lunes, septiembre 17, 2007

Consultas externas


A la gente le gusta mucho hablar. Y uno está esperando a que le atienda un otorrinolaringólogo a quién pidió cita hace meses, escucha ciertas cosas y no puede dejar de comprobar lo que luego le confirma el doctor: su oído está perfectamente, como nuevo, irremediablemente, precisamente el día en que le vendría bien una leve sordera o un iPod.

"Los huevos son buenos pa la garganta" le decía una mujer a otra. ¡Epa! Sin quererlo me he dejado llevar por esa conversación que era como un perro lazarillo guiando a otro perro lazarillo. Menudo recital, menudo duelo de enfermedades, ten, ten, no ten... Pues a mí me encontraron... anda que yo pillé... ¿ves? ya me lo empiezo a notar por el pecho. Qué barbaridad. Ha sido como revivir a los Martes y 13 con peluca, y no podía evitar escuchar, estaban allí al lado.

Cada frase era mejor que la anterior. Y a veces incluso opuesta. Del: "mira, yo no me fío de los médicos", se pasaba rápidamente (a la velocidad del tópico) a un resignado "bueno, ellos son los que saben, que sólo faltaría, que pa eso han estudiao". Interesantes vaivenes.
El problema es que se han ido creciendo poco a poco hasta que una ha soltado: "y me empezaron a salir arenillas que aquello parecía una gravera". Diosss, quién me mandaría meterme en las conversaciones ajenas, yo, a 3 metros de ellas, conteniéndome una carcajada brutal, haciendo ejercicios de respiración de embarazada para no reírme. Uff, qué mal rato. Sobre todo cuando la otra le ha contestado: "Si es que tenemos tanto... tenemos tanto en el cuerpo que, chica, como pa saber..."

Y me he tenido que levantar a dar una vuelta antes de mearme allí mismo, con el propósito firme de aprender la lección.
La gente es sabia y locuaz.

15 comentarios:

Guillermo dijo...

Jur, jur... Te pondrías peor del oído, supongo.

¿Y le asignas la etiqueta de "naturales" a esto? Yo creo que a tus compañeras de cita previa les corresponden al menos todas las siguientes categorías de tu blog:

* Animales Acojonantes
* Arte y literatura
* Comedor
* Educación física
* Filosofía
* Lenguaje
* Manualidades
* Matemáticas
* Recreo
* Religión
* Sociales

HombreRevenido dijo...

Guillermo, te aseguro que fue una mezcla entre un documental de National Geographic, el Dr.House y Lina Morgan, por eso creo que las ciencias naturales lo engloban muy bien. Aunque realmente tenían un poco de todo.

Animal acojonante el humano, que habla por no callar.

Peibols dijo...

Pues el día que te toque urología y las oigas hablar de males más bajos pero mayores, igual se te quitan las ganas de llegar a señor mayor y comer cosas de señora mayor, fijate lo que te diga.

Pero aún arrastras la otitis, jomio?

burbuja dijo...

El otro día tomando un café me enteré de varios remedios caseros como el cómo curar almorranas con hojas de ortiga (hay que meter las hojas en la cartera, que al principio me asuté)y cosas igual de agradables por el estilo.Eso sí no es que yo les oyera es que estaban proclamando a voz en grito todas sus incomodidades.

kaktus dijo...

Yo estaba con Burbuja.
Horribles, las almorranas.
También detallaron que las castañas son otro tipo de solución para el mismo problema. Pero no sé (ni quiero saberlo) cómo se usan las citadas castañas.

karlos dijo...

El problema que tienes es que solo oyes los agudos, como yo el que no es un pococ agudo ni lo oigo ni quiero.
Kaktus, las castañas hay que ponerselas en un bolsillo, nada de usarlas como supositorio.

la maru dijo...

Peor es cuando una de estas loros te mira directamente a los ojos y sin más, te mete en la conversación con una pregunta directa;-¿Y tú niña es la primera vez que vienes?
Y ahí estás tú, en la salita de espera del ginecólogo pensando que, la Sra. en cuestión, donde debería ir es a la facultad de medicina a dar clases. Qué cantidad de enfermedades, víruses y antibióticos conocen estas sujetas.

Alberto Colombo dijo...

Insoportable Mono..prefiero que me torturen los talibanes antes que escuchar esas conversaciones de competencia de dolores o enfermedades

HombreRevenido dijo...

Peibols, espero no encontrarme a esas dos mujeres en urología. Sería ya el colmo.
La otitis está olvidada; era sólo una visita preventiva, pero me dijeron que todo está curado, audición perfecta (¿me darán el papel?) y hala, ya puedo volver a meterme plastidecores por las orejas sin peligro.

Burbuja, a ver a ver a ver, que lo entienda. ¿Curas las almorranas poniendo hojas de ortiga en la cartera? Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme.

Kaktus, qué curioso que estén juntos un kaktus y una burbuja, suele ser poco frecuente, o incluso accidentado.
Las castañas... ¿crudas o asadas?.
Me dejas de una pieza (de mazapán).

Karlos, es que hablaban de dolores agudos y dolencias graves, de ese amplio espectro es difícil librarse.
Las castañas al bolsillo, claro, como no caben en la cartera...

Maru, mi primera reacción fue ensimismarme con lo que fuera (el móvil me ayudó, por eso pude ir apuntando textualmente). Tras el amago de carcajada ya no sabía dónde meterme, intentaba no escuchar, pero ya no era posible.
En cuanto a enfermedades... lo del cólico que deriva en "gravera" creo que lo exageraron un poco.

Alberto, hay gente tan sensible que es capaz de experimentar enfermedades que se inventa. Es mejor no contagiarse luego.
De los talibanes no voy a decir nada, que ya Shalman Rushdie dijo no sé qué y todavía lo andan buscando

Serjuzu dijo...

Las consultas, y mas concretamente sus salas de espera, son la versión moderna del foro de los romanos. Se pueden escuchar conversaciones de la actualidad política, medicina, conspiraciones, adulterios,...

Yo ya me he quitado,... no acostumbro a ir al médico a no ser que se me rompa algún hueso, o tenga una hemorragia incontrolable. Yo es uqe no me fío de los médicos, aunque ellos saben lo que hacen, que para eso han estudiado,...

HombreRevenido dijo...

Serjuzu, ¿quieres decir que una sala de espera es como un blog? mmmm... interesante.
Si es que tenemos tanto...

Orleans dijo...

Jajajaja!Tremebundo!Las conversaciones de sala de espera son lo más.
Hay un libro llamado"Diga 33" que explica las barbaridades de los pacientes.
No sé,por ejemplo:"Doctor,tengo muy mal las verticales,por qué no me receta un escarnio?
o,"me hicieron un analís y me dijeron que tenía alto el omega 3",o "con trillizos que espero,lo más probable es que me hagan la necesaria...o seguro que exploto".
Real como la vila misma.

HombreRevenido dijo...

Orleans, he leído tu comentario en el trabajo, en la empresa de un cliente, y con lo de "la necesaria" me he tenido que aguantar las carcajadas de nuevo.

Qué mierda de vida es esta si nada nos hace gracia y cuando queremos reírnos a gusto, no podemos.

Orleans dijo...

La vida sin carcajearse da asquito,niño!Besos.

HombreRevenido dijo...

Por eso, Orleans, cuando en una situación embarazosa no puedo reírme, guardo la carcajada en un tupperware y os la suelto aquí.