martes, septiembre 09, 2008

Ultimando


Acaba el día y yo me formulo algunas preguntas.
Tanto trabajo, tanto ir a correr, tanta preocupación, tanto concurso de relato precoz... ¿hubiera merecido la pena si hoy hubiera sido el último día de mi vida?

Porque oye, tal vez lo haya sido. Contando que mañana los machotes del CERN ponen en marcha el descoflinador de jalones, quizás estemos más cerca del agujero negro, y más lejos del sorteo de la lotería de Navidad.

Y a mí ahora mismo sólo me preocupa una cosa. ¿A qué hora lo ponen en marcha? Y sobre todo, ¿qué me voy a poner?

Los haces de escatrones circularán más veloces que una fuina por el túnel esmaltado, simulando a escala el misterioso inicio del universo, el Gang Bang.

No sé vosotros, pero que el futuro de la Tierra esté en manos de un funcionario es como cuando en la última cena dejaron que Judas llevara el bote. Y yo, en previsión de lo que pueda pasar, me cojo el día libre. Si todo se tuerce: bacanal. Si no... venga, confiemos en la ineptitud de los científicos europeos, confiemos en que nos den un hermoso apocalipsis, aunque no sería la primera bacanal que me fastidian.
.

17 comentarios:

Carburo dijo...

Tranquilo que hoy lo ponen en marcha con unos cuantos fotones pero que no meten los protones en sentido contrario para que choquen hasta dentro de unos meses.... asi que..... nos da tiempo a varias bacanales ¿te encargas tu de organizar todo y me avisas?

pitufa dijo...

fotones con tequila!!!! donde es la fiesta???

HombreRevenido dijo...

Carburo, no estoy nada tranquilo. Además, lo de las bacanales es un tema que depende del fin del mundo. Como tú ya sabes, ante la inminente destrucción del planeta, la hembra estará más receptiva. En general.

Pitufa, la fiesta puede empezar de un momento a otro. Y cualquier lugar es bueno. Seguiremos informando.

Diego dijo...

Algún científico agorero lo comentó así como de pasada, lo del agujero negro digo, pero desde entonces no las tengo todas conmigo. Si el Big-Bang fue el origen de todo con el choque frontal sin cinturón de seguridad de fotones, protones y electrónes y se montó la que se montó, todavía no me imnagino qué pasará cuando lo hagan a pequeña escala estos friki-locos del CERN. Menos mal que son todos unos ineptos, porque si fueran todos tan buenos ya habrían conseguido una solución al cáncer y otras putadas similares. Aunque pensándolo bien si lo consiguen, lo del agujero negro, digo, entonces si que lo han curado todo de un plumazo, porque nos desintegramos y san seacabó.

la maru dijo...

Yo me enteré ayer, y dije: no tenemos bastante con los huracanes que ahora vamos a tener un agujero negro. Y encima van a probarlo aquí, en la Tierra.
Coño!, que se lo lleven a otro lao y lo prueben, que cuando quieren, bien que prueban cosas raras en el espacio.
Así que, con la congoja metida en el cuerpo, esta tarde me voy de cañas, no-se-acaso-que...

Peibols dijo...

A un fin del mundo hay que ir siempre sobrio, a la par que elegante.

Yo me he pillado una peineta de aupa, que pareceré Gasol.
Mantilla buena, para cantar saeta, como si yo fuera el Molotes.

Y un rosario, de los buenos, no de los del coleccionable.

Si acaso, yo me pondré en la zona VIP, si muero, que sea VIP.

HombreRevenido dijo...

Diego, conste aquí que los científicos no son más ineptos que, por ejemplo, los políticos. Así que no podemos pedirles que lo arreglen todo. Aunque eso sí, un agujero negro a tiempo y se acabó la crisis.

Maru, lo de los huracanes ha pasado toda la vida, lo que pasa que ahora lo sacan en el telediario. Pues lo de los agujeros negros igual. Siempre ha habido y ahora le están dando bombo, hasta que se cansen y empiecen a sacar noticias de perros que muerden a personas o viceversa.
Lo de las cañas es una solución excelente para superar el estrés pre-apocalipsis.

