jueves, septiembre 13, 2007

Alimentos que nos hacen decir ¡ostras! - 2 - PASTELITOS DE LA PANTERA ROSA


Los pastelitos de la Pantera Rosa son la merienda del gourmet, la tentación del eterno adolescente en el supermercado, la dosis justa de empalago, como el amor.

¿Quién dijo que las grasas saturadas no pasarían al imaginario colectivo? Piensa en rosa.

18 comentarios:

Anay dijo...

Así viendo la foto dan ganas de pegarle un bocao, aunque yo era más de phoskitos, que para el caso debe de estar a la misma altura en cuanto a grasas saturadas.

Cambridge dijo...

De vez en cuando, me como un par.

Tengo tentaciones de volver a probar los tigretones, pero uno tiene que empezar a cuidarse. XD

Guillermo dijo...

He comido muchas panteras rosas aunque la verdad es que siempre me ha provocado cierta prevención ese color: ¿de qué demonios de colorante están tintadas? (o, por seguir el título de la sección: ¡hostia! ¿de qué demonios etc...?)

Quizá por eso, yo era más del Bony. Y ahora del donut relleno y, evidentemente, sin agujero.

¿Grasas saturadas? Peor es el garrafón.

rfjwivhr (¡ah, perdón! que la palabra de verificación no va aquí)

¡Hostia! Y ahora sale otra distinta: xryzo. ¡Vaya por Dios! Ese palabro sugiere cómo llamar a la unión de vellos púbicos...

Guillermo dijo...

...en el momento de...

buffy dijo...

Es impresionante que con los años que han pasado sigan fabricandolo... la verdad es que estaba buenisimo...

¿Os acordais del mi merienda? Que era como un bollycao pero a lo cutre?? bollo + chocolatina

Peibols dijo...

Yo era más de Phoskitos también.
Como el rosa y alo llevaba por dentro, no me hacía falta que me dieran más de fuera...

HombreRevenido dijo...

Anay, este blog es como la casita de chocolate de "Hansel y Gretel", todo comestible.
Los phoskitos están a la misma altura en todo, excepto en glamour.

Cambridge, ahora los traen de dos en dos, y ya son suficiente tentación en el super, como para luego en casa comerte uno y guardar el otro. Como saben.
Sobre los tigretones... mejor no mezclar.

Guillermo, el bony era más clásico, pero la pantera rosa más distinguido. Y no lleva ningún colorante, es el famoso chocolate rosa (¿no hay una vaca morada?).
Y mejor no hablemos de xryzos en una sección de comida.

Buffy, lo fabrican porque saben que nos puede el estómago y la nostalgia.
El "Mi merienda" era cutre, pero cumplía lo que prometía.

Peibols, menos mal que era rosa y no lo hicieron color carne.
Los phoskitos te gustaban por los cromos, seguro. Te tengo calao.

burbuja dijo...

Tantos comentarios y sólo son las 9:30 de la mañana? Pero ya estais todos despiertos? Qué suerte! Me uno a anay y pei, los phoskitos con esa especie de mermeladucha eran geniales. Y nadie se ha acordado de los circulos rojos? Eran lo mejor.
Hombrere, me encanta esta sección

la maru dijo...

No teneís piedad por los que no hemos desayunado! ¿Alguién quiere un cafecito y un pastelito de cualquier clase? Yo en un cuartito de hora os abandono y me las piro al apolo.

Serjuzu dijo...

Panteras Rosas, Bonys y Tigretones, la triada sagrada de toda una generación.

Los Phoskitos son un poco más postmodernos, mas underground.

Por cierto, las espadas están en alto: estoy seleccionado para las espartanas sesiones de sangre, sudor y raquetas!!!

Cardo dijo...

Yo era del tigreton de toda la vida y me aficioné a los pastelitos de tarzán que regalaban animalitos, creo que sólo existieron en la panadería de al lado de casa. La pantera rosa me daba mala espina ese rosa plastidecor nunca fue mi color

Alberto Colombo dijo...

No los probe pero la foto es una incitacion al mas primirtivo de los instintos

karlos dijo...

Despues de una infancia con tigretones, panteras rosas y demas, en mi juventud recale como medio Huesca en la Mildred para cargar camiones y en alguna cadena fue la vuelta a los bollos y la reposteria industrial que llegaba para empaquetarla.
Todavia hoy n mi casa hay un bote con bolleria industrial para el desayuno del sabado

HombreRevenido dijo...

Burbuja, le gente es ver comida y lanzarse a comentar (por si dan algo).
Los círculos rojos eran estupendos, te doy la razón y las gracias.

Maru, hay que desayunar. ¿No sabes que el desayuno es la comida más importante del día? Bueno, depende del día.
En el Apolo no hay Panteras Rosas, hala.

Serjuzu, pero es que lo que hoy es underground mañana es mainstream y viceversa. Vivimos en una constante deconstrucción, y eso nos va a matar de gusto.
De badminton no hablo, que estoy triste.

Cardo, tigre o pantera, ambos eran dulces como felinos lobotomizados.
Gran aportación, es verdad, los pastelitos de Tarzán con animalitos, que se quedaba la forma incrustada en el pastelito.
Existieron, ya lo creo que existieron.

Alberto, todavía los venden, fue un hito generacional y, como tal, se sigue vendiendo a nostalgicos zampabollos como nosotros.

Karlos, la bollería industrial (además de un género de porno) es un aliciente para la vida moderna. Si has trabajado con ella y sigues tolerándola es porque es buena.

Manolo "el comunista" dijo...

Mira que están buenos los jodidos pastelitos. Los venden en pack de tres junto con el Bony y el Tigretón. Si es que van provocando.

El Bony no sé que pasa que no tiene tantos adeptos.

Yo seguro que cuando sea viejuno del todo, en vez de esconderme para fumar, me esconderé para comer panteras rosas.

HombreRevenido dijo...

Manolo, al Bony le faltaba punch. O quizás no le echaban suficiente drogaína.

Me adhiero al presentimiento de clandestinidad; en un mundo sano sanísimo ya nadie respeta a la deliciosa bazofia, ni aunque sea rosa.

pobre pero honrado dijo...

Rosa, rosam, rosae…siempre me decliné por este refinado pastelillo tan maravillosamente Kitsch.

HombreRevenido dijo...

Pobreperohonrado, tú que sabes latín has dado en el clavo. Kitch y refinado, como nos gustaría ser todos.