viernes, septiembre 05, 2008

Paso


Pasa la semana con su traqueteo. Los viandantes la miramos pasar, ruidosa, humeante y le saludamos con la mano.
Reconozco que comenzaba la semana sin expectativas y que, sin embargo, ha sido bastante intensa. Otra más. Metamorfosis de semanas con piel de cordero, que te calientan volcánicamente la natilla interior, o que te acaban dejando como el océano ese: hártico.

Tendría que haber planificado el finde en una playa nudista y recuperar las fuerzas. O haber organizado en las proximidades de mi cama una fiesta de disfraces. Como no, pues no. Aprovecharé para descansar, para leer, para capitular y recapitular.

El lunes tendremos novedades importantes por aquí.
Sé que estos anuncios os ponen.
Por eso los hago.
.

9 comentarios:

la maru dijo...

Nos tienes siempre en un sinvivir! No lo harás adrede?

Peibols dijo...

Por fin vas a anunciar tu amor secreto por mi?

Ya has tardado!

HombreRevenido dijo...

Maru, bien sabes que sí.
Doy pistas. Es algo que ya anuncié hace tiempo.

Peibols, te dije que no desvelaras lo que pasó en nuestra travesía con el ganado por las montañas.

Peibols dijo...

Ay, Enis del Mar, es que no he podido mantener la boa cerrada.
Como siempre.

HombreRevenido dijo...

La boa cerrada, Peibols, que luego ya se sabe...

Pequeña Silvi dijo...

Descansar y leer....?
Sísí, ya te ví, ya....

raza becaria dijo...

Seguro que todos sabemos lo que va a pasar pero nadie dice nada porque piensa que los demas no lo saben.

Retorcido como una raíz, sabroso como un dulcipica.

Orleans dijo...

Esto no se hace,primatillo mío!algo se cuece,algo se cuece..mirad,mirad el xup xup...ejem!!!

HombreRevenido dijo...

Pequeña Silvi, creo que me confundes con otro. Es que hay uno que es muy parecido a mí, y a veces no sé si somos dos o tres.

Raza becaria, sólo lo saben las personas involucradas en la parafernalia necesaria. Y tú, que eres la única que se acuerda de las cosas que prometí antes del verano.
¿Una raíz? ¿cuadrada?

Orleans, se cuece algo y mañana se servirá calentito. Antes no.
Es más un juego que una sorpresa.