viernes, julio 11, 2008

El día menos pensado: CINECLUB - 83 - El planeta de los simios


Planet of the Apes - 1968 - Director: Franklin J. Schaffner

Reparto:
· Charlton Heston (Coronel George Taylor)
· Kim Hunter (Zira)
· Roddy McDowall (Cornelius)
· Maurice Evans

Guión: Micheal Wilson y Rod Serling (basado en la novela homónima de Pierre Boulle)
Música: Jerry Goldsmith
Fotografía: Leon Shamroy

Obra cumbre de la ciencia ficción, de estupendo gusto y acertada ambientación. Una convincente anticipación del futuro, dominado por simios, siempre más hábiles, prudentes y atractivos. Basada en una novela que seguramente no habéis leído, ni falta que os hace. Y sí, habéis acertado, detrás de ese final magnífico se esconde el talento creador de un mono escritor, Pierre Boulle, y también el director primate Franklin J. Schaffner.

Mediante el exótico hilo argumental de un viaje espacial y temporal (el 3978 más que un año parece un precio), a cargo de humanos, entre ellos un gritón Charlton Heston, nos encontramos con un planeta utópico. Allí es verano, se respira bien, se come de todo y habita una civilización extraordinaria de simios que hablan un perfecto inglés y se visten con ropa sufrida, como para ir al campo. Destacar que la sociedad está dividida en especies, así los orangutanes se ocupan de las tareas políticas y religiosas (que ya se sabe que son la misma cosa), los gorilas del tema militar y los chimpancés componen la clase intelectual. Hasta aquí todo normal.

Como en esas teleseries en las que un extraterrestre irrumpe en la idílica tranquilidad de una familia media americana, la exquisita rutina de esa supracivilización se ve alterada por la irrupción de Taylor, un personaje con todas esas características típicamente humanas: orgullo, insensatez, carencia absoluta de sentido del humor, ya sabéis, el hombrecito cascarrabias de turno que, como ha caído de una nave, tiene que ser el puto protagonista, claro.

A pesar de ese comportamiento algo infantil hay dos chimpancés, Zira y Cornelius (en la versión doblada al español le llaman Aurelio, imagino que porque Cornelio le debió parecer poco serio a la censura), se encariñan con Taylor. Se monta el lío, empieza el despelote, las riñas, las peleas, se tiran excrementos, se suben por los tejados... vamos, lo que viene siendo una película buena de monos.
Y al final el Dr. Zaius le tiene que decir un par de cosas a la cara al humano, que no se las quería decir, pero es que se lo llevaba ganando todo el metraje. Y luego el finalazo. The End. Todo el mundo a casa.

El mundo sería mejor si gobernaran los monos, en vez de los humanos o las hienas como ahora. Ese es el mensaje principal.
Luego hay otras moralejas: que tengamos cuidado con los viajes al espacio, que no hay que bañarse desnudo en los lagos porque luego te quitan la ropa y a ver qué haces...
.

4 comentarios:

Leon dijo...

Me gustó un huevo esta peli y la he visto varias veces. Creo que la primera vez en La Clave. La historia está muy lograda y la escena final se sale.

HombreRevenido dijo...

"La Clave", madre mía, cuánto tiempo.
A mí la película me pareció grandiosa cuando la vi de niño, León. Ahora me parece interesante, pero también algo cómica. No sé, es raro.

Orleans dijo...

Pues mis niños hicieron una traducción brillantísima de la peli:el planeta de los apios...y se quedaron tan anchos!jajajaja.

HombreRevenido dijo...

Orleans, esa peli también sería posible. Un poco más estática y contemplativa. Seguro que hay algún director francés capaz de acometerla.