domingo, agosto 24, 2008

Orgullo


Absolutamente emocionado por la exhibición de la selección española de baloncesto en la final de los Juegos Olímpicos sólo puedo repetir de nuevo: sois acojonantes. Sois una de las cosas más grandes que le han pasado al deporte español en toda su historia.

Superando las contrariedades: la lesión de Calderón y un rival inmenso, que no pasa el control antidoping (no lo olvidemos) y que contó con la complicidad rastrera y vergonzosa de la terna arbitral. Todo el mundo vio la garra y la determinación de un grupo (ríete tú de los niñatos del fútbol) que le puso los huevos de corbata al prepotente equipo americano (lleno de perdedores ilustres, por cierto).

Este es el camino del baloncesto, del deporte. Por eso hay platas que se convierten en oro en el corazón de la gente. Que es mucho más de lo que otros conseguirán jamás.

14 comentarios:

Serjuzu dijo...

Esto no ha sido plata, ha sido Oro Blanco (que es más caro)

Impresionante partido. A ver cuando aplican las reglas FIBA para todos, que lo de los pasos ha sido acojonante (El último balón del partido de Navarro ironizando con los pasos, genial)

Campeones

Anónimo dijo...

Pese a la desastrosa semifinal, parece que los chicos del balonmano tambien han conseguido una medalla de bronce merecida. Yo he visto la segunda parte y partidazo. Lástima que sean tan irregulares en el juego.

Del baloncesto que decir, son muy grandes aunque a mi me gustaban más con Pepu.

HombreRevenido dijo...

Serjuzu, es lo que le ha sobrado al partido, tres espantapájaros aplicando el reglamento, que conocen perfectamente, tragándose el pito.
Campeones sin discusión.

Anónimo, no he visto el balonmano pero es también un gran éxito. El resultado lo dice todo. La regularidad ha sido su punto débil, pero bueno, han dado también grandes momentos.

Con o sin Pepu, con o sin Aíto, con osin Pesquera, con o sin Gasol, con o sin Ricky Rubio, lo mejor de esta selección es que representa a todo el baloncesto nacional, no se parapeta contra nadie (como la de fútbol). No veremos a nadie diciendo: "este es un éxito de este entrenador o estos doce jugadores", es un éxito generacional. Es la gran diferencia.
Que aprendan otros.

cardo dijo...

qué nervios he pasado peor que en una tanda de penaltis. Pero como he disfrutado sufriendo....

HombreRevenido dijo...

Ha sido un sufrimiento maravilloso, Cardo. No hay tanda de penaltis que se le pueda comparar.
Cuando se han puesto a dos puntos, la cara de los norteamericanos lo decía todo. Tantos años, tantos triunfos y tantos sinsabores, para que un equipo como el de hoy nos hiciera felices, sinceramente felices. Del patio del colegio a las manos vertiginosas de Ricky Rubio; debo de estar haciéndome viejo, pero yo me he emocionado.

Varislav dijo...

De esas finales que da igual haber perdido (aunque da rabia, claro está) porque han demostrado ser unos auténticos campeones y, como era de esperar, mucho más caballerosos y humildes que los prepotentes USA (y eso que Kobe ha sido bastante correcto salvo cuando ha mandado callar al público).

Como ya ha dicho la prensa de aquí y de fuera, campeones morales.

HombreRevenido dijo...

Mejor no voy a decir lo que opino sobre Kobe, porque esto lo lee gente sensible.
Este es uno de esos casos en los que el resultado no retrata al campeón. En eso sí estoy de acuerdo, Varislav.

señor ep! dijo...

Escribo desde aqui, si, desde aqui, sin poder moverme todavía debido al efecto velcro que realiza mi piel de gallina continua sobre el tapiz de mi sofá; escribo desde aqui, desde el cielo momentaneo en la tierra, desde el corazón de las personas humanas conocedoras de lo que vale un esfuerzo por encima de las posibilidades de cada uno... por encima de las cabezas de los superHeroes... por encima de los ojos del Mismisimo ser supremo que dicen que creo esto...
escribo también a Telepizza para que me traigan la comida y no morir de hambre para poder recordar esta hazaña hasta el día que me muera.
Escribo desde aqui... y a ratos, también desde aquí, lloro.

Alberto Colombo dijo...

Genial y totalmente merecido. Sin duda despues de USA el de ESpaña es el mejor basket del mundo en este momento.

Y un par de escalones mas abajo venimos nosotros, los argentinos.

Fue una final impresionante. Un lujo.

HombreRevenido dijo...

Señor Ep!, esa piel de gallina embrutecida... cómo le comprendo.
Yo tampoco me he movido mucho, sólo conmovido. Es curioso que el deporte movilice tantas emociones, el orgullo, la fe, la nostalgia.

Alberto, no era mal podium ¿verdad?, con la campeón y excampeón olímpico, junto al campeón del mundo.
Un lujazo, sí señor.

Orleans dijo...

Partido grande,enorme,eterno como los brazos de Gasol.La final ha sido el mejor partido de la selección curiosamente...a estos yankees les damos la enhorabuena porque han sido los campeones,pero a los argentinos les debemos una peineta...y recordarles,que de nuevo estamos por encima de ellos.Qué petulantes son cuando quieren.Somos el mejor equipo blanco del mundo,que es fotin!

HombreRevenido dijo...

¿El mejor equipo blanco del mundo? ¿por fin has visto la luz y te has hecho del Madrid, Orleans?

A los argentinos, o los exterminamos a todos, lo cual sería agotador, porque habría que hablar demasiado, discutir, darle mil vueltas, o los acepatamos como son (esto es, casi tan cabrones como nosotros).
No, la verdad es que a mí, salvo excepciones, me caen muy bien.

Orleans dijo...

No me digas que como slogan no está bien,jajajaja.No,si yo no tengo nada en contra de los argentinos,lo que sucede es que antes de las olimpiadas se metieron un poco bastante con nosotros,los aficionados...dijeron que éramos unos escandalosos y que le dabamos mucho bombo a los méritos...vamos,como si ellos fuesen mudos y altamente silenciosos.Jajaja.
Venga,va,un poquito de paz!

HombreRevenido dijo...

Orleans, en eso estoy de acuerdo, ellos son más escandalosos todavía.