miércoles, septiembre 26, 2007

Movimiento estático (500)


Antes de salir nos afeita la vida misma, zorra zalamera, y, cuando queremos darnos cuenta, hemos perdido la loción del tiempo. Nos enjabona despacio, se toma su tiempo, y nos quedamos de brazos cruzados, de piernas cruzadas, de ojos cruzados, de circuitos neuronales cruzados, de mensajes cruzados, de reproches cruzados, de cabellos cruzados, de caniches cruzados, de caballeros cruzados, valerosos, inocentes, terror de sarracenos, temerosos de cimitarras y, sin embargo, con el babero puesto, entregados al filo suave de la navaja de afeitar, que ¡ops! rebana laringes si no te estás quieto, quién lo diría.

Es malo y no es malo estar quieto. Para el mimo, es bueno. Para la bailarina de strip-tease, malo. Para el policía local debe de ser bueno estar quieto. Para el delicuente local, no sirve. Los cadáveres ahorran trabajo a los demás estándose quietos. Los espíritus dan miedo precisamente por lo contrario. El concejal, quieto. El comisionista va y viene. El paparazzi quieto como un perro de caza. El perro de caza en constante búsqueda como el paparazzi. El Buda quieto. Las almas transmigrando de aquí para allá.

500 entradas nada menos desde que decidí entregarme y quedarme expuesto, quieto, amojamado. 500 entradas de vaivenes y zumbidos de abeja, como si quisiera salirme de la botella de Konga-Cola en la que me metió la dulzona curiosidad.

12 comentarios:

Peibols dijo...

Y olé

Alberto Colombo dijo...

Buenisimo.

Yo siempre digo que no hacer implica hacer algo.

nuakchot dijo...

500 momentos especiales. No es sólo eso, es mucho más.

HombreRevenido dijo...

Peibols, arriquitaun!

Pues dices bien, Alberto, así que entre escribir y no escribir, me quedo con la primera opción, que me da más gusto.

Nuakchot, momentos espaciales, más bien. Porque ocupan espacio en algún servidor.
Cuando llegue a 500.000 paro (y no hablo de euros, que también).

La empanadilla perdida. dijo...

500 enhorabuenas por esas 500 exposiciones!. Amojamada me dejas.

Anda, te afeitas con navaja! ¿Y después vas a la taberna a pedir un whisky doble?
Tú eres Lucky Luck ¿verdad?

HombreRevenido dijo...

Empanadilla, enhorabuena a vosotros, lectores intrépidos, por disfrutarme.

Me afeito con navaja y me subo el pantalón hasta la primera costilla. Soy más bien un hombre de verdad, tipo John Wayne.

Orleans dijo...

APLAUSOS!Genial,chato!
Por cierto,felicidades por la efemérides!Besos.

maria dijo...

bravobravoybravo!!

500 veces gracias por dedicar un ratito a escribir para que nos formemos en esta bendita academia... jamás un monito dio lecciones tan divinas...

nos vemos pronto por las huescas!!

mua!

burbuja dijo...

500 gustazos de leerte. Gracias por esta magnifica obra y que sigamos disfrutándola.

HombreRevenido dijo...

Orleans, gracias gracias. Apláudoteyo.

Maria, la diversión no está reñida con el aprendizaje. En 500 intentos alguna vez habramos acertado. Aunque la mayoría de las veces conseguimos un meritorio aburrimiento intrascendente. Venga, todos al árbol.

Burbuja, es hablarme de la obra y pensar en el Opus Dei. Me emocionas. Se aceptan donativos.

pobre pero honrado dijo...

Como incondicional y fiel discípulo de esta academia, también quisiera felicitarte por las 500 entradas.

De todas formas, para mí, lo realmente llamativo, es que las 500 están cargadas de una extraordinaria y elegante lucidez, que jamás te deja indiferente.


Y aunque solo soy un mono que cubre su ignorancia con pedantería y sus miedos con soberbia, concédeme el crédito cuando te digo que tu estático viaje vale la pena.

HombreRevenido dijo...

Pobreperohonrado, alma gemela, yo también soy pobre y me siento honrado por tus palabras. "Elegante lucidez" es uno de los nombres del azar (el chimpancé ante la máquina de escribir). Y la indiferencia... es ese monstruo retorcido contra el que militamos, la lucha que más nos une.