Peibols, te veo esperando el fin del mundo como una beata y me emociono. A ver si, con el lío, das el pego y te mandan al Cielo. ¡Que allí no habrá tema! que el Opus Dei y las beatas gayers no se mezclan bien (creo).

karlos dijo...

San joderse, ya esta en marcha, y el unico agujero negro que tengo cerca, es sobre el que estoy sentado, asi que a pagar las facturas que estaba retrasando por si acaso.

HombreRevenido dijo...

Estas cosas se empiezan a fastidiar por la tarde, Karlos. Pasa como con las tormentas.
Así que retén el pago de esas facturas hasta mañana.

Manolo "el comunista" dijo...

Dende luego, ya tiene cojones en lo que se entretienen estos tipos. Si estos científicos vivieran en España no tendríamos estos problemas. La serie sería tal que así:

En busca del Bosón perdido, en algún lugar de España:

Rolf-Dieter: - Pisha, igual habríamo de í a trabahá un poco en lah partícula esa.

Otro- Hostia maño, ande vamos a ir con esta calor, que me se van a derretir los sesos.

Becari@- Ahi va la hostia Paco, saca unos pintxos y unos txakolís pues, que de aquí no nos movemos hasta que la Real suba a primera, y además paga el ministerio.


Mira Hombre Revenido, me lo puedes contar hasta como microrelato, aunque no está relacionado con la pereza, sino con el sentido común, que se está mejor en el bar que currando, aunque seas un científico loco.
En realidad estoy acojonao, ya he pedido presupuesto para hacerme un búnker en el trastero.

Alberto Colombo dijo...

Mono hoy es 10 y seguimos vivos...el mundo no termino engullido por un enorme agujero negro.... habra que pagar las deudas...

raza becaria dijo...

En ciencia (y en ingeniería) las cosas siempre van por estadística. Se calculan los porcentajes de error y siempre se trabaja con unos mínimos. Nunca puedes trabajar sabiendo que algo va a funcionar al 100%, no avanzaríamos nunca. Es OBLIGATORIO tomar riesgos, la gracia de la ciencia es minimizarlos lo más posible (y en este caso las posibilidades serían más que desprediables).

Quien quiera jugar siempre sobre seguro que se compre un bingo y juegue solo.

Guillermo dijo...

Y encima cachondeo:
http://es.youtube.com/watch?v=LZInlOGmCtU

Herzog dijo...

La verdad es que no hubiera venido mal algun agujerillo negro que otro, pero no te preocupes que de verdad ha sido el fin lo que pasa que aun nos cuesta asimilarlo, y nuestras almas deambulan en medio de una realidad creada por nosotros, para que nos sintamos seguros y no estemos solo en el universo.
Yo que se :)

HombreRevenido dijo...

Manolo, si a mí me hubieran preguntado hace años, quién iba a saltar por los aires el planeta lo hubiera tenido claro: los supervillanos (Lex Luthor, Ángel Cristo, Osama Bin Laden y demás). Luego no, luego eran los militares y los políticos, responsables del despelote armamentístico. Ahora los científicos en comandilla. No sé. Yo creo que no habría que darles dinero a ninguno. Bueno, aquí en la Academia aceptaríamos una subvención por no investigar (como las de algunos agricultores).

Alberto, acaba de terminarse el día y del agujero negro no sabemos nada. Pero en el momento que pagues las deudas allí volverá a aparecer. En la cuenta corriente.

Raza Becaria, tras millones y millones de dólares invertidos, los grandes ideales de la ciencia se emborronan.
No te falta razón en lo de los riesgos, pero cuando la ciencia llega a extremos de poder molecular como el actual, sólo podemos admirarnos (por dentro) y descojonarnos (por fuera) ante el absurdo precipicio del conocimiento.

Guillermo, qué bueno ¿no?
Así lo entiendo hasta yo.

Herzog, vale, ahora entiendo por qué mi nevera está llena. Es todo virtual, falso, hemos caido al reverso tenebroso del universo.

Orleans dijo...

Monito,y ahora qué?me he petao todos los ahorros pensando que las micropartículas de las lechugas iban a montarla gorda!!!ya les vale!

HombreRevenido dijo...

Orleans, dales tiempo. El fin del mundo llegará. Si no es en esta, será a la siguiente.