéis con su medalla de oro al cuello.


Yo de este tipo ya no puedo decir más cosas, porque si no vais a empezar a murmurar y a decir que me quiero casar con él.

Impresionante, con mayúsculas, el derroche de las chicas de la sincronizada. Dos medallas de plata sufridas y trabajadas. Olé por ellas y sus ovarios en remojo.


Ese sprint de Samuel Sánchez, en pleno frenesí mañanero. Estupendo.


También las bicis triunfaron en la pista, comandados por Llaneras.


Y así un largo etcétera. Los cojoneras del piragüismo, Pirri el espadachín, los navegantes de la vela (campeones ambos, los del oro y los otros, a los que chulearon de mala manera), las dos tenistas del dobles que se dejaron la piel, el gran Gervasio, el rey de la voltereta, el equipo de hockey hierba, con sus riñones de acero, la selección de balonmano que despidió a uno de los más grandes, Marta Domínguez que tropezó en el penúltimo obstáculo, los atletas españoles que no ganaron pero cundieron, nuestros ases de la marcha que casi pillan, los triatletas que tuvieron un mal día, nuestros nadadores y saltadores de trampolín, que no se ahogó ninguno, nuestros luchadores, que no se hicieron daño para alivio de sus madres, todos todos se han portado como campeones.

Y luego esta ella, Almudena eterna. Hace daño sólo de ver cómo se dobla más de lo posible.


También me gusta Tamara Abalde, de nuestro equipo de baloncesto. Aunque con sus 19 años y 1'90 de altura... no sé, creo que no me la acabo.

.

13 comentarios:

engarde dijo...

Esto si que llena de orgullo y satisfacción y no lo que hace el rey por alla por Navidad...
Muy grande Almudena Cid, si señor!!

salvadior dijo...

Gran resumen

Han sido unas olimpiadas fabulosas

yo me niego a aceptar que ya han acabado :P

creo que también haré un resumencillo así pero igual no, que la fartada que me he pegado ha sido para morirme y aburrir a todo el mundo

un beso

HombreRevenido dijo...

Pues sí, Engarde, lejos de la medallitis que explicaba muy bien Nacho, está el orgullo de competir y darlo todo. Y si hablamos de regularidad, constancia y brillantez... pocas como Almudena Cid, está claro.

Salvadior, excepto ese resquemor de corrupción y opresión que es difícil separar de semejante organizador, el espectáculo ha sido sensacional.
Nos dejan con ganas de más, y serán aquí al lado, en Londres.
Tremendo, repito, tu seguimiento de las gimnasias.
En fin, habrá que volver a la vida cotidiana, que también es fuente de inspiración.

Jose Luis dijo...

Lo de los lemmings es BEST COMMENT EVER...de hecho estuve riendome como 6 minutos seguidos cuando lo leimos...y mi tope estaba en 4...con pipí eso si, que tu no lo conseguiste, pero todo se andará...

HombreRevenido dijo...

Lo celebro, Jose Luis. Hay que decir que el comentario fue mío, pero la imagen del público arrojándose al precipicio fue una creación colectiva.

Ana arándanos dijo...

Y ahora... fútbol, fútbol y más fútbol, que empieza la Liga.

:(

HombreRevenido dijo...

Pues no tardará, no.
Es la historia de siempre, Ana. Lo mejor que puedes hacer es relajarte y disfrutar.

Pistols dijo...

Por favor, hay un hilo monotematico pendiente: esa pedazo de final de BALONCESTO que hubo el domingo a las 8:30 de la mañana. Lo escribo con mayusculas porque fue del bueno, del mejor.
Nadie podia imaginar un partidazo de tal envergadura, al descanso se habian superado marcadores que en otros encuentros reflejan el final del partido.

Podria escribir lineas y lineas elogiando lo que hicieron nuestros jugadores (los de la ÑBA, claro esta), pero voy a resumirlo en un escueto: GRACIAS CHICOS.

HombreRevenido dijo...

Sí, Pistols, de eso ya hablaba el post anterior.
Creo que compartí la misma emoción.

Orleans dijo...

Han sido unos juegos increibles.A falta de internet he disfrutado viendo competiciones.Olé por tdos los nuestros,y por aquellos que sin ser del país han compartido con nosotros su talento,esfuerzo y orgullo.
Eso sí,un aviso,no hemos quedado ni entre los diez primeros...hemos de apretar un poquito más...en la pista,el ring,el campo...no en el wc!

HombreRevenido dijo...

Entre los 10 primeros quedan los países avariciosos, Orleans. Compartir es vivir.

Pistols dijo...

Me di cuenta despues de postear, esto de no dejar tareas pendientes, no conectarse y leer del último al primero tiene estos "problemillas, jeje, pero bueno lo dicho sirve igualmente.

HombreRevenido dijo...

Dicho está, Pistols. Ya me había parecido que te había pasado eso. Somos simios, impacientes por naturaleza, no hay remedio.