miércoles, julio 28, 2010

Lovezilla


Aquello... aquello no fue un orgasmo, fue un terremoto.

Mis condolencias a las víctimas.
.

9 comentarios:

nhtg dijo...

¡Qué descarado, ese chico!

Orleans dijo...

Me encanta!!! sexo deconstruido.

Nana dijo...

Profe, no me copie usted, que ya es mayorcito. Mire que lo denuncio a una sociedad de ésas de latrocinio intelectual.

Alonso dijo...

Profe, yo a veces no entiendo tus posts (cosa que tampoco es extraña, porque estoy aprendiendo). Si la cosa es por la Love Parade, y habiendo tanto erasmus, yo ya dije que al menos murieron con love y con erasmus, y que hay, por desgracia, muertes bastante más tristes.

¡Larga vida a la Polifonía Renacentista!

HombreRevenido dijo...

Nhtg, está tan concentrado en lo suyo que se ha quedado sin expresión, con el rostro pa dentro.

Orleans, mientras no tiren tu casa es un enorme espectáculo.

Nana, qué más querría yo que copiarte a ti. No recordaba tu post (que está muy bien) al escribir esto. Me dejé inspirar por el dibujo (el subconsciente luego hace lo que quiere, de él no me hago responsable).

Alonso, no va por la Love Parade, no soy tan retorcido. Aunque reconozco que justo después de publicarlo lo pensé, por el título mayormente.
El amor causa catástrofes. Aunque muchas menos que las avalanchas humanas, claro.

El guardian del Faro dijo...

Perfecto..... un terremoto de esos aquí en mi casa.....y que se derrumbe la del pesao del 17.

¡Jajajaja!

Alonso dijo...

Oki, profe. Mirando requetebién el dibujo ya creo que lo entiendo del todo. No me sorprende que el chico no tenga cara (o que la tenga pa dentro). Lo que de verdad me sorprende es la serena cara de satisfacción de la chica. ¿Es verdad que hay mujeres a las que les gusta el sexo?

Duende dijo...

Esto es como el aleteo de una mariposa a otro lado del mundo que puede provocar un huracan... Un polvarraco que provoca un terremoto... La teoría del caos...

HombreRevenido dijo...

Guardián del Faro, como luego pase lo primero y coincida lo segundo... ya verás tú qué cargo de conciencia.

Alonso, se sospecha que alguna hay. Fuera de los dibujos y las leyendas no se ha llegado a comprobar ese extremo.

Duende, tiene que ser un aleteo fuerte, enérgico, ya me entiendes.
Pero sí, es más o menos así.